Impresiones de Wingspan

 Wingspan en su formato físico se encuentra actualmente en el puesto 23 de entre 18.000 juegos en la base de datos de BoardGameGeek de los mejores juegos de mesa de la historia. Con semejante valoración, no es de extrañar que para finales de 2019 el juego ya hubiese colocado más de 200.000 copias. Ahora Steam se llena del canto de los cientos de pájaros de este juego y he probado la demo disponible en la que tendremos acceso al nivel de tutorial y aprenderemos el funcionamiento básico de las partidas.

El objetivo de este juego será conseguir la mayor cantidad de pájaros en nuestras reservas naturales, estando distribuidas en 3 filas representadas como bosque, pradera y agua. Para esto contaremos con más de 150 cartas en las que encontraremos especies norteamericanas reales, desde pequeños gorriones a buitres o águilas.

El juego no solo funciona como un juego de cartas, sino que además tiene un fuerte componente estratégico ya que cada carta tiene unas determinadas características (coste, tipo de nido, hábitat). La partida se estructura en cuatro rondas, en las cuales cada jugador dispone de un número limitado de turnos. En cada turno se podrá ejecutar una de las acciones disponibles (poner huevos, recolectar alimento, o conseguir nuevas cartas por ejemplo).

Además cuando jugamos en uno de los hábitats, se activa también el efecto que nuestras cartas tengan descrito, pudiendo realizar acciones extras como por ejemplo comernos algún pequeño pájaro de nuestros rivales con un águila y al final de cada ronda se evaluará un criterio concreto por el que se otorgarán más puntos a cada jugador.

Esta guardabosques nos enseñará a jugar paso a paso.

Sin embargo, la demo apenas permite libertad de juego, ya que gran parte de la misma la pasamos de manera totalmente guiada en la que solo podemos hacer las acciones que nuestra guía nos va dictando, y únicamente tendremos un par de turnos en los últimos compases de la partida para hacer unos pocos movimientos a nuestra elección. Así que tendremos que esperar a la versión final para poder exprimir por completo todo el componente estratégico del juego, en el que además podremos jugar contra la IA o contra otros jugadores de manera online o local hasta un máximo de 5.

Melodías relajantes que transportarán nuestras mentes a zonas y paisajes en plena naturaleza

Visualmente el juego es muy atractivo, en lugar de plasmar el tablero del juego de mesa tal cual en pantalla, se ha reestructurado aprovechando el entorno digital para distribuir las 3 filas de manera independiente. Mostrando perfectamente en pantalla las bonitas cartas con las que cuenta el juego y las preciosas ilustraciones de las más de 150 aves de las que podremos disfrutar durante nuestras partidas.

Al final de cada turno nos mostrarán la posición de cada jugador y el criterio de puntuación.

Wingspan se promociona además como un juego relajante dentro de su género, y no es para menos, pues las partidas estarán acompañadas además de su colorido apartado visual por melodías relajantes que transportarán nuestras mentes a zonas y paisajes en plena naturaleza, pudiendo disfrutar además del canto de los pájaros que tendremos en nuestra carta, con sonidos capturados directamente de las aves en sus entornos naturales.

Aunque todavía no tiene fecha de salida ni precio confirmado, Wingspan promete enamorar a los amantes de las aves, la naturaleza en general y los juegos de cartas con un título bonito, que aunque puede ser un tanto complejo de entender en sus primeros minutos, será una fantástica alternativa para jugar en casa con toda la familia con la comodidad del formato digital.

Los comentarios están cerrados.