Impresiones de Expedition Zero (PC). Un terrorífico viaje a través de la taiga siberiana

Expedition Zero

Expedition Zero llega de la mano de Enigmatic Machines y la editora tinyBuild, un juego de terror y supervivencia en primera persona que nos lleva a la inhóspita Rusia y a la Siberia más dura.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

La historia de Expedition Zero nos sitúa en los bosques profundos de Siberia, en concreto, en un lugar aislado después del impacto de un meteorito. Tras la desaparición de las bases militares que aislaban el área del resto de la población, los lugareños afirman haber visto extrañas y misteriosas presencias acechando por la zona. Igual que otros títulos de terror y supervivencia en primera persona, Expedition Zero se inspira en obras como The Forest o Stranded Deep.

Siguiendo una premisa similar a la que nos plantean los referentes del género de terror y subsistencia, tendremos que recolectar materiales por el escenario y con ellos construir nuevos objetos en nuestro refugio, o incluso, proteger este último tapiándolo con puertas y ventanas para resguardarnos del frío y de los enemigos.

Sobrevivir al frío invierno

En Expedition Zero controlamos a un científico soviético que es enviado a inspeccionar esa zona después de que todo su grupo fuera atacado en extrañas circunstancias. Al llegar allí, nuestro protagonista se queda atrapado a merced del tiempo extremo: nuestro objetivo será ayudarle a sobrevivir y encontrar el camino de vuelta a casa.

En cuanto a la recolección de objetos en Expedition Zero, contamos con distintas herramientas a nuestra disposición como son una palanca, un hacha y un martillo. Estos utensilios nos permitirán conseguir materiales rompiendo algunos de los elementos del escenario. Por ejemplo, con el hacha conseguiremos madera a partir de muebles viejos, usando la palanca podremos romper cajas pequeñas para obtener plástico y componentes electrónicos, y, por último, con el martillo destrozaremos barriles y televisores viejos para extraer piezas de metal.

Recolectar materiales será importante para crear nuevos objetos y herramientas que nos ayuden a sobrevivir

El sistema de recolección resulta muy fluido, aunque a nivel técnico no acaba de ofrecer un resultado especialmente realista y a la hora de recoger objetos daremos golpes a un elemento del escenario y después este desaparecerá sin más.

También podremos buscar elementos abriendo todos los armarios, cajas y cajones que veremos repartidos por el escenario. Aun así, deberemos tener cuidado y evitar acumular demasiados objetos en nuestro equipo, dado que si sobrepasamos el peso límite que puede acarrear nuestro personaje, este no podrá correr o cambiar de zona, y nos veremos obligados a soltar lastre para poder continuar.

Impresiones de Monstrum II

Al volver a nuestro refugio podremos usar las piezas que hayamos conseguido para crear nuevos componentes y objetos usando los elementos que tenemos, tales como una mesa de reparación, una mesa de investigación y la zona de ensamblaje.

El refugio nos servirá como base de operaciones y en él podremos crear y combinar objetos

Al explorar los escenarios de Expedition Zero, nos encontraremos con archivos y fotos que nos permitirán ganar puntos de investigación: gracias a ellos podremos ir a la mesa de trabajo y obtener las indicaciones que nos permitirá conseguir nuevas recetas y planos. También tendremos una impresora 3D que nos permitirá usar los materiales que hayamos conseguido para crear piezas desde cero.

Tal como ocurriría con una impresora 3D real, los objetos necesitan de un tiempo prolongado para su elaboración. Su único defecto es que el sistema no es lo suficientemente claro para ayudarnos a interpretar qué materiales se necesitan para cada ítem, haciendo que la recolección de los elementos necesarios sea a ciegas.

Impresiones de Expedition Zero
Con la impresora 3D podremos usar los materiales recolectados para crear nuevos objetos en Expedition Zero

Además, los resultados podrán usarse con la impresora 3D para así fabricar nuevas piezas en la mesa de ensamblaje. También tendremos la posibilidad de arreglar las herramientas de nuestro inventario si nos dirigimos a la mesa de reparación y disponemos de los componentes necesarios.

Cuando aviva la tormenta, los monstruos acechan

Una vez que hayamos descansado en nuestro refugio podremos acceder al mapa o seleccionar los esquíes que se encuentran en la entrada para explorar otras zonas a nuestro alrededor. Con todo, deberemos tener cuidado ya que en ocasiones escucharemos un enorme grito que nos pondrá en alerta de la presencia de monstruos cercanos.

Impresiones de Nova Drift

Para sobrevivir en Expedition Zero, hemos de escondernos de los monstruos y evitar enfrentarnos a ellos directamente ya que si nos atrapan acabarán con nosotros. Podremos escondernos dentro de armarios o debajo de mesas a la vez que también tenemos la posibilidad de usar tablones de madera para asegurar una zona y así tener tiempo para escondernos. También tendremos la opción de usar una señal acústica que atraerá la atención de los monstruos lo cual que aprovecharemos para despistarlos y escabullirnos.

Escondernos y pasar desapercibidos será vital para evitar para que los monstruos no nos encuentren

A pesar de su aspecto intimidatorio, las criaturas en Expedition Zero presentan una IA un tanto irregular. Algunas veces son capaces de verte desde lejos y lanzarse a por ti sin piedad, y otras veces, en cambio, son incapaces de reconocer nuestra presencia aunque estemos a un palmo de distancia.

No solo deberemos tener cuidado con los monstruos. Además, también tendremos que cuidar de nuestra barra de frío y hambre, ya que si se llegan a unos niveles críticos la partida se acabará. Para evitar que suceda esto, deberemos alimentarnos con raciones de comida o acercarnos a zonas de calor para protegernos del frío.

Gráficamente es donde Expedition Zero muestra su punto más débil. Los escenarios y personajes que encontramos presentan unas texturas muy pobres y un tearing bastante notable. Sabemos que el juego se encuentra en la etapa Alpha de su desarrollo, pero estos elementos deberían corregirse de cara a su versión final.

A nivel técnico Expedition Zero muestra un aspecto gráfico insuficiente

En cuanto a su apartado sonoro, Expedition Zero aprueba sin problema. Durante el juego tendremos dos tipos de estilos musicales: una melodía tranquila que sonará en los momentos en los que estemos en el refugio, y una más enfocada a la tensión y que escucharemos cuando los monstruos estén cerca. Aunque en este momento es cuando este apartado muestra otro aspecto negativo del título, y es que los gritos de los monstruos están a un volumen demasiado alto: no importa si la criatura se encuentra a varios kilómetros, su berrido lo escucharemos como si estuviera a nuestro lado.

Expedition Zero es un título que, a pesar de sus defectos, sabe utilizar muy bien sus armas para crear un juego de supervivencia con una buena ambientación y un nivel técnico más que correcto. Si consigue corregir sus defectos de cara a su versión final, estaremos frente a un gran exponente del género del terror y la supervivencia que hará las delicias de los fanáticos del género.

Suscríbete a nuestro Podcast