Impresiones de Diablo II Resurrected (PS4). Un infierno remasterizado

Diablo II Resurrected

En Diablo II Resurrected, persigue al misterioso vagabundo oscuro y lucha contra los moradores del infierno mientras investigas el destino de los demonios mayores, Diablo, Mefisto y Baal.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

La saga Diablo ya es de sobra conocida; desde la primera incursión allá por 1996, se ha ido ganando a los jugadores de forma meritoria y son muchos los que aman con locura la segunda entrega. 21 años desde la salida de Diablo II, ya iba siendo hora de darle un lavado de cara a tan remarcable juego.

Este fin de semana pasado, Blizzard dejó probar a escala global una beta de lo que será Diablo II Resurrected, un remaster del clásico juego que, desde el principio de la década, tanto vicio y noches sin dormir ha brindado a más de un jugador y, por qué no decirlo, lector de este artículo.

Análisis de King’s Bounty II

Se dice pronto, pero ya han pasado 21 años desde que Blizzard colocó Diablo II en las estanterías de los Centro Mail -actual Game España- y muchos fanáticos de la compañía fueron a adquirir su preciada copia. Ya ha pasado bastante tiempo, y las cosas han cambiado, algunas para bien y otras para mal. Pero si algo no ha se ha alterado a lo largo de los años es el espíritu de Diablo II.

Queda muy patente que esta nueva iteración de la saga sirve para reforzar al fan de Diablo y, a la vez de eso, es un pequeño aperitivo para enseñar a las generaciones más actuales lo que es Diablo en su concepto, ese título del que tantos jugadores se enamoraron en la década de los 2000 y que volverá el año que viene (esperamos) con su cuarta entrega.

El inventario es muy similar al del Diablo II original

A quien le haya dedicado un mínimo de tiempo a la versión original, se dará cuenta que desde el primer minuto apenas cambia el esquema que ya conocíamos; tenemos mejores gráficos y poco más, pero en su esencia sigue siendo el mismo juego, e incluso corre a la misma velocidad que tenía el Diablo II original.

Y puede que pienses que no se le ha dedicado tiempo al proyecto y que simplemente se le ha hecho una actualización de las texturas y los efectos y a correr. Pues no: lo que tiene de bueno Diablo II es que por él no pasa el tiempo. 21 años después sigue enganchando como el primer día que salió al mercado, lo cual deja patente el buen diseño que destilaba Blizzard a principios de esta década y que se mantiene hoy en día.

Recibiendo la primera misión del título

He tenido el placer de jugar tanto en PC como en PS4, pero me voy a centrar en la versión de consolas, dado que siento que es la más renovada, tanto a nivel gráfico como en cuanto a sensaciones de juego.

Comenzamos la partida creando el personaje que usaremos en nuestra aventura, cada uno con sus habilidades específicas. Una vez configurado nuestro protagonista, comenzamos la aventura en el mundo de Diablo, ya sea en solitario o acompañado. Jugablemente no ofrece nada diferente a lo que ya nos presentó su versión pretérita, pero sí que notamos una mejora visual… aunque no como la podríamos esperar.

Éstos son los diferentes personajes que podremos elegir

El apartado gráfico lo veo descafeinado: me explico. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero Diablo II muestra falta de detalle debido a lo limitado del hardware de aquella época y porque se buscaba que funcionara en todo tipo de ordenadores. Hoy, 21 años después, no tenemos ese problema, y añadir más elementos en el escenario le daría más riqueza al conjunto de la obra, según mi parecer.

La adaptación del teclado al mando a la hora de controlar al personaje viene siendo más que satisfactoria: nuestro protagonista se mueve de forma correcta y golpea al enemigo que tiene delante sin ningún tipo de fallo de hitboxes; pero lo que más se echa en falta un pequeño tutorial que te explique, de forma sutil, los controles y, sobre todo, la interfaz.

Personalmente me ocurrió que en PS4 tuve que investigar cómo equipar los hechizos, ya que es diferente a la versión de PC y resulta menos intuitivo. Aunque son problemas menores, sí que tienen fácil solución y en un producto de este calibre viene bien tenerlos en consideración.

La pobreza de los escenarios es similar a la de Diablo II

Diablo II Resurrected cuenta con un modo online con el que pedir ayuda de terceros para, o bien pasar la tarde juntos en el interesantísimo mundo que ofrece la obra o para dar ayuda mutua por si estás atascado en alguna misión en concreto o incluso si queréis comerciar.

Esto ya lo ofrecía Diablo II, pero esta vez viene con la posibilidad de juego cruzado entre plataformas, lo que deja en una buena posición a la propuesta y ofrecerá muchas posibilidades a la hora de conectarte con gente que te quiera ayudar. Aunque la carencia más grande, sobre todo asociado a esta posibilidad de disfrutar de la experiencia con otras plataformas, es la falta de un chat de voz para conversar de manera fluida entre PC y consola.

Análisis de Psychonauts 2

En definitiva, en esta beta me ha ofrecido bastante horas de juego con las que he pasado un genial fin de semana. Me da vértigo pensar qué ofrecerá el producto final y si nos encontraremos alguna sorpresa que no estaba incluida en el original, una nueva localización o algo similar que de más valor a este remaster, amén del nuevo apartado gráfico y las renovadas cinemáticas que, realmente, se ven de escándalo.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon