Primeras impresiones de Battlefield 2042 (PS5). Vientos de cambio con poco trabajo detrás

Battlefield 2042

Battlefield 2042 ha terminado su fase de beta previa al lanzamiento de juego y os contamos qué nos ha parecido la nueva apuesta bélica de DICE.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El que espera, desespera, o al menos eso es lo que dice el refrán. Los afines al género quedamos entristecidos tras el anuncio del retraso de Battlefield 2042. No obstante y tras probar la beta esta semana pasada, podemos decir sin ninguna duda que la nueva apuesta bélica del binomio DICE-EA quizá necesite algo más de tiempo de cocción pues, siguiendo con los símiles culinarios, el estado actual es el de un título frío y poco hecho. Por ello, quizá esperar un poco más y retrasar el lanzamiento al año que viene no hubiera sido tan negativo como pensamos.

El Modo Conquista, la gran apuesta de DICE para Battlefield 2042

Las expectativas en relación a Battlefield 2042, sin lugar a dudas, eran altas. Tras 8 años y con Battlefield V siendo casi maltratado por la propia EA y su comunidad, la IP regresa a un periodo casi contemporáneo sin mojarse lo más mínimo en conflictos reales y dejando de lado cualquier campaña para un jugador, abogando por una experiencia únicamente online, con todo lo malo que ello conlleva. 

En este caso, DICE ha decidido dividir la experiencia multijugador de Battlefield 2042 en tres pilares claramente diferenciados y con un desarrollo casi independiente: All-Out Warfare, una revisión del clásico Modo Conquista, Portal, centrada en las creaciones de la comunidad, y Hazard Zone, el llamado a convertirse en el competidor de Warzone. No obstante, en esta prueba anticipada solo hemos tenido acceso al primero de estos modos emplazado en un único mapa: Orbital.

Los 5 mejores juegos de la saga Metroid

Es muy probable que Battlefield 2042 no cuente con sus tres modos de lanzamiento y la modalidad Hazard Zone se lance en contenido post-lanzamiento

La reimaginación del Modo Conquista es todo lo que los jugadores podrían haber deseado. DICE ha aumentado la escala de los escenarios de forma considerable y ha dividido el mapa en grandes zonas de captura con diferentes objetivos para evitar así que los 128 jugadores en pantalla, al menos en PC y nueva generación, se abalancen y aglomeren en una sola zona de captura como venía siendo habitual en las últimas entregas.

Ahora, la prioridad de los usuarios será controlar los puntos de control de dichas áreas del mapa para dar un fuerte golpe al equipo contrario y disminuir así sus tickets de reaparición. DICE ha demostrado, por tanto, que una modalidad de juego con años a sus espaldas aún puede ofrecer algunas mecánicas nuevas que se adapten a los tiempos modernos y de nuevos aires a una fórmula algo desgastada.

No obstante y a pesar de la lejanía entre estos puntos de control, las pequeñas refriegas en puntos remotos del mapa no son tan comunes como han intentado conseguir desde DICE y los grandes enfrentamientos se siguen produciendo en los objetivos más cercanos entre sí. Estos se llevan todo el protagonismo recuperando ese caos y frenetismo que tanto nos gusta y que viene acompañando a la franquicia desde sus orígenes.

La destrucción general en Battlefield 2042 quizá haya quedado en segundo plano, pero seguimos pudiendo ser testigos de refriegas espectaculares

La destrucción, por su parte, no hace acto de presencia en un mapa que tampoco se presta a ello. Sus grandes zonas boscosas y las pocas edificaciones de esta zona de despegue hacen que Orbital quizá no haya sido la mejor carta de presentación de Battlefield 2042.

En este sentido, no puedo asumir con certeza que las palabras de la compañía sobre una mayor destructibilidad en esta entrega hayan caído en saco roto, pero, sin lugar a dudas, este factor ha dejado de ser primordial para un estudio enfocado en reinventarse con esta nueva entrega. Claro está que seguimos pudiendo hacer añicos ciertas edificaciones, pero se ha perdido ese componente en el que los mapas se transformaban conforme avanzaba el tiempo de juego.

Otra de las apuestas que más expectación ha generado en torno a este Battlefield 2042 ha sido el regreso de los climas dinámicos que tan buenos resultados dieron en su cuarta entrega (sin menospreciar a Battlefield 1) y que, incomprensiblemente, han ido desapareciendo en escala e importancia con los años. En este caso, la gran apuesta de DICE es ofrecer un clima realista y que vaya cambiando conforme avanza la partida. 

Aún queda mucho que valorar de Battlefield 2042 y ese tornado no será el único enemigo ambiental que nos encontraremos, aunque su impacto sea algo pobre

Sin duda, hacer frente a un combate de larga duración donde podemos pasar de un ambiente apacible en la zona más ecuatorial del globo a una tormenta de proporciones bíblicas es algo espectacular, pero, lamentablemente, noto que no tiene el mismo impacto que en entregas pasadas. Lo más interesante es la aparición de ese gigantesco tornado (algo que en mis partidas ha ocurrido en escasas situaciones) que penetrará en el escenario e interferirá en las comunicaciones y en el despliegue de diversos ítems electrónicos. 

Impresiones de World War 3

De base es una idea con mucho potencial, como he adelantado, pero su aleatoriedad y el poco impacto en el escenario lo convierten en un hecho sumamente anecdótico, aunque sin sacrificar espectacularidad. Volar cerca de este tornado o ver cómo eleva tanques sin mayor esfuerzo es impactante, eso por descontado, pero atrás quedaron esos mapas que capaces de dejar boquiabierto a más de uno con los conocidos “momentos Battlefield».

Un armamento más libre renunciando al sistema de clases

Aunque me ha dejado buenas sensaciones este sistema de mejora del armamento en Battlefield 2042, me genera dudas sobre cómo incorporará muchos más accesorios sin ser intrusivo y romper el ritmo de la partida

Mejores sensaciones nos ha dejado el nuevo sistema de armamento que ha visto una mejora sustancial acorde a los nuevos tiempos. Ahora el jugador no perderá el tiempo en los menús del juego y podrá cambiar los accesorios durante la propia partida.

Pulsando un simple botón abriremos una interfaz, para nada intrusiva, y gracias a la cual podremos modificar nuestras armas incorporando miras de diferente alcance, cargadores ampliados o incluso silenciadores, todo ello en tiempo real. Esto hace que la adaptabilidad del jugador sea constante durante toda la partida y solo nos queda soñar con esos mapas nocturnos donde poder cambiar de linternas a miras nocturnas en un abrir y cerrar de ojos.

A la hora de hacer uso de las armas, la sensación general es satisfactoria. Es difícil valorar el gunplay teniendo en cuenta que éste ha visto diversos cambios para adaptarse a las necesidades de la Primera y Segunda Guerra Mundial, pero ha habido una mejora a la hora de hacer sentir el peso de las armas y el retroceso. El armamento en este caso no tiene mayor misterio y lo que hemos podido probar no dista de las armas que encontramos en cualquier shooter contemporáneo.

Junto con el armamento especial de los especialistas encontramos la posibilidad de solicitar apoyo en forma de vehículos o incluso un cuadrúpedo robot que nos acompañará durante la partida

Quizá la decisión más divisiva ha sido sacrificar finalmente una de las señas de identidad de la franquicia: el sistema de clases. Esto supone, a largo plazo, una hoja de doble filo para Battlefield 2042, pues por un lado asegura nuevo contenido en forma de especialistas, los personajes que sustituyen a estas clases, y, por otro, el juego en equipo ha quedado relegado a un segundo lugar.

Por el momento solo hemos podido probar cuatro de los diez especialistas que llegarán de salida a Battlefield 2042. Estos personajes hacen las veces de ingeniero, asalto, reconocimiento, apoyo y médico, pero sustituyen los ítems únicos de estas clases por armamento especial.

Al contrario de lo que pueda parecer, estos personajes no tienen tanto peso en la partida como podríamos esperar haciendo que se convierta en una experiencia aún más individualista de lo que habríamos deseado. Battlefield 2042, en este caso, se siente más Call of Duty que nunca, pudiendo afrontar las partidas “a lo loco” preocupándote únicamente por cómo tu armamento te beneficiará a ti en lugar de al equipo.

Entiendo que plagar Battlefield 2042 de vehículos no sea lo idóneo, pero habría esperado un mayor número de ellos por parte de DICE

Por ejemplo, el especialista de apoyo puede desplegar una pequeña torreta de corto alcance que es ineficaz debido a la escala y el constante movimiento de los jugadores entre puntos. Por su parte, el rol de médico ofrece una pistola de salud, al más puro estilo Rainbow Six Siege, con la que podrá curar a los aliados y a sí mismo. No obstante, el proceso de curación propio es lento y la salud que otorga a los aliados es mínima, por lo que será más relevante hacer uso de los conocidos botiquines que de esta arma.

Impresiones de Rogue Spirit

Además, todos los jugadores tienen disponibles los mismos especialistas al comienzo de la partida, por lo que es muy probable que te encuentres con tu clon varias veces durante el transcurso de estos enfrentamientos. Esto hace que la sensación de pertenencia a un equipo haya desaparecido pues no hay ningún elemento diferenciador entre ellos, algo que me ha llevado a encontrarme apuntando a un aliado o bajando la guardia ante un enemigo porque lo confundí con un compañero.

Por el momento no sabemos si el uso de los trajes de vuelo estará limitado a un especialista en particular, una pena no haberlos podido probar en la beta de Battlefield 2042

Menos suerte ha tenido la propia interfaz de Battlefield 2042, que no solo juega malas pasadas a la hora de identificar a los enemigos sino que falla en ser claro a la hora de mostrar tanta información importante en pantalla, en especial a la hora de comunicarte con tu escuadra. Si bien aplaudo la decisión estética del sistema de mejora de armas donde han sabido insertar con cuidado mucha información en poco espacio, las opciones de marcado de objetivos ha perdido presencia en esta entrega de forma incomprensible.

Una herida de muerte a la pasada generación 

No íbamos desencaminados si asumimos en su momento que Battlefield 2042 iba a ser una experiencia visual apabullante. Se perciben ciertos cambios a peor en relación con su tráiler de presentación, de forma comprensible, pero lo visto en esta beta vaticina un lanzamiento gráficamente sorprendente en la nueva generación de consolas y PC. Los efectos atmosféricos y cómo estos inciden en la vegetación, la propia vegetación y su densidad o los modelados y texturas rinden a muy altos niveles.

El apartado sonoro de Battlefield 2042 ofrece la experiencia menos evolucionada de una IP con casi dos décadas de vida. Sigue rindiendo de forma notable, sin lugar a dudas, pero la fórmula sonora de Battlefield no ha visto una mejora sustancial en cerca de 5 años, a lo que se une un pobre uso de los auriculares Pulse 3D, al menos en el caso de PlayStation. Mejor parado sale el DualSense en cuanto a rendimiento, que ofrece una experiencia inmersiva sumamente inmersiva aunque sacrificando el uso de los gatillos adaptativos.

La climatología, aunque tenga un impacto algo pobre, genera unos momentos bellísimamente terroríficos

Sin embargo, todo esto queda empañado por un rendimiento pobre, demasiado pobre, durante los cuatro días que ha durado esta prueba anticipada de Battlefield 2042. Las pequeñas caídas en la tasa de frames en PS5 no son tan preocupantes como los problemas de conexión, ping o errores que afectan directamente al propio gameplay. Durante la beta era prácticamente imposible marcar a los objetivos o, incluso, realizar con éxito el cambio inmediato de armamento. Además, los vehículos se comportan de forma errática, como si flotaran por el mapa y no se vieran afectados por el terreno irregular del mapa.

Análisis de Super Monkey Ball Banana Mania

En definitiva, ¿Hay esperanza para Battlefield 2042? Sí, pero todo dependerá de cómo gestione EA los primeros meses post-lanzamiento. El estado actual de esta nueva entrega, si atendemos a lo visto en la beta, es decepcionante. Desde Hardline no sentía que un Battlefield me dejaba con una sensación tan fría. La experiencia de juego no es mala per se, luchar en un mapa plagado de decenas de jugadores es muy divertido y la sensación a los mandos es buena, pero algunas decisiones del estudio no agradarán en absoluto a la comunidad y los cambios importantes tienen poco peso en esta entrega.

La iluminación, la forma en la que el viento mueve los árboles y la cantidad de enemigos en pantalla hace que desee con todas mis fuerzas que Battlefield 2042 tenga un buen lanzamiento

Juzgando lo visto en esta beta es normal que haya miedo por parte de los jugadores, pero si nos acogemos a las palabras de EA en relación al estado de la propia prueba, que afirman que tiene ciertos meses de antigüedad, quizá podamos ver un lanzamiento acorde a la IP el próximo noviembre. Sea como sea, en Guardado Rápido estaremos al tanto de todas las novedades en relación a Battlefield 2042 y, en su debido momento, os traeremos el consiguiente análisis.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch