Impresiones de Second Extinction (Xbox Series X). Haz frente a hordas de dinosaurios sedientos de sangre

Second Extinction, el juego multijugador para fans de los dinosaurios, ya esta disponible en Early Access.

La humanidad vuelve a estar en peligro, esta vez debido a una amenaza proveniente de tiempos pretéritos. Los dinosaurios han vuelto, más agresivos que nunca y cargados de mutaciones hasta las trancas para acabar con la humanidad. Tan sólo un pequeño reducto de nuestra especie sobrevive en una estación espacial. Pero en Second Extinction vamos a recuperar el planeta, como casi siempre a tiro limpio. ¿La experiencia nos dará la acción que prometen sus creadores? ¿Tan divertido es su modo cooperativo? Vamos a verlo.

Al que más o al que menos cuando éramos niños nos gustaban los dinosaurios. Esas criaturas gigantescas de aspecto amenazante y reptiliano hacían volar nuestra imaginación. Luego llegó Parque Jurásico a nuestras vidas y le dio otro giró de tuerca. En nuestro medio títulos como Turok, Ark Extinction o incluso la saga Zero Dawn con sus dinosaurios metalizados han traído a nuestras pantallas a un montón de dinosaurios agresivos contra los que había que combatir. Second Extinction lleva estos combates un paso más allá por el camino de la acción desenfrenada en modo solitario y cooperativo.

El título ha sido desarrollado y distribuido por Systemic Reaction, hecho por un reducido equipo de 35 personas. Este estudio forma parte de Avalanche Studios, que en 2019 publicaron el juego Generation Zero. Avalanche es una empresa sueca conocida sobre todo por la saga Just Cause, han desarrollado también Rage 2 y Mad Max entre otros títulos.

El nivel de alerta sauria está desbocada

Second Extinction lanzó su primera versión en Early Access para Steam en octubre de 2020, a partir de esta versión han continuado publicando revisiones. Para Xbox su primera versión preliminar fue lanzada en abril del año pasado recibiendo también mejoras y actualizaciones. Hemos jugado al título en esta plataforma.

Second Extinction, casi sin historia, y ni falta que hace

La historia que da trasfondo a Second Extinction es bastante sencilla, los dinosaurios han vuelto a dominar la Tierra, pero está vez llenos de mutaciones que los hacen, si cabe, más terribles. Además, llegan armados de una capacidad de cooperación nunca vista antes. Los pocos humanos que consiguieron escapar se esconden en una estación orbital.

Al aterrizar en la Tierra toca ir con mil ojos

Al menos hasta ahora, tendremos que ir bajando a nuestro planeta para ir dando cuenta de una serie de misiones que nos permitan bajar la amenaza jurásica al mínimo, al más puro estilo Far Cry. El argumento del que hemos hablado tan sólo sirve de excusa ya que no hay ninguna evolución en la historia ni desarrollo alguno de personajes, esta experiencia consiste en matar a todo bicho viviente -solo o en compañía de dos amigos- mientras cumplimos con las misiones.

Un tutorial necesario

Cuando comenzamos Second Extinction tenemos que jugar a un interesante tutorial en el que se nos explican las bases jugables del título. Estamos ante un FPS en el que controlamos al personaje y dónde miramos con los dos joycons, gatillo izquierdo para apuntar, gatillo derecho para disparar, cruceta para utilizar objetos, especialmente los imprescindibles botiquines. Por otra parte, podremos utilizar el trigger izquierdo más una dirección para esquivar y si pulsamos los dos triggers a la vez utilizaremos un poder especial del personaje.

Raptors blindados, preparad la munición

Podemos dar golpes cuerpo a cuerpo pulsando el joycon derecho, cambiar de arma con el botón Y, recargar munición con el botón B, saltar con el botón A e interactuar con objetos con el botón X, aunque hay muy pocos a lo largo de la partida salvo los objetos de misión, los cargadores y los botiquines. También es posible solicitar ayuda a nuestra base para que nos envíe contenedores con objetos de apoyo para la misión.

Todas las misiones y el modo libre comienzan con nuestro personaje descendiendo a la Tierra, cuando tengamos la misión cumplida o si lo vemos necesario podremos solicitar que nos recojan. A partir de ese momento preparaos, llegará una horda de saurios de todo tamaño y condición con un único objetivo, acabar con nuestra vida.

Pocos modos de juego, pero contundentes

Hoy en día Second Extinction dispone de tres modos principales. Pero al ser un juego en constante revisión seguramente con el tiempo agreguen otros nuevos. Estos modos son el modo Tundra -por misiones-, el modo Expedición -modo libre- y el modo Horda. En el primer modo tendremos que elegir una zona del mapa, que vendrá con un indicador de alerta, para realizar una misión relativa a esa zona. No es que este modo nos limite la zona de juego, podremos movernos entre diferentes zonas sin problemas, pero los objetivos de la misión se circunscriben a ese mapa.

Los dinosaurios están creados con bastante detalle

En el modo libre podremos recorrer todo el mapa sin misiones asignadas resolviendo objetivos dependiendo de la zona por la que nos movamos. En el modo horda tendremos que resistir al máximo contra oleadas de dinosaurios. El juego está orientado a ser disfrutado en cooperativo, puedes jugarlo solo, pero la experiencia gana mucho si lo haces con la compañía de amigos. En este formato las risas y la diversión están aseguradas, si lo haces en solitario la dificultad se desmadra con bastante frecuencia.

Las misiones suelen ser todas parecidas, roba unos huevos, activa un radar, repara un transporte, elimina un dinosaurio determinado, etc. Alternaremos momentos de tranquila con combates frenéticos, en cuanto un dinosaurio nos percibe todos sus amigos nos atacan sin descanso, es complicado huir de ellos. Lo mejor que puedes hacer es intentar eliminarlos, este no es un juego de sigilo, es un FPS directo de combate. Aquí la mejor táctica es apoyarte en tus compañeros y eliminar a todo bicho viviente.

Dispara sin parar, esto es matar o morir

Qué dinosaurios encontramos

Los dinosaurios que nos atacan están basados en los que todos conocemos, pero con muchas mutaciones como blindajes especiales, la capacidad de disparar, pueden ir por debajo de la tierra como un topo y sus partes blindadas son muy resistentes, casi invulnerables. Tendremos que hacer uso del botón de esquiva constantemente recargando munición y botiquines cada vez que pasemos por un campamento. Si morimos nuestros compañeros pueden resucitarnos. Tenemos un número limitado de vidas, si se nos acaban se terminó la partida de Second Extinction.

Conforme vamos cumpliendo contratos podremos mejorar nuestro armamento. Podemos elegir entre seis personajes diferentes, cada uno con sus propias características y poder especial. Lo suyo es combinar un trío con capacidades complementarias y actuar en el planeta en equipo teniendo en cuenta las fortalezas y debilidades de los miembros de este.

Podremos alternar entre dos armas

Second Extinction es muy divertido. Tal y como hemos comentado antes, gana enteros jugando con amigos, aunque en solitario también te permite pasar un buen rato. Se echan de menos las posibilidades de otros FPS como el uso de vehículos, el elemento del sigilo y una IA enemiga más elaborada que vaya más allá de atacarte con un porrón de enemigos de manera descoordinada. Conforme vas realizando misiones la dificultad del juego va subiendo.

Llegamos a la parte artística

A nivel visual el título hace uso del motor APEX, un motor propio que en Xbox Series X funciona de manera fluida, a 4K y con efectos interesantes como la niebla verdosa que envuelve algunas zonas del mapa y la sangre con la que salpicas tu cámara conforme eliminas a los saurios. Los diseños de estos son excelentes, algo limitados en cuanto al acabado, pero parten de muy buenos conceptos. Los añadidos mutantes a cada uno de ellos no cantan demasiado. Son muy orgánicos y si bien no son creíbles en un mundo jurásico real dentro del universo del producto no chirrían.

Cuanto más grandes son… más cuesta matarlos

A nivel sonoro he de destacar los excelentes efectos de sonido relativos al armamento, son de gran calidad, muy nítidos, encajan perfectamente con el arma utilizada. Los fx de los diferentes dinosaurios también mantienen el nivel. Contribuyen a esa capa de frenetismo de la que hace gala la experiencia. Las voces están en inglés, no hay demasiadas, pero están bien entonadas y locutadas. En cuanto a la música nos encontramos con una banda sonora de tintes épicos en los menús y de tono ambiental cuando hace acto de presencia en la partida.

Nos encontramos ante un FPS divertido, directo, ideal para jugar con amigos, que no se complica la vida ofreciendo grandes dosis de diversión. A nivel técnico no está mal, queda lejos eso sí de los triple A que definen a una generación, pero pese a la falta de variedad en los recursos gráficos su bien pulida mecánica compensa de sobra esta limitación.

Activando escáner para buscar tiranosaurios

Es una experiencia para amantes de este tipo de juegos. Si eres un jugador causal hay otros títulos en el mercado que te ofrecen una experiencia más espectacular con una historia más elaborada. Recomendable para amantes del género.