Impresiones de King’s Bounty II (PC). Un prometedor salto a la tercera dimensión

King's Bounty II

Gracias a la invitación de Koch Media, hemos podido ver en directo King’s Bounty II, la secuela de aquel título que marcó un antes y un después en lo que a RPGs tácticos ambientados en mundos de fantasía se refiere.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si hay un título que fue pionero en el género de estrategia con combates por turnos ambientado en un mundo de fantasía fue, sin duda, King’s Bounty, publicado por primera vez en 1990. Por si no lo sabéis, es el origen de la famosa saga de juegos de rol Heroes of Might and Magic y, sin duda, el título inicial junto con sus diferentes expansiones y versiones (Armored Princess, Warriors of the North o Dark Side) ha sido una de las propuestas claves del género en los últimos años, vendiendo más de 2.5 millones de copias a lo largo de las cinco entregas lanzadas al mercado.

Por fin, 1C Entertainment ha dado un paso adelante en lo que se refiere a la franquicia y está a punto de lanzar su segunda parte, King’s Bounty II, el cual hemos podido ver en movimiento en una presentación en directo gracias a Koch Media. Poco se ha desvelado del argumento principal del juego. En este caso, la oscuridad se cierne sobre el mundo de Nostria. Las conspiraciones, el sabotaje y la nigromancia ensombrecen el país.

La trama de King’s Bounty II involucra secretos oscuros y perversos nigromantes

Los diferentes condados reclaman su independencia, los bandidos merodean por los caminos y los rumores sobre la potencia de la plaga que atenaza a los ciudadanos emergen en forma de susurros en la oscuridad. El viejo rey Claudio ha sido envenenado y no puede liderar el reino, por lo que su hijo, el príncipe Adrián, debe ahora unir las tierras en lucha mientras su poder y su fe son atacadas. Pero por fin parece que ha llegado un salvador: la última esperanza del reino que será capaz de contraatacar y restaurar finalmente la paz y el orden en Nostria.

Análisis de Pecaminosa

En este caso, nosotros tomaremos el papel de uno de los tres héroes, cada uno con su personalidad y trasfondo, y nos adentraremos junto a él en ese mundo fantástico de Nostria. Pronto descubriremos que el desarrollo del juego dista bastante de ser lineal y veremos cómo nuestras decisiones marcarán nuestro devenir en la aventura.

Aunque siempre tendremos la misión principal en mente, King’s Bounty II permite salpicar la trama con misiones secundarias

Según palabras de los desarrolladores, King’s Bounty II, ahora ya mostrando la acción en 3 dimensiones, puede ser visto como una mezcla entre Fable y Mass Effect. Con estos referentes, está claro que el estudio tiene grandes esperanzas puestas en este título y, por lo visto, parece que están en camino de cumplir las expectativas.

La demostración en vivo de la que pudimos disfrutar nos puso en la piel de uno de los personajes y nos situó nada más empezar en medio de un combate contra unos esqueletos dentro de lo que parece ser una caverna. Las batallas empiezan siempre con una fase de planificación en la que dispondremos a nuestras tropas (principalmente humanas en los primeros momentos de King’s Bounty II) sobre el escenario.

Cada una de las tropas (aliadas o enemigas) ocupa un hexágono en el área de combate

Es en esta primera etapa del combate donde podremos observar las fortalezas y debilidades de nuestros compañeros y, sobre todo, de los enemigos, pudiendo situar a nuestras tropas en las localizaciones idóneas (el escenario está dividido en casillas hexagonales) que permitan obtener ventaja en las acometidas.

Una de las grandes novedades asociadas al paso de la franquicia King’s Bounty a las tres dimensiones es que ahora los escenarios de combate cuentan con diferentes alturas, que podremos usar a nuestro favor para atacar de manera más feroz a los enemigos, aunque también afectará a nuestras unidades. Por ejemplo, los arqueros deberán tener la visibilidad suficiente para acertar sus flechas en el enemigo. También podemos usar ciertos elementos del escenario para cubrirnos de las tarascadas de los adversarios.

Los combates de King’s Bounty II son un despliegue de efectos tales como fuego o hielo

Finalizar con éxito los combates hará que nuestros personajes suban de nivel. En este caso, cada uno de ellos podrá adquirir tres ‘formas’ diferentes según vaya progresando en la aventura que, según los desarrolladores, cambian por completo las habilidades de nuestro protagonista.

Una vez acabada esta primera batalla, descubrimos con sorpresa cómo uno de los supuestos mercenarios de la villa inicial en que nos encontramos se transforma en uno de nuestros enemigos, Tenebros. Y es en este punto donde vemos por primera vez una de las claves de King’s Bounty II: su sistema de decisiones. Podemos elegir entre asesinarle o dejarle marchar: la opción que tomemos nos posicionará dentro del sistema de facciones que presenta el juego.

En King’s Bounty II aprenderemos que no hay ni blancos ni negros y tendremos que aprender a movernos entre distintas facciones

En este punto, se ha hecho un especial énfasis en que en el mundo de Nostria la moral no es binaria: no hay blancos ni negros sino todo un abanico de posibilidades entre medias. Según las acciones que realicemos y las decisiones que tomemos iremos inclinándonos más hacia una facción u otra. El acercarnos a ellas tiene premio en forma de habilidades exclusivas; eso sí, si llegamos a un punto en que somos demasiado afines a una facción no habrá marcha atrás, así que tendremos que decidir si queremos tomar una posición más o menos neutra pero no acceder a determinadas habilidades u optar por una alineación concreta para obtener las más poderosas.

Nuestra afinidad con las distintas facciones afectará al desarrollo de la aventura. Aunque la trama de King’s Bounty II tiene un final único, sí que podremos evitar ciertos combates (o contar con ayuda en ellos) dependiendo de nuestras afinidades. Por ejemplo, podemos llegar a entablar cierta relación con determinadas unidades que nos posibilitarán el uso de zombies como aliados. Un concepto básico que se nos ha recalcado es que no tenemos que juzgar a nadie como bueno o malo, son las acciones los que nos harán más cercanos a unos que a otros.

En King’s Bounty II exploraremos también bellos parajes nevados

En lo que a la exploración se refiere, King’s Bounty II nos presenta grandes escenarios en un mundo abierto repleto de detalles ornamentales y que recorreremos en una vista en tercera persona. Dada la magnitud del mundo que se nos presenta, podremos recorrerlo montado en caballo además de recurrir, ya avanzada la aventura, a puntos de viaje rápido.

Un aspecto interesante de esta propuesta es que las batallas tienen lugar dentro del mismo mapa que vamos explorando, sin apenas cortes respecto a la parte de navegación por el mundo: seremos nosotros quienes decidamos si entrar en batalla, evitando los combates aleatorios que han lastrado a algunos de los RPGs más clásicos.

En King’s Bounty II podemos usar un caballo o el viaje rápido para desplazarnos de manera rápida por el amplio mapa

Durante la demostración de King’s Bounty II (que duró alrededor de media hora) pudimos atisbar algunas nociones del sistema de misiones. Además de la principal que compone la trama de King’s Bounty II, contamos con diversas tareas secundarias que nos permitirán profundizar en los personajes y, por supuesto, movernos a lo largo y ancho de ese sistema de moral que nos acerca o aleja de determinadas facciones.

Según los desarrolladores, la trama de King’s Bounty II nos tendrá entretenidos durante unas 50 horas y, aunque de momento están centrados en el lanzamiento del juego, no descartan en absoluto el desarrollo de expansiones, sobre todo si la propuesta es bien recibida por los jugadores.

Análisis de Lacuna

El título será lanzado el 24 de agosto en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC, estando en preparación las versiones para nueva generación de las que sabemos más pronto. Por supuesto, la propuesta estará traducida completamente al castellano.

Lo que hemos podido ver de King’s Bounty II nos ha llamado la atención, sin duda. El salto a las tres dimensiones le ha sentado bien a la saga que, aún así, no ha perdido sus señas de identidad. El sistema de moral y los dinámicos combates por turnos son, sin duda, puntos clave de esta propuesta además de una trama que, por lo que hemos podido conocer, es más profunda de lo que podría parecer en un principio. Seguiremos la pista de este juego y pronto os traeremos impresiones más avanzadas una vez probemos el título por nosotros mismos.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch