Impresiones de Desolatium: Prólogo (PC). Prepárate para el advenimiento del horror cósmico

Desolatium

Hace miles de años, la matanza de inocentes a manos de Herodes cambiaría para siempre el destino de la humanidad. ¿Y si no nos hubieran contado bien la historia? Desolatium: Prólogo viene a llenar este vacío cósmico. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Recientemente hemos probado Desolatium: Prólogo, una pequeña aventura gráfica en primera persona con la que los chicos de Superlumen nos ponen la miel en los labios, haciendo crecer nuestro interés, aún más si cabe, por la que será su nueva obra, Desolatium, un título que ya ha cosechado más de un éxito como por ejemplo ganar el Premio a Juego más Innovador de 2018 o quedar finalista a mejor proyecto del año en la V Edición de los Premios PlayStation.

Howard Phillips Lovecraft dijo: “La emoción más antigua y más fuerte de la humanidad es el miedo, y el miedo más antiguo y fuerte es el miedo a lo desconocido”.

De entre las muchas citas y fragmentos salidos de la mente del padre del horror cósmico de Providence, ésta cobra una especial relevancia en la obra que vamos a tratar en este texto, describiendo a la perfección la sensación que será el eje central de una historia de incertidumbre y terror frente a lo ignoto que nos pondrá en la piel de Samara, una mujer que acaba de perder a su bebé a manos de Herodes, rey de Judea y que, como no tardaremos en descubrir, será un personaje de suma importancia en el título principal.

Desolatium: Prólogo es una aventura independiente que nos muestra la historia de Samara, una joven cuyo pasado determinará su futuro y el de toda la humanidad

Desolada por la pérdida de su pequeño, Samara vaga por el desierto, implorando a Dios que le devuelva su hijo. Sin embargo, será otro ente quien responda a su llamada, un ser Primigenio tan antiguo como la vida misma, de nombre prácticamente impronunciable, que transportará a Samara a través del tiempo y el espacio a un pueblo de nuestra época contemporánea.

Impresiones de In Sound Mind

Todo este contexto se nos presenta en su secuencia inicial a través de viñetas animadas en blanco y negro con algunos matices en color, un estilo muy particular que recuerda, inevitablemente, a las grandes joyas de la novela gráfica.

La viñetas de la secuencia de introducción de Desolatium: Prólogo parecen inspirarse en el estilo empleado por Frank Miller en obras como Sin City o 300

Ya a los mandos, nos despertaremos 2.000 años después de la matanza de los inocentes, a la entrada de un misterioso pueblo bajo un inquietante cielo presidido por un cometa verde que no parece presagiar nada bueno. El título se desarrolla como una aventura gráfica de las de siempre, en primera persona y con un aspecto visual fotorrealista, lo que facilita la inmersión del jugador ya sea en modo tradicional o haciendo uso de cualquiera de los dispositivos VR compatibles.

El cometa verde que vemos en Desolatium: Prólogo anuncia la llegada de Cthulhu, el horror venido de más allá del cosmos

A partir de aquí, recorrer el pueblo en busca de alguna pista que nos indique dónde estamos o qué hacemos en este lugar será nuestro principal cometido. Por el camino podremos recoger y examinar desde carteles a periódicos abandonados en los que leer sucesos y fragmentos de noticias, contribuyendo esta narrativa emergente al desarrollo de la trama principal.

Por supuesto, como no podía ser de otra forma, tendremos a nuestra disposición un inventario, el cual podremos ir llenando con toda suerte de objetos, herramientas y utensilios que más tarde nos servirán para hacer frente a los diferentes rompecabezas que obstaculizarán nuestro avance.

Impresiones de Back 4 Blood

A las mecánicas de exploración y resolución de puzles, se sumarán las conversaciones que podremos mantener con los NPCs que encontremos a nuestro paso que, en el caso de este prólogo, se reducen a una única conversación, aunque muy reveladora, con una amable anciana que da la impresión de ser mucho más de lo que aparenta y que parece saber mucho más que nosotros acerca de nuestra misión en ese lugar o lo que nos depara el destino.

Las conversaciones con los habitantes del lugar serán otra de las mecánicas centrales de Desolatium: Prólogo

Un consejo a los fans de Lovecraft y las grandes obras, tanto literarias como cinematográficas, de terror: la obra está repleta de referencias y guiños que te sacarán más de una sonrisa si, como nosotros, eres un apasionado del género, por lo que te aconsejamos que dediques tiempo a la hora de recorrer los escenarios y observar con detenimiento la cantidad de detalles que sus creadores han sabido incluir con todo el mimo y el cariño que se merecen.

Que no te engañe este austero cementerio pues, en realidad, es la última morada de personalidades como Jack Torrance (El Resplandor) y Carol Anne Freeling (Poltergeist)

En el plano artístico y técnico tenemos sentimientos encontrados. Por un lado, está su magnífico apartado gráfico y artístico que luce de manera espectacular, gracias a la tecnología desarrollada por Superlumen que permite trasladar fotografías en 360º, darles profundidad y sumergirnos de lleno en nuestra propia historia de terror cósmico. Las distintas localizaciones que hemos visitado en Desolatium: Prólogo como el pueblo, la casa de la anciana o el cementerio están perfectamente reproducidas y repletas de detalles que, con toda seguridad, brillarán aún más si vivimos la experiencia en su formato VR.

El estilo hiperrealista de Desolatium: Prólogo facilita la inmersión del jugador en el entorno dentro de este misterioso pueblo que bien podría ser el de la serie 30 Monedas

El sonido es otro factor clave para esa inmersión. Desolatium: Prólogo logra ponernos los pelos de punta gracias a sus efectos de audio tales como una caja de música procedente de alguna ventana, o lo que es peor, unos gruñidos para nada amigables que parecen seguirnos muy de cerca, buscando generar en nosotros una sensación de angustia y desasosiego. Un efecto más que conseguido si jugamos con auriculares, pues nos será casi imposible evitar girarnos en más de una ocasión, paranoicos perdidos porque notaremos esa presencia a nuestra espalda, observándonos.

Sin embargo, hay varios aspectos de este Desolatium: Prólogo que aún necesitan un buen pulido, sobretodo en el plano jugable, como la simpleza de los puzles o un sistema de navegación entre pantallas algo impreciso. Detalles que, a pesar de todo, no estropean la calidad de la experiencia la cual resulta, a nuestro juicio, más que satisfactoria.

En resumen, se puede decir que este Desolatium: Prólogo es una muy buena demostración de lo que podemos esperar del título completo cuando por fin llegue a nuestras plataformas que, a diferencia de esta pequeña aventura inicial, serán PC y PS4.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch