Impresiones de Baldur’s Gate 3. El principio de una gran aventura

Baldur's Gate 3 no se lanzará en agosto, pero pronto llegará más información

Os contamos cuáles son nuestras primeras impresiones de Baldur’s Gate 3, un nuevo título de la legendaria franquicia que presenta grandes novedades que lo asemejan aún más al juego de mesa en que se basa.

El 6 de junio del pasado 2019 Google emitía su Stadia Connect, una conferencia online dedicada a contar al mundo las virtudes de su plataforma de videojuegos en la nube, así como sus novedades y, como no podía ser de otro modo, sus futuros juegos. Poco o nada hacía sospechar la enorme sorpresa que nos daría uno de los últimos teasers que tenían preparados.

Una ciudad medieval asolada, un maltrecho guardia caminando a duras penas por calles repletas de cadáveres y una impactante transformación que dejaba en pantalla a un ser de sobra conocido, el azotamentes: se confirmaba así que Badur’s Gate 3 estaba en desarrollo. No somos pocos los que, desde entonces, hemos ido contando los días que faltaban hasta el lanzamiento de esta nueva entrega de una saga que es baluarte de uno de los mundos de fantasía más visitados de la historia, Dungeons and Dragons.

 Baldur’s Gate 3 recibe ya su primera actualización

Después de poco más de un año, y tras algún que otro retraso, Baldur’s Gate 3 llega hasta nuestras pantallas en forma de Early access, permitiéndonos saborear los primeros compases en una toma de contacto de más de 20 horas de contenido. De esta forma Larian Studios, creadores del que probablemente sea el mejor RPG de corte clásico que existe actualmente, Divinity Original Sin 2, quieren repetir la fórmula que tan buenos resultados les ha dado en el pasado, puliendo su diamante en bruto a lo largo de diferentes iteraciones y con la ayuda del feedback de los usuarios, hasta convertirse en el gran título que está destinado a ser.

Nos encontramos ante una apuesta que, sin duda alguna, será la más alta a la que se haya enfrentado el estudio belga. En este caso no estamos hablando de un proyecto creado y moldeado por el propio equipo, sino de uno de los universos fantásticos más relevantes de la escena rolera, con todo el bagaje que ello conlleva, algo que sin duda condiciona el margen de maniobra y que pondrá muchos más ojos encima del proceso. No en vano, Bioware dejó el listón muy alto hace 20 años con Baldur’s Gate 2.

El retorno a un Faerun mucho más oscuro

Uno de los principales aspectos diferenciadores de Baldur’s Gate 3 respecto a sus antecesores es sin duda alguna su historia. Esto es algo que se esfuerza en dejar claro desde el minuto 1 con su espectacular secuencia de introducción. Nos encontramos ante una trama mucho más madura, con tintes oscuros, y donde la línea entre el bien y el mal no siempre está clara y en la que tendremos que enfrentarnos a más de una decisión bastante dura.

La atmósfera de Baldur’s Gate 3 será mucho más oscura de lo que estamos acostumbrados

Todo comenzará con el protagonista, es decir nosotros, secuestrado a bordo de una extraña nave por los azotamentes, unos seres de increíble poder, provenientes de otros planos cósmicos y con un aspecto muy similar al de las criaturas de las novelas de H.P. Lovecraft. Pero no seremos los únicos, y es que, según parece, multitud de seres de diferentes razas y provenientes de todas las regiones han sido capturados y encerrados en cámaras para llevar a cabo diferentes clases de experimentos, entre ellos, introducir un parásito en el cerebro de los sujetos que, paulatinamente, irá tomando el control del huésped y terminará por convertirlo en un azotamentes.

A partir de aquí, el objetivo principal está claro: hay escapar de nuestros captores como sea y buscar la forma de deshacernos de la criatura que poco a poco intentará adueñarse de nuestra mente.

Final Fantasy XVI completa ya las primeras fases de su desarrollo

El elenco de personajes encargado de dar forma a este argumento se ajusta perfectamente al tono de este: cada uno está dotado con una fuerte dosis de carisma y gran personalidad, haciendo que conectemos en seguida con ellos. Además, se ha puesto mucho mimo y cuidado en a la hora de tener en cuenta su simpatía hacia los otros, sus recelos y sus intereses privados.

Esto influye en la manera en la que se relacionarán con el resto de personajes, haciendo que apoyen o no nuestras decisiones y aportando diferentes opciones de diálogo según nos llevemos con ellos, algo que no siempre dependerá de nosotros dado que habrá determinadas razas o profesiones que causarán en el resto, de manera casi instantánea, una animadversión que no se molestarán en disimular.

Las expresiones de los personajes de Baldur’s Gate 3 mostrarán abiertamente sus sentimientos hacia nosotros

Las conversaciones con los distintos integrantes de nuestro grupo, así como con los diferentes NPCs que nos encontremos, serán el principal recurso narrativo del título, aportando detalles de trasfondo tanto de nuestros compañeros como del mundo en el que nos encontramos. Estos detalles servirán asimismo para mostrar la profundidad del mismo a los recién llegados y, a su vez, harán las delicias de los más veteranos pues no faltarán las referencias a los títulos anteriores.

Además de las conversaciones y las secuencias cinemáticas, podremos examinar los diferentes objetos y escritos que nos encontremos por los escenarios. A través de sus descripciones, podremos desgranar detalles de su contenido, sus dimensiones y resistencias, e incluso referencias a eventos históricos como ocurre, por ejemplo, en la saga Dark Souls.

Al examinar un objeto en Baldur’s Gate 3, obtendremos una vista muy detallada del mismo y sus características

Decisiones, combates por turnos y dados, ¡muchos dados!

Una vez pasado el prólogo, el primer reto al que nos enfrentaremos será la creación de personajes, un aspecto que requerirá que nos tomemos nuestro tiempo dado que las elecciones que hagamos tendrán su repercusión en el transcurso de la aventura. Por ejemplo, si elegimos un personaje de raza élfica los escenarios más oscuros se verán completamente iluminados, gracias al don de la visión que los elfos poseen.

Para ello los chicos de Larian, han diseñado en Baldur’s Gate 3 un editor con un amplio abanico de opciones de personalización, ciñéndose lo máximo posible a la hoja de personaje del juego de mesa en el que está basado el título, Dungeons and Dragons 5º edición, el cual se encuentra dividido en 6 categorías.

La conocida como Origen sería similar a la del mismo nombre en Dragon Age e incluye historias particulares del protagonista que condicionan su naturaleza, abren abanicos de posibilidades y tienen repercusión en la historia. En cuanto a razas, cuenta con un total de 8, incluyendo sus posibles subrazas, a saber: Elfos, Tieflings, Drow, Humanos, Githyanki, Enanos, Semi-Elfos y Halflings.

Respecto al aspecto, en Baldur’s Gate 3 podremos elegir voz, tipo de cara, tono de piel, color de ojos, estilo de peinado, color del pelo o los tatuajes que llevaremos. En esta versión de Early Acces, las clases están limitadas a seis, incluyendo clérigo, guerrero, explorador, pícaro, brujo y mago, con algunas de sus subclases correspondientes disponibles.

Las habilidades describen capacidades del personaje que incluyen aspectos como intimidación, investigación, supervivencia, atletismo, percepción y otras adicionales que afectarán al desarrollo de la gran aventura que tenemos por delante. Finalmente contaremos con los atributos clásicos como fuerza, destreza, constitución, inteligencia, sabiduría y carisma.

El editor de personajes de Baldur’s Gate 3 es una fiel adaptación de la hoja original de personaje de D&D

Entrando de lleno en el apartado jugable, nos daremos cuenta de que esta nueva entrega de Baldur’s Gate pone todo su empeño en ofrecernos una experiencia con muchísima libertad de decisión y donde los elementos del rol de mesa estén perfectamente integrados.

En Baldur’s Gate 3 se ponen a nuestra disposición una gran variedad de situaciones, que se nos irán planteando a medida que conocemos al resto de personajes, multitud de opciones para conversar, basadas en las elecciones que hemos llevado a cabo durante la creación de nuestro avatar, así como diferentes maneras de enfocar un problema o combate.

Algo que me ha gustado especialmente en este sentido es la inclusión de los 2 elementos roleros por antonomasia: el máster, o director de juego, una voz en off que nos narrará los pensamientos y las sensaciones del personaje, así como los detalles de lo que vamos viendo gracias a nuestro valor de percepción, y, cómo no, los dados, cuyas tiradas dictaminarán el éxito o fracaso de nuestras acciones.

En Baldur’s Gate 3 usaremos los dados tanto en los combates como en las distintas conversaciones que se sucederán y que, en esta ocasión, no serán transparentes al jugador sino que deberemos tirar el clásico dado de 20 caras y comprobar su resultado tras sumar los posibles bonus que tengamos. Ambos elementos, los dados y el máster, contribuyen a crear una experiencia mucho más inmersiva y hace que el jugador tenga la sensación de estar participando en una partida clásica de D&D.

En Baldur’s Gate 3 tiraremos virtualmente los dados, algo que incrementa la sensación de estar en un juego de rol de mesa

Donde más se nota la mano de las reglas de Dungeons & Dragons es a la hora de enfrentarnos con los enemigos, con un combate por turnos basado en el valor de iniciativa de los participantes y en los que los personajes podrán realizar distintas acciones que podríamos calificar en movimiento, acción principal (como por ejemplo ejecutar un ataque o lanzar un conjuro) y una acción secundaria como tomar una poción o imbuir nuestra arma de fuego para que haga más daño al enemigo.

De esta forma sus creadores se han distanciado del sistema clásico de las anteriores entregas y le han agregado además un componente táctico, pues los entornos jugarán un papel muy importante en las batallas. Su verticalidad nos permitirá posicionarnos en las zonas más altas para tener un bonus a los ataques a distancia o utilizar los elementos de la naturaleza para potenciar el efecto de un conjuro, por ejemplo lanzando un rayo eléctrico a una zona mojada para abarcar a todos los enemigos sobre ella.

No voy a extenderme más sobre la mecánica de los combates ya que podríamos escribir de ella largo y tendido de lo profunda que es, pero estoy convencido de que Baldur’s Gate 3 será del agrado tanto de los jugadores habituales del juego de rol de mesa como a todos aquellos a los que les gusten los combates por turnos.

La Costa de la Espada luce mejor que nunca

En lo que al apartado artístico se refiere, Baldur’s Gate 3 cumple con nota, más aún si tenemos en cuenta que esto es sólo la primera fase del Early Access. Contamos con unos escenarios muy cuidados, con todo lujo de detalles y unos espectaculares efectos tanto ambientales, como de agua o fuego.

El diseño y modelado de los personajes de Baldur’s Gate 3 está a un gran nivel, con unas interpretaciones muy trabajadas y unas animaciones faciales dignas de las mejores producciones del género. Como colofón, sus batallas son de lo más efectistas, con explosiones por doquier y decenas de enemigos atacando, gritando y masacrando inocentes, miles de partículas y unos efectos en los hechizos que te dejarán boquiabierto.

El nivel de detalle en las facciones y expresiones de los personajes de Baldur’s Gate 3 está a la altura de una superproducción

Todo este despliegue artístico a nivel gráfico viene aderezado con una banda sonora que sabe estar sin duda a la altura de las expectativas, en la que no faltarán gloriosas melodías épicas que te invitan a la batalla, tétricos temas que aumentarán la tensión en los momentos más oscuros y dulces composiciones para los compases más relajados. Baldur’s Gate 3 cuenta con un excepcional doblaje y unos efectos sonoros de armas, hechizos y ambiente que ponen el broche de oro una obra en la que se nota que se están poniendo unos valores de producción bastante más elevados que los que se observan en la saga Divinity.

Sin embargo, no debemos olvidar que no estamos ante un producto acabado y, por ello,  en nuestra experiencia con Baldur’s Gate 3 nos encontraremos con algún que otro bug y varias asperezas que aún estar por limar. Por ejemplo podremos observar algunos errores en las animaciones, una cámara que no funciona todo lo bien que debiera, pequeños problemas en algunas situaciones de combate o ciertos textos que siguen en inglés a pesar de que el juego está traducido al castellano.

El Early Access de lo nuevo de Larian Studio deja un estupendo sabor de boca. A pesar de que se diferencia bastante de las entregas desarrolladas por Bioware, Baldur’s Gate 3 presenta una historia madura que te atrapa desde el primer momento, un sistema de combate profundo y que sabe aprovechar al máximo las características de los personajes y los entornos creando un mundo en el que nuestras decisiones tienen el peso que se merecen. En definitiva, sabe combinar de manera casi magistral todos los ingredientes para hacer las delicias tanto de los neófitos como de los más veteranos, y ésto es solo el principio.