Impresiones de Immortals Fenyx Rising. Más que la suma de sus partes

Ubisoft nos presenta Immortals Fenyx Rising, una aventura ambientada en la mitología griega

Ubisoft nos presenta Immortals Fenyx Rising, una aventura ambientada en la mitología griega y que bebe sin complejos de grandes obras recientes. Os contamos en estas impresiones cómo ha salido la mezcla.

Corría ese último E3 “normal” de 2019 cuando Ubisoft sorprendió a propios y extraños presentándonos una IP nueva bajo el nombre de Gods and Monsters. Sin mostrar absolutamente nada de gameplay, el tráiler nos dejaba vislumbrar una aventura de acción ambientada en la Grecia clásica, eso sí, con tintes fantásticos y con un aspecto visual que recordaba sobremanera a The Legend of Zelda Breath of the Wild.

Sorprendentemente, pasaron los meses y no supimos nada nuevo de este título. De hecho, llamó la atención su ausencia en el primer Ubisoft Forward celebrado el pasado Julio; parecía que nubes negras se cernían sobre el desarrollo de esta intrigante aventura, aunque ciertas filtraciones de una versión preliminar hacían sospechar que nuevas informaciones podrían estar a punto de llegar.

De Gods and Monsters a la epopeya de Fenyx

Y así fue, en el evento de Ubisoft celebrado este septiembre se nos presentó el juego bajo un nuevo nombre, Immortals Fenyx Rising y se anunció su lanzamiento para este mismo mes de diciembre, estando disponible el título para todas las plataformas de la actual y próxima generación, incluidas Nintendo Switch y Stadia. El cambio de denominación viene dado, según los desarrolladores, por el mayor enfoque narrativo que se le quiere dar al protagonista, Fenyx (cuyo género podremos elegir), y a su viaje de evolución personal a lo largo de la trama de la propuesta.

Immortal Fenyx Rising no esconde en absoluto sus influencias. La posibilidad de escalar todo lo que nos rodea seguro que os recuerda a muchos juegos recientes

A la par que este anuncio, se mostró un gameplay extendido donde pudimos ver que aquellas influencias que se vislumbraban en el tráiler primigenio no eran producto de nuestra imaginación. Sí, Immortals Fenyx Rising bebe sin reparo de grandes obras lúdicas como The Legend of Zelda Breath of the Wild, Kid Icarus, Darksiders o, dentro de la misma compañía desarrolladora, a Assassin’s Creed Odissey. Eso sí, una cosa es beber de fuentes de calidad y otra es que la mezcla salga bien. Afortunadamente, parece que estamos en uno de esos casos donde la calidad del conjunto sea superior a la suma de los elementos.

Revisa aquí todas las noticias de Assassin’s Creed Valhalla en GuardadoRapido.com

Hemos tenido la suerte de disfrutar de una demo de Immortals Fenyx Rising gracias a la publicación de esta en la plataforma de streaming de Google, Stadia. Esta versión preliminar nos propone realizar una misión que no estará disponible, en principio, en la que podremos encontrar en los escaparates de las tiendas físicas y digitales este próximo 3 de diciembre.

En Immortals Fenyx Rising tomaremos el papel de una semideidad alada, Fenyx, que tiene como misión principal salvar a los dioses griegos y a su hogar de una tenebrosa maldición. Durante el transcurso de la aventura, combatiremos contra bestias mitológicas, dominaremos los poderes legendarios de los dioses y nos enfrentaremos a Tifón, el titán más terrorífico de la mitología griega, que presenta cierto malestar tras haber sido desterrado al Tártaro.

La trama de la demo de Immortals Fenyx Rising empieza con un pobre cíclope congelado

La trama de la demo que hemos podido jugar podría estar encuadrada dentro del prólogo de esta historia: nos encontramos en una isla gobernada por una efigie helada de un cíclope. Según nos relatan Zeus y Prometeo (que hacen de narradores del título), dicha congelación ha sido causada por la temible Circe; o no, porque ambos dioses no acaban de tener muy clara cuál es la verdad. Como iremos descubriendo a lo largo de la aventura, Prometeo parece ajustarse más a las leyendas clásicas mientras que Zeus busca sin remilgos un toque más épico a expensas de la fidelidad.

Nuestro protagonista es todo un atleta: no hay habilidad que se le resista

El objetivo de esta versión de prueba no es otro que dar a conocer las diversas habilidades con las que cuenta Fenyx. Nada más dejarnos el control del personaje, nos enfrentamos a nuestros primeros rivales. Podemos fijar objetivos y cambiar entre ellos mediante el stick derecho a la par que les arreamos golpes con la espada. Una vez superado este primer combate, se nos indica que también podemos esquivar las acometidas de nuestros rivales.

Fenyx puede usar tanto espadas como hachas en los combates cuerpo a cuerpo

Según vamos avanzando en la demo iremos descubriendo nuevas habilidades de combate; además de la espada usaremos un hacha y, para defendernos de los ataques rivales podremos contar con un parry. Aquí ya me han ganado, pero aún hay más. Mucho más.

Podremos movernos con sigilo para realizar golpes por detrás bastante poderosos, así como usar diversos hechizos invocando la ayuda de dioses como Ares (que genera una nube de lanzas que eleva al rival) o Hefesto, el cual nos permite atacar a los adversarios usando un enorme martillo. Eso sí, estos golpes especiales no pueden usarse cuando queramos; necesitan de un cierto tiempo de cooldown antes de emplearlos de nuevo.

Hades es uno de los títulos del año. Descubre más obras de Supergiant Games

Finalmente podremos usar un arco, disparando las flechas de dos modos diferentes: uno más rápido mediante los gatillos traseros y otro de más precisión en el que manejaremos la flecha en una vista en primera persona al usar el hechizo de las flechas de Apolo.

Si apostamos por ataques a distancia, podemos echar mano de las flechas de Apolo

Aparte de estas habilidades de combate, Fenyx puede correr, escalar paredes y montañas (con un sistema clavado al de Link en Breath of the Wild) y, en una clara referencia a su nombre, volar. Nuestro protagonista puede desplegar dos alas situadas a su espalda y recorrer en el aire grandes extensiones de terreno. Eso sí, todas estas acciones requieren de contar con cierta energía en la barra de estamina, a la cual tendremos que echar un ojo si no queremos que nuestro semidiós acabe en las profundidades de los océanos.

No solo de espadas y hachas vive el semidiós

Pero no solo de combate vive el semidiós, y en la demo también pondremos a prueba nuestras habilidades de exploración, plataformeo y resolución de puzles. Respecto a la primera, los entornos por los que nos movemos nos dejan movernos libremente a modo de mundos semi-abiertos (en la versión que he probado no se me ha permitido volar hacia islas más lejanas).

Si queremos volar, simplemente tenemos que desplegar las alas de Fenyx

Durante la navegación por los distintos entornos, nos encontraremos con secciones de plataformeo puro y duro. No temáis, no es este Immortals Fenyx Rising un título donde tenemos que realizar saltos precisos al milímetro, pero sí que tendremos que combinar el salto (simple o doble), el vuelo y la escalada para poder abrirnos paso por las distintas islas.

La trama de la demo involucra la obtención de un objeto concreto (una lira) para poder deshacer el hechizo que mantiene congelado al cíclope. Para acceder a ella nos tocará resolver un simple puzle mediante el cual tendremos que colocar ciertos orbes en unos huecos concretos. Empezamos con tres de ellos ya disponibles mientras que los otros dos los conseguiremos mediante el combate contra un guardia y el uso de cierto equipamiento que lleva Fenyx, los brazales de Heracles.

Para resolver el puzle de la demo, tendremos que usar la tabla Sheikah, perdón, los brazaletes de Heracles

Es en este punto donde las similitudes con la última aventura ambientada en Hyrule se hacen ya totalmente evidentes. Esta habilidad nos permite coger y levantar objetos mediante telequinesis, siendo un homenaje (eso sí, muy bien realizado) al módulo Imán de Breath of the Wild. La verdad es que el puzle en sí no plantea ninguna dificultad más allá de acostumbrarnos al sistema de control.

Aunque la demo nos marca los objetivos claramente (contamos con el ya manido indicador que nos muestra los que tenemos disponibles en este momento), sí que se nos deja cierta libertad de acción que nos permite conseguir equipamiento opcional. La versión de prueba acaba con un combate contra el cíclope; la batalla no es excepcionalmente difícil pero el gran tamaño del enemigo nos hace soñar con luchas épicas frente a rivales sobrenaturales.

La navegación por los distintos menús nos deja entrever un árbol de habilidades con cierta complejidad mediante el cual podremos ir mejorando las capacidades de nuestro personaje así como un manejo del equipamiento que nos permitirá modificar las estadísticas de ataque y defensa de Fenyx.

Navegando por los menús ya podemos entrever un sistema de progresión mediante árboles de habilidades

La versión preliminar de Immortals Fenyx Rising tiene una duración aproximada de 40 minutos, pero, ha sido tal el nivel de disfrute de esta, que la he jugado ya tres veces y no me importaría repetir. Sí, me recuerda constantemente a muchos títulos, pero no veo esto como algo malo sino como un merecido homenaje a varias obras que han marcado una época.  A veces no es necesario innovar para ofrecer propuestas que sean ampliamente disfrutables y este juego parece ser un claro exponente de esta idea.

Técnicamente robusto, incluso jugado mediante streaming

Como he comentado previamente, he podido disfrutar de este Immortals Fenyx Rising a través de la plataforma Stadia de Google. Sinceramente, yo era un escéptico respecto a ella y tenía mis reparos sobre si la experiencia jugable iba a ser satisfactoria y fluida. Nada más lejos de la realidad: la sensación que me deja es la de estar disfrutando de una propuesta que estuviera instalada en mi PC. Ningún tipo de lag ni cuelgue, una verdadera y agradable sorpresa.

Accediendo al menú principal podremos cambiar tanto la vestimenta como las armas que lleva Fenyx

Gráficamente, y aún teniendo en cuenta que la calidad de lo que se muestra por pantalla depende de la conexión de internet, Immortals Fenyx Rising muestra un gran nivel, presentando unos diseños de personajes y escenarios acertados, con un aire más cartoon que cell-shading. Los protagonistas (Fenyx y el resto de los dioses) han sido caracterizados con enorme cariño y dedicación, mostrando una gran personalidad y carisma.

Poco puedo decir de los enemigos dada la escasa variedad de los mismos en la demo, aunque ya he podido combatir frente a soldados, gallos de mar, seres alados, gorgonas y un cíclope. Me froto las manos con lo que se nos puede ofrecer en este sentido en la versión final.

La batalla frente al cíclope, aunque sencilla, ya nos pone los dientes largos sobre lo que nos encontraremos en la versión final

El apartado sonoro está a la altura del resto de la propuesta. Aunque las melodías que he podido escuchar en mi breve aventura no dejan de ser un mero acompañante (que no molesta), los efectos sonoros están a un altísimo nivel, sobre todo en lo que respecta al doblaje.

Sin entrar en consideraciones acerca de si el sentido del humor se ajusta o no a nuestros gustos, todos y cada uno de los personajes están perfectamente doblados, con el tono justo para cada una de las ocasiones en las que nos vemos involucrados. Sí que me ha parecido demasiado ‘infantil’ la voz de Fenyx aunque no es el que más interviene en absoluto.

Immortals Fenyx Rising posee un gran sentido del humor el cual podremos comprobar en las conversaciones entre estos dos dioses

Poco más puedo contaros de mi experiencia con este Immortals Fenyx Rising. Realmente me ha sorprendido para bien y se ha colado sin remisión en mi lista de los juegos más esperados del año. Es posible que no vaya a ser el título más puntero gráficamente y que no innove en demasía pero, hacedme caso, si la versión final sigue las líneas de lo que he probado, estamos ante un auténtico JUEGAZO con mayúsculas. 3 de Diciembre, ¡llega ya por favor!