Impresiones de Giants Uprising (PC). El espartaco de los gigantes

Giants Uprising

Giants Uprising es un juego de acción y aventura en tercera persona, donde controlamos a un gigante fugitivo que lucha contra la esclavitud de su pueblo acompañado de un humano convicto

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si el equipo de VARSAV Game Studios quiso con Bee Simulator, de 2019, que nos pusiéramos a los mandos de una abeja minúscula, con Giants Uprising es todo lo contrario. Este estudio polaco, formado por 40 desarrolladores, quiere introducir a los jugadores a perspectivas únicas y distintas. ¿Cómo se verá el mundo siendo un gigante? Os lo contamos en nuestras impresiones.

Giants Uprising es un juego de acción y aventura en tercera persona, acompañado de una estética medieval y que se encuentra actualmente en acceso anticipado. En él, jugaremos con Rogbar, un gigante que vive en tiempos difíciles para los suyos y su compañero con nombre de salchicha polaca, Kiełbasa, un humano convicto que llevas en el hombro y que le da un toque de comedia a la narrativa. Tu misión es simple, luchar por tu libertad, investigar lo que sucedió con tus parientes esclavizados y destruir a todo aquel que ose atacarte.

El Espartaco de los gigantes

Los gigantes han sido esclavizados para satisfacer los intereses de los humanos, ya sea como armas letales de guerra, como trabajadores e incluso como luchadores en la arena. Es aquí donde comienza nuestra historia, en los calabazos del anfiteatro, esperando para salir a la arena a divertir a las multitudes.

Rogbar y Kiełbasa, los protagonistas de Giants Uprising

Este inicio será el único momento de Giants Uprising que viviremos en primera persona y también donde aprovecharán para sacar a relucir unos gráficos, un diseño y una iluminación excelentes. Después de esta cinemática in-game, tomaremos el control de Rogbar, presentándonos una cámara en tercera persona que se desplaza ligeramente a la izquierda para darnos mejor visibilidad y como no, la sensación de estar moviendo un personaje muy pesado.

Giants Uprising nos presenta un tutorial muy básico que nos enseña a usar los distintos ataques. Entre ellos tenemos el puñetazo básico; el aporreo contra el suelo, que hace daño de área frontal; el pisotón, que hace daño de área radial y el lanzamiento de objetos. Todos ellos gastan resistencia y se pueden mantener pulsados para hacer más daño. Amén de bloquear y esquivar ataques o comer piezas de carne para restaurar nuestra barra de salud.

En Giants Uprising da gusto destruirlo todo

Una vez salimos a la arena y después de dar una paliza a otros gigantes, encontramos la forma de escapar, pero siempre gracias a las órdenes de nuestro compañero humano. Kiełbasa nos sirve durante todo Giants Uprising como un tutorial sobre el gameplay. Nos avisa, nos aconseja y, por si fuera poco, nos aporta un punto gracioso a la historia. Ver sus conversaciones nos recuerda a esos sonidos de Chewbacca y que solo Han Solo entendía.

Análisis de Undungeon (PC). El ARPG que cayó en un agujero negro

Durante los primeros minutos su jugabilidad no ayuda, pero es fácil coger soltura y adaptarte a los movimientos toscos y lentos de tu gigante. Las animaciones, las distancias, los tamaños y las velocidades están muy bien implementadas, lo cual nos aporta una gran sensación a los mandos de nuestro gigante. Todo tiene margen de mejora, pero es una base bastante sólida para tratarse de un acceso anticipado.

El árbol de habilidades nos ayudará a mejorar a nuestro gigante

Lo que más satisface en Giants Uprising es destruirlo todo y la exhibición que consigue. Hay mapas en los que te puedes encontrar con cientos de edificios destruibles y con más de mil personitas huyendo o atacándote que pondrán a prueba tu gráfica. Al acabar con humanos y destruyendo edificios cargaremos nuestra barra de ira, y una vez completa podremos usarla temporalmente para convertirnos en un poderoso gigante aniquilador de aldeas y ciudades.

Los distintos niveles que nos encontramos son bastante lineales y es fácil cumplir los objetivos porque vienen marcados en pantalla. Si en algunas fases que recibimos mucho daño, ya sea por las tropas, las trampas o las torres de cañones y no encontramos comida para subir nuestra barra de vida, podremos curarnos echando abajo edificios. Es una mecánica que hace más divertida la jugabilidad incitándote a destruir y a no parar, porque cuando te paras, mueres. Si morimos es por algo que no estamos haciendo bien, pero por suerte tenemos las herramientas en todos los mapas para salir victoriosos.

En Giants Uprising podremos sanarnos gracias a estas desafortunadas vacas

Según vamos pasando niveles de la historia e incluso con la opción de repetir dichos niveles cuando ya los hayamos jugado todos, nos darán puntos para subir pasivas en el árbol de habilidades como, por ejemplo, incrementar la onda expansiva de los daños de área, ganar resistencia al destruir edificios, cargar ataques más rápido o mayor regeneración de ira, por nombrar algunos.

Tener cada vez más pasivas nos ayudará, sobre todo, con los últimos niveles, los cuales empiezan a ser un poco duros, aunque no difíciles y nos darán un plus para derrotar a esos jefes finales, también gigantes, que se ocultan en el interior de sus murallas.

Videoanálisis de Asterix y Obelix: Slap Them All

VARSAV Game Studios no ha elegido un camino de rosas para desarrollar videojuegos. Para el estudio tiene que ser un gran reto programar y diseñar títulos fuera de las perspectivas convencionales, como en Bee Simulator y ahora con Giants Uprising. Técnicamente lo consiguen, pero con peros.

Activar la furia contra los jefes finales nos puede dar gran ventaja

Puede ser por problemas de optimización o por la cantidad de elementos en el nivel, pero Giants Uprising te obliga a bajar resoluciones o calidad gráfica para disfrutarlo a 60fps y que no se caliente demasiado la GPU. En nuestro caso hemos optado por bajar la resolución a 1080p con la calidad más alta, usando una RTX 2070 super. Con esta configuración Giants Uprising nos ha ido muy fluido, con alguna que otra bajada de fotogramas.

En el aspecto sonoro todo cumple, sonidos acertados, gritos variados, sonidos de ambiente excelentes, pero algo escaso de canciones. De momento solo tenemos texto y voces en inglés, destacando al actor de doblaje que pone voz a Kiełbasa y otras que encontramos al principio o al final de algunas misiones.

La narrativa entre misiones recuerda a las visual novel

Giants Uprising es uno de esos juegos interesantes, que arriesga haciendo cosas distintas. Tiene una base muy sólida que, sin lugar a dudas, ayudará a mejorar este acceso anticipado y a añadir contenido a su propuesta. Desde Guardado Rápido estaremos atentos a su desarrollo y de ARIA, otro proyecto del estudio que se encuentra en fase final de preproducción.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon