Impresiones de Through the Nightmares (PC). Un plataformas 2D atmosférico donde cada paso en falso supone la muerte

Through the Nightmares

Os contamos qué nos ha parecido la demo de Through The Nightmares, un juego que pudimos ver en los eventos de este mes y que nos llamó la atención por su estética y mecánicas.

Durante toda la ristra de eventos que se han celebrado en este mes de junio hemos podido conocer títulos que quizá no gocen de la atención general del público pero que atesoran algo especial, un rasgo característico que les hace destacar del resto en un mercado saturado de metroidvanias y juegos de recolección de recursos.

Dentro del entorno del PC, un aspecto que siempre es atractivo para el usuario es poder probar bastantes de los juegos presentados ya sea dentro del Steam Next Fest o de demos ofrecidas por los desarrolladores, como es el caso de este Through The Nightmares que nos trae el estudio ucraniano Sandman Team, haciendo honor al protagonista de la obra.

Un héroe en un mundo de pesadilla

Through the Nightmares podría ser considerado como un título de plataformas atmosférico, en el que es tan importante la acción como el entorno en el que se ambienta. En este caso, asumimos el rol de Sandman, el hombre de arena (no el de los cómics de Marvel) que vaga por los distintos mundos creados por las pesadillas de los infantes con el fin de rescatarles del malvado Morpheus, ayudándoles a vencer todos sus miedos.

Cambiar de trabajo es la habilidad básica de nuestro protagonista

En cuanto a mecánicas jugables, Through the Nightmares es bastante sencillo y basa toda su jugabilidad en la habilidad de nuestro protagonista de cambiar de tamaño, lo cual le será muy útil para atravesar recovecos estrechos en su forma diminuta o pegar grandes saltos cuando estamos en nuestro tamaño habitual.

Cambiar de forma es tan sencillo como una pulsación del gatillo superior del mando y el título requiere que hagamos uso de esta habilidad de manera constante. En este aspecto, el juego busca que juguemos con los pesos de las distintas formas a la hora de plantear los saltos, sobre todo en estructuras que se balancean como pueden ser unos troncos.

En Through the Nightmares el peso de nuestro personaje influye en los saltos

Poco más puede hacer nuestro protagonista que saltar y cambiar de forma: también es capaz romper suelos acristalados con un ataque en caída el cual será muy útil para descubrir alguno de los misteriosos coleccionables de este Through the Nightmares y que requerirán de la combinación de todas nuestras habilidades para obtenerlos.

En este sentido, es importante resaltar que nuestro protagonista no goza de ninguna habilidad ofensiva, lo que no quiere decir que no tenga enemigos. Además de aquellos naturales del entorno como las púas, las sierras eléctricas o las plantas que escupen fuego, también hemos podido atisbar a un misterioso mago y huir de las garras de un temible ogro. Sí, parece que hay jefes finales en este Through the Nightmares.

Este ogro no nos pondrá las cosas nada fáciles

En este caso, el juego nos propone escapar de nuestro captor mediante una sucesión de saltos y esquivas bastante complicadas y donde un mínimo traspiés nos hará darnos de bruces con nuestro enemigo. Y cuando creemos que ya hemos escapado de él, comienza una caída libre hacia la nada en la que nuestro rival se acompaña de cuchillas, púas y paredes para evitar que escapemos de él. Sin duda, esta experiencia supone un soplo de aire fresco que bien le puede venir a este Through the Nightmares.

Tantos intentos como granos de arena en el desierto

Otro aspecto interesante es que nuestro personaje no cuenta con una barra de vida como tal: un simple golpe y volvemos a la casilla de salida … o no, porque si encontramos un reloj de arena podremos establecer un punto de guardado intermedio donde queramos dentro del nivel. Eso sí, las reapariciones aquí son limitadas: una vez hayamos hecho nuestro cuarto intento infructuoso, tocará volver a empezar de nuevo la fase en la que estamos de Through the Nightmares.

Además del avance lateral, también hay momentos de caída libre

En ese punto, cabe resaltar que los desarrolladores del título le han dotado de un nivel de dificultad bastante adecuado: no te pasarás todas las fases a la primera, pero a base de esfuerzo, paciencia y observación del escenario pronto irás avanzando por cada uno de los niveles de Through the Nightmares.

La versión de demostración disponible en la página oficial de Steam nos deja probar los 7 primeros niveles y puede ser completada sin problemas en unos veinte minutos que, honestamente, me han dejado con ganas de mucho más. Me gustaría destacar su espléndido control con mando, que hace que cada uno de nuestros fracasos solo pueda ser achacable a nuestra torpeza y no a ningún motivo técnico.

Los relojes de arena nos darán alguna nueva oportunidad, pero no son infinitas

En cuanto al apartado artístico, Through the Nightmares apuesta por gráficos poligonales sencillos, emulando el aspecto estético que proporcionaron juegos de plataformas de varias generaciones atrás. Dicho lo cual, es justo resaltar la gran calidad de sus escenarios, plenos de detalles, y la fluidez con que se mueve el título en ordenadores de distinta potencia. Respecto a la banda sonora, de momento solo hemos podido disfrutar de un par de pistas que alternan entre la melancolía y el frenesí cuando nos persiguen los enemigos.

Sin duda, este Through the Nightmares me ha dejado muy buen sabor de boca y recomiendo a los lectores que le deis un tiento a la demo. Quizá no goce, de momento, de la variedad de mecánicas de otros títulos de plataformas pero en este caso está claro que la apuesta del estudio está en buscar saltos precisos y agudeza del jugador para cambiar de forma en el momento justo. No está mal proponerse un reto de vez en cuando y espero con ganas el lanzamiento de su versión final en 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí