Impresiones de Little Nightmares II (PC). El miedo puede ser hermoso

Little Nightmares II es un claro ejemplo de cómo una secuela puede superar al original y de cómo representar escenas tétricas con belleza

Little Nightmares II es un claro ejemplo de cómo una secuela puede superar al original y, sobre todo, de cómo representar escenas tétricas con belleza.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hace casi 3 años que Tarsier, estudio sueco Indie, nos sorprendió con Little Nightmares. Este título multiplataforma distribuido por Bandai Namco ha dejado un excelente recuerdo a prensa y usuarios, por lo que el anuncio de una segunda parte nos ilusionó a todos, aunque también activó esas alarmas típicas sobre las secuelas generadas por malas experiencias pasadas.

Crear un plataformas 3D con el detalle, ambientación terrorífica y la inmersión que logró el primer título no es fácil de repetir, por lo que esas alertas estaban activas desde el día de su anuncio y con esa cautela me preparé para probar su última demo. Como pequeño adelanto, os he de decir que, a pesar de durar solamente 20 minutos, no he podido quedarme con más que buenas sensaciones y os comento a continuación los motivos

Este es Mono, nuestro personaje en Little Nightmares II ¿Siniestro verdad?

El bosque tenebroso

El comienzo de esta versión de demostración de Little Nightmares II nos recuerda a su primera parte, ya que nuestro personaje aparece en medio de un lugar oscuro y perturbador sin saber cómo ni por qué estamos ahí. Este se llama Mono y es un niño con su cabeza cubierta por la típica bolsa de supermercado norteamericana o papel madera con dos simples agujeros para sus ojos.

Análisis de Oniria Crimes

Además, viste una gabardina o guardapolvo gris sucio, dándonos ya desde su aspecto las primeras pinceladas de la atmosfera inquietante y terrorífica de la obra con tan solo un minuto en pantalla. Unos segundos después, nada más comenzar a movernos, podremos ver que estamos en un bosque, uno muy tenebroso en el que cuerpos cuelgan de las ramas de los secos y mustios árboles encerrados en trampas.

Pero aún hay más: la claridad con la que podemos ver todo el escenario en Little Nightmares II es intimidante, la ausencia de elementos en la interfaz de usuario hace que la inmersión sea enorme, quedando eliminada cualquier distracción que pudieran generar barras de vida o indicadores.

En Little Nightmares II podremos coger muchos objetos para interactuar con el entorno

El horror y el terror

Según avancemos con el stick izquierdo hacia la parte derecha de la pantalla comenzaremos a sentir el escenario. Veremos las hojas moviéndose a nuestro paso y el césped pisado y la podredumbre que comienza a multiplicarse pronto dan paso a las primeras pruebas de plataformas. Replicando los controles del título anterior, podremos saltar con el botón A, agacharnos con el gatillo izquierdo y agarrarnos a los salientes o a los objetos para arrastrarlos con el derecho. Nuestro pequeño Mono se mueve con unas animaciones muy fluidas y naturales.

Impresiones de Monster Hunter Rise

Tras superar estas trampas y elementos de plataforma iniciales, llegaremos a una cabaña, a la que solo le falta el olor a podredumbre y moho para que se complete la inmersión total al entrar en ella. Al pasar varias estancias repugnantemente bien ambientadas, llegaremos a la habitación de nuestra nueva compañera de viaje, Six, a la que tendremos que liberar de su encierro. A partir de ese momento, nos seguirá y ayudará a resolver puzles y demás obstáculos por medio de la nueva IA que presenta Little Nightmares II.

Si bien Tarsier podría haber elegido el uso de esta compañera como herramienta para que nosotros mismos la controláramos en el momento que la necesitáramos, ha optado por que sea manejada por IA: dada la corta extensión de la demo no podemos evaluar hasta qué punto está bien implementada, pero, en las escasas ocasiones en las que hemos recurrido a ella parece funcionar perfectamente. Además, su intervención surge de forma muy natural, evitando que se rompa la inmersión o la dinámica del momento.

Liberar a Six de su cautiverio es uno de los momentos fascinantes de la demo de Little Nightmares II

Persecuciones, miedo y tensión

En Little Nightmares las persecuciones y la tensión eran constantes y posiblemente constituyeran su seña de identidad por lo que era de esperar que en esta segunda parte volvieran con la misma (o mayor si cabe) intensidad. Aunque solamente nos encontraremos con un enemigo en esta corta demo, hemos comprobado que la intensidad, el miedo y la tensión siguen en un altísimo nivel. El enemigo que nos encontramos en esta ocasión parece ser el dueño de esa cabaña de maderas podridas, el cual se dedica a crear muñecos de tela con lo que parecen cadáveres y que, al detectarnos en nuestra huida con Six, nos persigue sin descanso con una escopeta de doble cañón.

La colaboración entre Mono y Six es la base de este Little Nightmares II

Es en este momento donde podemos ver algunas de las mecánicas que seguramente tendremos que realizar varias veces a lo largo del título. Dentro de ellas destacan el correr, esconderse y cubrirse tras unas cajas para evitar sus disparos además de una parte de sigilo, en la cual la hierba nos ayuda a camuflarnos mientras el enemigo nos rastrea. Finalmente, tras escoger el momento justo en el que nuestro enfurecido y macabro enemigo no nos puede ver, correremos hasta una madriguera junto a la base de un árbol, finalizando ahí la demo de Little Nightmares II.

¿Esta escena no os suena de otro juego?

La belleza del miedo

Este Little Nightmares II promete, y mucho. Además de en cuanto a sus mecánicas jugables, las cuales no hemos podido evaluar completamente por la corta duración de la prueba, lo que sí os aseguramos es que, en cuanto a su parte artística se ve, si nos permitís este concepto, horrorosamente bien. El uso de las luces y sombras, de las partículas en suspensión, de los objetos y de las físicas, hacen que este título brille dentro de su género.

Su aspecto artístico atrapa, y si a esto le acompañas de un apartado sonoro ideal para su ambientación, no se puede pedir más salvo que su rendimiento sea perfecto. Y esto es algo que también consigue. En la versión de PC que es la que he usado para estas impresiones, el título luce en 4K a 60 FPS de manera impecable y constante sin ningún tipo de caída o problema. Simplemente el miedo puede ser bello.

El sigilo y la ocultación son claves en este tipo de escenas de Little Nightmares II

Resumiendo, Little Nightmares II es un más grande, más fuerte, más rápido en toda regla. Continúa con la excelente ambientación de su primera entrega y aporta novedades de peso. No te dejará indiferente y podríamos casi asegurar que, si juegas esta demo, te entrarán unas ganas enormes de que llegue ya el 11 de febrero para sumergirte de pleno en su hermoso y bello terror.

Suscríbete a nuestro podcast