Impresiones de Monstrum II (PC)

Monstrum II

La franquicia Monstrum vuelve con una segunda parte que cambia las mecánicas jugables para sumarse a la moda de los multijugadores online.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

No hace mucho tiempo os traía a esta página el análisis de Monstrum, un juego de sigilo, escape y persecución en primera persona. Si bien se sumaba a la tendencia de los survival horror, su ejecución no acabó de convencerme. Ahora Team Junkfish nos presenta, en estado Early Access, su secuela, Monstrum II, que, en mi opinión, ha sabido evolucionar con acierto gracias a una clara reformulación de sus mecánicas, apostando por el modo online para dar sentido a la propuesta de juego que ofrecen. 

En esta ocasión, jugar a Monstrum ha resultado una experiencia mucho más interesante que la anterior. Si queréis saber más no os perdáis mis impresiones a continuación.

Monstrum II está disponible en Early Access

La gran novedad de Monstrum II es la posibilidad de poder elegir entre el rol de prisionero o de monstruo. Dentro de las partidas online, algunos jugadores tomarán el rol de cazador y el resto de presa. Solo hay un monstruo por partida y entre 3 y 4 prisioneros, los cuales tendrán que finalizar determinadas tareas para poder escapar del complejo empresarial antes de ser cazados.

Análisis de The Medium

En esta ocasión, se nos proporciona algo más de contexto respecto a las circunstancias que rodean los sucesos que han llevado a los personajes a la situación en la que están, evitando agarrarse al manido recurso de la amnesia como punto de partida.

Su estudio desarrollador ha querido dotar de un poco más de profundidad al contexto de la obra y podremos encontrar descripciones más precisas de los monstruos, aunque, en global, el apartado narrativo sigue siendo escaso. Tampoco considero que sea necesario una vez que se ha realizado una apuesta decidida por el modo multijugador online. Monstrum II nos proporcional la información justa y necesaria para situarnos en el entorno que nos rodea a través de descripciones, dejando todo el peso a la experiencia de juego.

En Monstrum II contamos más información sobre los personajes y el contexto global

Ahora bien, una vez en partida hay que decidir correctamente qué tipo de personaje vamos a ser. Según seamos monstruo o jugador la experiencia cambia, siendo más beneficiosa en mi opinión para los segundos. Si elegimos ser el monstruo, nuestra tarea consiste en perseguir a los jugadores y cazarlos.

El problema viene cuando te das cuenta de que como cazador estás mucho más limitado que tus presas: os explico por qué. Para empezar el mapa cuenta con varias zonas que, de momento, están poco pobladas. Nuestro monstruo cuenta con habilidades concretas según el tipo de ser que elijamos, pudiendo alguno teletransportarse o rastrear presas: el problema es que resulta bastante sencillo esquivarlo.

Análisis de Monstrum

Durante mis partidas he llegado a encontrarme a un jugador y he podido verle pasar por mi lado sin darme tiempo a reaccionar ya que el monstruo era más lento. Si a esto le sumamos que las mecánicas tienen que acabar de pulirse, ya que son poco precisas, nos encontramos ante una desventaja.

Como jugador la cosa es más sencilla, principalmente porque trabajas en grupo. A lo largo del mapa iremos encontrando objetos que nos ayudarán mientras vamos completando las tareas a la par que intentamos esquivar al monstruo antes de que se acabe el tiempo: si conoces bien el mapa tienes muchas más posibilidades de sortearlo sin problemas. Las trampas siguen estando presentes, aunque tienen menos peso que en la entrega anterior; también puedes esconderte, pese a que el ritmo de esta secuela es bastante más acelerado y no da tanto pie a ello.

Los jugadores además pueden correr y saltar, pero en esta ocasión dichas posibilidades se ven limitadas por la presencia de una barra de vida que evita locuras como poder tirarse de un piso a otro para escapar. En términos generales, creo que actualmente la balanza de Monstrum II está desequilibrada a favor de los jugadores, aunque los monstruos pueden llegar a dar mucha guerra. El principal enemigo en este caso es el tiempo, que obliga a hacer todas las tareas en el intervalo señalado.

A lo largo del mapa encontraremos diferentes objetos útiles

Toda la acción de Monstrum II se ambienta en un complejo empresarial con laboratorios al más puro estilo de la Umbrella Corporation de Resident Evil. Este mapa, si bien no es el idéntico al de la primera entrega, cuenta con partes que recuerdan bastante a éste. Sigue la misma tónica artística que la primera entrega con escenarios oscuros e industriales así como un diseño similar para los monstruos, aunque se ha añadido la opción de customizar a los diferentes personajes mediante el uso de distintas skins, algunas de ellas muy interesantes.

Pese a todo, Monstrum II, en su estado actual, no se caracteriza por contar con gráficos de última generación, pero sí cumple en lo que al apartado visual se refiere. Sí que cuenta con algún tipo de problema como que a veces el monstruo se quede atascado en una puerta o que desaparezca de cámara sin venir a cuento; sin duda, fallos solventables de cara a una versión más pulida del título. En las partidas que yo he jugado no he percibido bugs u otro tipo fallos que imposibiliten o estropeen la experiencia de juego.

Existe la posibilidad de personalizar a los monstruos y a las pobres presas

Sin embargo, lo que sí que me ha estropeado un poco la experiencia ha sido el apartado sonoro. Esto es debido al hecho de que constantemente estás recibiendo estímulos que no sabes de dónde provienen y, si tomas el rol de presa, vas a tener la sensación de que el monstruo está justo detrás de tus pasos constantemente en tu oído, aunque no esté cerca en realidad. En mi caso, he llegado a correr de manera desesperada pensando que tenía al enemigo detrás para descubrir que no había nadie, simplemente estaba por mi zona. Si esto llega a pasar con Mister X, yo no habría podido terminar Resident Evil 2.

Aun así, os diré que Monstrum II me ha sorprendido positivamente y creo que han sabido corregir los errores del primero. La adaptación del juego al online, seguramente pensado para aprovecharse del tirón del streaming, le ha venido bien, ya que casa más con el tipo de propuesta que plantea.

Mientras que en la primera entrega te aburrías a las pocas partidas, el hecho de poder jugar con amigos incrementa sobremanera la rejugabilidad. Todavía no estamos ante su versión final, pero si saben pulir los elementos que nos han presentado podría ser una opción interesante dentro de este género cada vez más en auge.

El primer Monstrum en su momento se subió al carro de juegos como Amnesia (entre otros) y esta vez se aproxima a obras más actuales y populares como Among Us. Desde luego, ha sabido cómo captar mi curiosidad, sobre todo tras mi experiencia con la primera parte. Ahora solo falta esperar al juego completo, del cual os daremos debida cuenta.

Suscríbete a nuestro Podcast