Impresiones de Wasted Worlds (PC)

Wasted Worlds

Wasted Worlds combina reciclaje y amenazas alienígenas para amantes de los FPS.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Pensábamos que habían pasado los tiempos en los que un desarrollador en plan hombre orquesta era capaz de desarrollar él solo un título completo. Josh Presseisen nos demuestra con Wasted Worlds que estábamos equivocados al crear un curioso juego de reciclaje en planetas remotos con una base de FPS. Vamos a ver que tal está quedando la experiencia.

El espacio, la última frontera… ese lugar al que todos soñamos con ir para vivir épicas aventuras, remotos lugares en los que armados de nuestra pistola láser traeremos la paz y la justicia …, o reciclaremos toda la basura que nos tiren encima. Esta es la premisa principal de Wasted Worlds, limpiar de basura el planeta antes de que la contaminación acabe con nosotros.

Crescent Moon Games es un estudio indie afincado en Nueva York, Estados Unidos que lleva más de 10 años lanzando títulos para PC, consolas y dispositivos móviles. Sus creaciones siempre han tenido medios de producción bastante modestos, pero han solventado estas limitaciones con mucha ilusión y ganas de llevar al mercado creaciones que no tendrían lugar en los estudios tradicionales. Su fundador, Josh Presseisen, es el autor de Wasted Worlds, este título en versión alfa del que vamos a contaros nuestras impresiones.

En Wasted Worlds el planeta vertedero te necesita

El juego comienza cuando llegamos al planeta Ratatoon para sustituir a un encargado con muy malas pulgas que no quiere jubilarse. Recién llegados nos toca aprender de cero la profesión. Nuestro objetivo es limpiar de basura el planeta mientras sobrevivimos a la contaminación y a una serie de enemigos que intentarán hacernos la vida imposible.

Para ayudarnos en nuestra aventura dispondremos de un armamento limitado pero que irá creciendo, una serie de tiendas con armas e ítems interesantes y unos planos de construcción que deberemos ir comprando para crear la maquinaria necesaria para triunfar en nuestra epopeya recicladora.

Toca sustituir a un nuevo jubilado

Los controles de movimiento básicos son los habituales en los FPS, las teclas WASD con la ayuda del ratón, nada complicados a estas alturas del partido. El resto de las funciones extras de Wasted Worlds se manejan utilizando teclas configuradas en exclusiva para cada función.

Análisis de F1 2021 (PS4). Directo al trono de la automoción

Bastante más que un FPS al uso

Usaremos la tecla B para construir con la ayuda del botón izquierdo del ratón, la tecla ALT para mostrar donde está el cursor, la tecla N para borrar una estructura, la tecla E para interactuar con los elementos del decorado y la maquinaria, la tecla I para ver el inventario, la tecla Q para el cambio rápido de armas, la tecla U para manejar los drones cercanos, la tecla P para ver el flujo de la electricidad hacia la maquinaria y por último la tecla C para ver los contratos activos.

La basura lo inunda todo en Wasted Worlds

De toda esta ensalada de teclas se puede deducir la mecánica del juego, que es sin duda su plato fuerte, tenemos que combinar un juego de acción FPS junto con un título de construcción de maquinaria que recuerda ligeramente al Fortnite -aunque no tiene nada que ver- junto a una experiencia de gestión de dinero y materiales bastante ligera. La mezcla le da personalidad, no es que el resultado sea muy potente, pero por lo menos hace de él un título diferente.

El funcionamiento básico consiste en recorrer el escenario, reciclar basura para ganar dinero, con el dinero comprar planos de maquinaria para construir las herramientas que nos ayudarán a limpiar todo a mayor velocidad y sobrevivir a la rampante contaminación del entorno. La basura no para de ir creciendo, constantemente, el planeta en el que estamos es todo un vertedero espacial.

Además de ganar dinero reciclando recuperamos materiales con los que construir las máquinas de apoyo, estas son herramientas para transformar los desechos, torretas de defensa, centrarles energéticas, tendremos que ahorrar bien los recursos que recogemos para no quedarnos estancados.

Las arañas espaciales son tan feas como las arañas normales

El peor enemigo no es el que imaginas

Los enemigos son o de tipo biológico -como unas enormes arañas- o formados por la propia contaminación. En ambos casos son bastante torpes, nos atacarán de manera individual y con el arma adecuada no supondrán ningún reto. Disponemos además de la ayuda de unos drones voladores que podremos pilotar a distancia, son verdaderas máquinas de destrucción masiva.

En Wasted Worlds podemos también manejar vehículos para hacer más breves nuestros desplazamientos, si la evolucionan bien puede ser un añadido interesante al conjunto, por ahora no aportan demasiado salvo darle una sensación más envolvente al conjunto. A lo largo de la partida dispondremos también de un minimapa -y de un mapa- que no cesaremos de consultar para ir de un sitio a otro, es tan útil que para orientarse hay momentos en los que manejarás al héroe mirándolo directamente sin prestar atención a la pantalla.

Quién tiene un dron asesino tiene un tesoro

El principal enemigo de Wasted Worlds es la contaminación que crecerá constantemente asfixiándote y matándote, no dejando que puedas jugar con una sensación de calma. Este título no pretende conseguir una experiencia relajada basada en la gestión tranquila, le mete adrenalina con esta cuenta atrás impasible, una pena que la IA de los enemigos no acompañe.

Para cuando Wasted Worlds sea lanzado su desarrollador afirma que tendrá de 6 a 8 mundos, 6 armas por planeta, varios personajes con los que interactuar, nuevas estructuras y un modo multijugador. Esperemos que con estas mejoras consiga darle mayor empaque ya que hasta el momento creemos que se queda algo corto en cuanto a posibilidades.

A purificar el aire se ha dicho

Wasted Worlds no entra por los ojos precisamente

A nivel visual Wasted Worlds es bastante pobre, está lleno de carencias, comprensibles dado que el equipo de desarrollo está compuesto por una sola persona. Por la parte humana tiene mucho mérito lo que hace, pero si analizamos el trabajo olvidándonos de ese factor, hasta este momento esta experiencia es muy deficiente. El modelado de los personajes es muy mejorable, demasiado. Las texturas de los mismos muy pobres, las animaciones al mismo bajo nivel. Suponemos que andarán tan cortos de presupuesto que no han podido tirar de la ayuda de alguna factoría o de alguna librería genérica de recursos para paliar algo el problema.

Los decorados son repetitivos, vacíos, no hay nada especial en ellos. El motor gráfico mueve todo con facilidad, por lo menos esa parte está bien resuelta, aunque dado el poco trabajo que tiene que llevar a cabo no es de extrañar. La iluminación es un poquito mejor, los cambios de ciclo día noche están bastante bien comparados con el resto del conjunto. Los enemigos también superan la media, tanto los arácnidos mutantes como los entes formados con basura son bastante pasables.

La recolección de material para construir maquinaria es uno de los pilares de Wasted Worlds

Es una pena que este apartado no tenga mejor nivel, las mecánicas tienen su punto original, pero al pasarlas por el tamiz visual de esta experiencia pierden toda su fuerza, se desinflan y pierden interés. Esperemos que puedan mejorarlo.

Un plano sonoro bastante parco

Esta versión de Wasted Worlds no dispone de banda sonora salvo algún pequeño ritmo ambiental, así que centra todo el acompañamiento de fondo en una serie de sonidos atmosféricos continuos. En cuanto a los efectos son bastante corrientes, no llaman la atención, cumplen bien su función ya que reflejan las acciones de nuestro protagonista, su maquinaria y los enemigos, pero no son para nada memorables, conforme los escuchas tienes la sensación de haberlos oído en decenas de títulos.

El capitalismo siempre termina llegando a todos los confines de la galaxia

Las voces son escasas, están en inglés, pero la calidad del doblaje es buena, rompen un poco con el tono amateur de la experiencia. Por ahora no me he encontrado con demasiados textos hablados, pero supongo que en la versión definitiva habrá más personajes con voz propia.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch