Impresiones de Shing!

Desde Polonia, el estudio independiente Mass Creation fundado en 2009 y padre de títulos como CorridorZ o Draw Slasher, nos presenta la demo de Shing!, arcade beat’em up en el que recorreremos las calles cubiertas de esencia oriental plagada de demonios y seres míticos por doquier. Cargado de ansia multiplataforma, podrá disfrutarse en PC, Mac, Linux, Ps4, Switch y Xbox One… como lo lees, no tendremos excusa para no jugarlo. Aprovechando el festival Indie, he jugado a la preview de la demo para PC de este arcade.

Sin una fecha confirmada Shing! planea su salida oficial el tercer periodo del presente año, y es que tras varias betas cerradas, ya todo confirma que queda muy poco. Además de ello el equipo de Mass Creation, nos invita a seguirles en Steam para estar informados de todo el desarrollo y cambios en el juego, por lo que si te gusta, es algo casi obligatorio. Y a través de ese medio el equipo ha confirmado que Shing! dará el salto al sistema de juegos streaming en la nube siendo GeForce Now de NVIDIA la privilegiada, por lo que deseamos jugarlo tenemos dos vías disponibles: comprarlo en las principales tiendas en formato digital de cada plataforma o suscribirnos a GeForce Now hacer uso de él, desde la nube.

Su apartado gráfico deja un buen sabor de boca, cuidando los detalles y la iluminación de los escenarios y personajes.

En estas primeras impresiones, la narrativa está formada por una serie de cinemáticas repartidas por los diferentes niveles, los cuales nos permiten degustar al puro estilo japonés de ninjas y demonios míticos a lo largo de toda la historia. Encarnando a cuatro guerreros denominados Yokais, nuestra misión principal será salvar el reino y recuperar la legendaria Starseed, eliminando infinidad de enemigos y explorando diferentes zonas.

Elección de los cuatro Yokais disponibles.

Con el kimono puesto y la cinta en el pelo, nos disponemos a seleccionar a uno de cuatro personajes disponibles, cada uno de ellos con diferentes características, armas y ataques lo cual, a priori, se nos hace difícil elegir uno de ellos. Al empezar la historia nos damos cuenta que esto cambia, ya que similar a otros títulos del género, Shing! nos da la posibilidad de ir cambiando de personaje, por lo que de esta forma podemos degustar las habilidades de todos los Yokais.

Con un sistema de combate prometedor, en Shing! no solo crearemos golpes o ataques pulsando botones como si no hubiera un mañana, sino que además podemos redirigirlos y golpear a los enemigos en cualquier parte de su cuerpo según posicionemos el arma. En mi caso que lo he jugado con mando, la palanca analógica izquierda se usa para moverme, mientras que la derecha redirecciona el arma y el ataque. Sin duda, este sistema hace que se acabe con la monotonía de combos repetitivos, lo que es un punto bastante a tener en cuenta en cuanto al juego.

Los bosses que encontraremos al final de nivel.

Al concluir el nivel, nos enfrentamos a un enemigo final el cual nos deja entrever que así será la dinámica del juego, con bosses finales para poder seguir avanzando en la historia. Con otro punto destacable y que recuerda al recién Street of Rage 4, es que en Shing! se podrá jugar hasta cuatro personas, ya sea en local como en cooperativo, algo que nos dará horas de disfrute compartidas con otros jugadores.

Su apartado gráfico deja un buen sabor de boca, cuidando los detalles y la iluminación de los escenarios y personajes, con un estilo artístico bastante colorido dando la sensación de estar frente a un dibujo animado. No podemos obviar que nuestras armas principales serán katanas o sables entre otras, por lo que los desmembramientos o cortes están a a la orden del día en Shing! por lo que la sangre dan un toque gore a este apartado.

Apartado gráfico detallista e iluminado.

Su sonido es la guinda del pastel, complementando las cinemáticas o los niveles con un toque oriental con patrón de seguimiento, acompañado de elaborados efectos sonoros de las armas y los gritos o gemidos de los guerreros. Las voces y textos de esta demo están en inglés, pero en su ficha de Steam se confirma que podremos disfrutarlo con interfaz y subtítulos en castellano.