Impresiones de Nova Drift (PC)

Nova Drift

Nova Drift es un shoot’em up espacial que, tras un inicio apacible, desata su furia para poner a prueba tus habilidades como jugador.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Nova Drift, desarrollado por Chimeric y editado por PixelJAM Games, es un Shoot-‘Em-Up ambientado en el despiadado, frío y profundo espacio. Coge una tonelada de nostalgia, mézclala con un amplísimo árbol de talentos, un sistema de controles tan básico como eficiente y tendrás una joya como Nova Drift, un título que nos transporta a los mejores tiempos de los videojuegos arcade.

Al más puro estilo Spacewar, el primero de su género, y con reminiscencias de Asteroids, Nova Drift bien podría haber sido un título popular en los recreativos de los 90. A mí al menos me ha hecho recordar aquellas tórridas tardes de verano en los salones arcade de mi pueblo.

Análisis de El Capitán está Muerto

Toda la acción de Nova Drift transcurre en una pantalla con un bonito fondo que muestra elementos como estrellas, planetas y satélites los cuales, gracias a su lento desplazamiento, sirven de telón de fondo para la trepidante actividad que transcurre en primer plano.

Planetas, asteroides y estrellas pueblan los escenarios de Nova Drift

El planteamiento de Nova Drift es sencillo: manejas una nave y debes acabar con todo lo que aparezca en pantalla, ya sean otras embarcaciones o asteroides. Dicho esto, podría parecer un juego simplón, incluso ramplón, pero eso es solo en apariencia. En los primeros segundos de Nova Drift, unos sencillamente diseñados y totalmente inofensivos asteroides hacen acto de presencia en la pantalla. Nos sirven para hacernos a los controles, donde contaremos con tres posibilidades: apuntar, disparar e impulsar.

El sistema de manejo es todo lo que se le debe exigir a un juego: sencillo e intuitivo, algo que resulta perfecto. Todas las acciones se pueden realizar con el ratón. Un botón para impulsar la nave, otro para disparar y el cursor para dirigirla, ¿para qué más? Aunque, si por algún motivo no te convence, puedes configurar los controles para adaptarlo al teclado o a un pad.

Tras la breve fase de introducción de Nova Drift, comienzan a aparecer enemigos. Primero muy sencillos y débiles pero poco a poco iremos encontrándonos rivales más complicados hasta llegar a lo que denominamos jefes finales de zona. Todo transcurre en una pantalla única, sin tiempos de carga ni transiciones.

Análisis de Oniria Crimes

La variedad de enemigos en Nova Drift es increíble, y eso que, por lo que puedo intuir, aún no los he visto todos. Su diseño sigue la línea marcada por aquellos asteroides del principio: formas geométricas más o menos intrincadas que, a diferencia de los primeros, están iluminadas de manera resultona contando con una luz de neón monocromática en cada tipo de embarcación.

Nuestra nave no está indefensa frente a los feroces enemigos a los que nos enfrentaremos en Nova Drift

Las naves contrincantes se van acumulando en el escenario siguiendo una letal e impredecible coreografía que llenará nuestro campo visual de color, disparos y explosiones. Por si esto fuera poco, el juego incorpora amenazas aleatorias en forma de ráfagas de fuego láser o agujeros negros que destruyen todo a su paso, aportando una capa de dificultad aún más impredecible y manteniéndonos constantemente en alerta máxima.

En Nova Drift podremos ir haciendo evolucionar nuestra nave durante la partida

A la plétora de enemigos más o menos genéricos que nos atacan de forma incansable se le une un tipo de nave más resistente y peligrosa cuya llegada se anuncia a través de portales interestelares. Un servidor intentó cruzarlos sin éxito la primera vez que los vio, pensando que iría a un nuevo escenario, galaxia o universo en el que continuar con la destrucción trepidante y desenfrenada de chatarra espacial.

Y, cuando el diálogo no funciona … las explosiones se suceden

Pero aún queda otro tipo de embarcación que representa a la perfección aquel principio que dicta que cuanto más grande, más poder. Son naves gigantescas comparadas con el resto y que cuentan con una resistencia y una potencia destructiva muy por encima: los jefes finales. Hasta ahora me he enfrentado a cuatro de ellos y os aseguro que suponen todo un reto.

En Nova Drift nos enfrentaremos a rivales de tamaño dispar

Con lo comentado hasta el momento, ya pensaría que Nova Drift es un buen juego, un título que, si bien no llega a revolucionar el género, le da un lavado de cara y me vuelve a presentar el Spacewar de 1962 con un diseño actualizado a los tiempos que corren y con un estilo artístico característico de los juegos indies, huyendo del fotorrealismo sobrecargado y grandes aspiraciones. Y eso, como digo, me parecería bien. Pero no, ¡hay más!

En Nova Drift, un sistema de niveles nos propone mejorar la nave con 7 opciones distintas en cada ocasión. La variedad de tecnologías es abrumadora y afecta a la forma en la que jugamos de tal manera que cambia cada partida puede llegar a ser totalmente distinta a la anterior.

Nova Drift incluye un sistema de mejora de la nave que ofrece habilidades muy interesantes al jugador

He probado a convertir la nave en un auténtico bulldozer cuyo punto fuerte es un potente escudo y casco con el que embestir y destruir a nuestros enemigos. También he jugado con el espectro, una nave ligera que se vuelve indetectable cuando no se mueve y aumenta el daño de su primer ataque al salir del modo sigilo.

Asimismo, he convertido a mi nave en la nodriza de una flota de drones que acababa con los enemigos antes de que yo pudiese disparar. He destruido soles, salvas de misiles, cañones de plasma, pulsos electromagnéticos y armas cuyo nombre y descripción escapan a mi conocimiento.

Cualquier cosa que os diga se queda corta en cuanto a rejugabilidad. Cierto es que los primeros compases de cada run se pueden volver tediosos por nuestra pericia, pero Nova Drift se convierte en todo un reto a medida que avanzamos. De hecho, algunos estilos son mucho más complicados de llevar que otros.

El mal tiene muchos tentáculos en este Nova Drift

Para desbloquear todas las mejoras habrá que jugar muchas partidas y elegir distintas opciones, pues no están todas disponibles desde el principio. Las ventajas se estructuran en árboles de cuatro elementos con una habilidad inicial que despliega 2 más, y éstas a su vez confluyen en una habilidad final. Elegir una de tier 2 no excluye a la otra y en cualquier momento la podremos desbloquear.

Concluyendo, Nova Drift quizá no gane ningún premio GOTY (tampoco lo pretende) pero sí que puede convertirse en un juego que gustará por su propuesta sencilla pero profunda, por su rejugabilidad y, sobre todo, porque se puede jugar en cualquier momento en partidas rápidas. Sus gráficos son resultones, se disfruta a tope sin preocuparnos por las especificaciones técnicas de nuestro ordenador, los controles son sencillos y, ¡qué demonios! ¿A quién no le gusta destruir naves espaciales?

Suscríbete a nuestro Podcast