Primeras impresiones de Dragon Ball The Breakers (PC). Una idea discutible, una pésima ejecución

Dragon Ball The Breakers

Os contamos qué nos ha parecido la beta cerrada de Dragon Ball The Breakers, una experiencia original dentro del mundo creado por Akira Toriyama. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

No seré yo quien diga que a veces no está mal arriesgar, sobre todo si hablamos de franquicias muy establecidas. El ejemplo más claro, quizá el más fácil, lo tenemos con Super Mario, que naciendo como un juego de plataformas ha contado con incursiones en casi cualquier género imaginable como los deportes, los puzles o los party games. Otras muestras de versatilidad las encontramos en franquicias como Halo, Final Fantasy, Sonic o también en la que es protagonista de nuestras impresiones de hoy, Dragon Ball.

Aunque la mayoría de las propuestas jugables surgidas de la franquicia creada por el inmortal mangaka Akira Toriyama pertenecen al género de lucha, también hemos visto incursiones en otros como los RPGs de acción y por turnos, como el último Dragon Ball Z Kakarot e incluso en juegos de cartas. Lo que no nos podíamos esperar es que su nueva iteración tuviera forma de multijugador asimétrico, siguiendo las bases de títulos recientes como Aliens Fireteam Elite o Dead by Daylight.

Análisis de Sherlock Holmes Chapter One

En este tipo de juegos, un grupo de jugadores hacen piña para derroca a otro que posee unas capacidades individuales claramente superiores a las del resto. En este caso, ir en solitario supone una muerte casi directa y la colaboración entre los miembros del equipo será imprescindible para llevar la tarea a buen puerto. A grandes rasgos esto es lo que nos propone este Dragon Ball The Breakers donde tendremos que unir fuerzas con otros humanos para derrotar a grandes villanos de la franquicia, o escapar de ellos.

En Dragon Ball The Breakers tendremos que hacer piña con otros seis compañeros para derrotar al villano

Obviamente, este título carece de cualquier tipo de motivación argumental más allá de otro de esos universos paralelos por los que parece viajar Trunks constantemente. En este caso, nosotros como humanos nos vemos atrapados en una suerte de limbo en el cual estamos atenazados por la presencia de villanos como Cell, Freezer o Buu.

En este caso, un aspecto interesante es que durante las partidas podremos asumir el rol de humano o de villano, aunque en este último caso tendremos que cruzar bastante los dedos para que nos toque ser el malo de la película, cosa harto complicada y que se basa en un sistema de prioridades que va dotándonos de más probabilidades cuantas más partidas juguemos, si es que tenemos la paciencia suficiente para ello.

Como villano, y en el caso de Cell, empezamos en un estado larvario

Escapar o atrapar, esa es la cuestión

En Dragon Ball The Breakers el rol de jugador tiene unas tareas predeterminadas que cumplir si quiere escapar del villano de turno. Con el fin de poder invocar a la máquina del tiempo que nos haga huir de la terrible situación, tendremos que encontrar diversas llaves repartidas en las distintas zonas del escenario. Una vez conseguidas todas, podemos iniciar el escape, ya sea en solitario dejando atrás a nuestros compañeros o en grupo.

Eso sí, no penséis que en Dragon Ball The Breakers vamos a poder realizar esta tarea de manera sencilla ya que nuestro rival intentará noquearnos para evitar que escapemos. En el caso de Cell, único villano controlable en esta beta cerrada, podremos ir detrás de los distintos jugadores intentando absorberles: cada vez que acabemos con uno de ellos iremos adquiriendo fuerza que nos permitirá evolucionar desde el estado larvario hasta la forma perfecta. En el caso de que caigamos en combate, nuestros compañeros podrán reanimarnos mientras que no haya pasado un cierto tiempo límite.

En Dragon Ball The Breakers Cell puede absorber humanos para ir aumentando su poder

Dicho lo cual, no creáis que estamos indefensos frente a la amenaza. Podemos librarnos de ella mediante alguno de los ítems de los que disponemos, como son barreras de energías o lanzacohetes e intentar huir de la zona en la que estemos mediante una cápsula espacial o del socorrido gancho. Por cierto, nuestro rival puede ir destruyendo zonas limitando bastante nuestro movimiento, haciéndonos huir hacia otras más seguras.

Por si esto fuera poco, no creáis que en Dragon Ball The Breakers nos olvidamos de los héroes de la franquicia, a los que podremos “invocar” si acumulamos cubos de energía, que encontramos tanto desperdigados por el escenario como nos son otorgados por algunos supervivientes a los que podemos rescatar. En este caso, cuántos más cubos recojamos mayor será el nivel del aliado al que llamar, eso sí, durante un corto espacio de tiempo en el que más nos vale apalizar al rival de turno. También podemos invocar al Dragón Shenron si logramos obtener las 7 bolas mágicas, las cuales podremos encontrar, al igual que a los aliados, usando radares específicos que hallaremos por el escenario.

En Dragon Ball The Breakers podremos encontrar cubos de energía o ítems ofensivos en las cajas desperdigadas por el escenario

Imposible rescatar un barco que se hunde a plomo

Quizá sobre el papel la idea no suene mal, de hecho, podría ser hasta entretenido. El problema de este Dragon Ball The Breakers es que, simplemente, no funciona. El aspecto más grave viene ya de la concepción del título en sí: la diversión que proporciona el hecho de ser el malo no tiene ni punto de comparación con lo insulso que resulta afrontar la experiencia siendo un humano raso. En un mundo en el que las ondas de energía y los vuelos son orden del día, tener que ir a pie sin poder hacer nada más que disparar una pírrica pistola es, simplemente, desconcertante.

Incluso siendo el villano no creáis que la experiencia mejora, ya que en este caso entra en juego el verdadero némesis de este Dragon Ball The Breakers, su entorno gráfico. Claramente basado en el de Xenoverse 2, y teniendo en cuenta que estamos frente a una beta, hacía tiempo que no veíamos una cámara tan alocada, que impide situar bien al personaje o, en el caso del gran enemigo, movernos con soltura por el escenario. Además, la versión probada va a trompicones, no ofreciendo una tasa de imágenes estable en ningún momento.

El escenario disponible en Dragon Ball The Breakers contiene biomas distintos conectados de manera abrupta

Tampoco ayuda a la diversión que solo hayamos podido disfrutar de un escenario, aunque esto seguro mejora en la versión final, y los numerosos errores de conexión que han hecho que el juego se cuelgue más de una vez. Además, creo que el sistema de probabilidades no está del todo bien calibrado ya que solo una vez en más de veinte partidas me ha tocado ser el villano, que es la única parte algo divertida de este Dragon Ball The Breakers. Todo esto ha hecho que, por primera vez en mucho tiempo, haya deseado no seguir jugando a una propuesta de una franquicia que llevo muy cerca de mi corazón.

Análisis de Combat Mission Cold War

Como he mencionado previamente, Dragon Ball The Breakers no es un portento técnico y se nota claramente cómo se basa en ese Xenoverse que ya tiene sus años. Los personajes humanos son genéricos a más no poder y los escenarios cuentan con un nivel de detalle paupérrimo, con elementos que nos dejan ver más el píxel que lo que querríamos. En cuanto al apartado sonoro, poco más que nuestros pasos escucharemos si somos humano raso mientras que en el caso de los villanos sí que oiremos una genérica tonada de acción.

Sinceramente, le queda mucho trabajo por delante a este Dragon Ball The Breakers si quiere ser una propuesta mínimamente competitiva. Creo que el problema no está en el apartado técnico, que también, sino en el concepto jugable en sí. En un mundo tan rico en personajes y poderes, hacernos asumir el rol de un humano indefenso no acaba de resultar divertido. El hecho de tener que realizar tareas muy repetitivas y descompensadas con las de nuestro compañero, y rival, en la partida hace que estemos casi deseando caer en la batalla para renacer en la siguiente como uno de los grandes villanos de la franquicia.

El aspecto técnico de este The Breakers denota claramente que usa el motor de Xenoverse

Y esto, el querer que una partida acabe cuanto antes, es algo que no tengo claro que el buen hacer de DIMPS y Bandai Namco puedan resolver con prontitud. Quizá sea el momento de seguir el ejemplo de eFootball 2022 y volver a talleres antes de sacar un producto que pueda hacer daño a una de las grandes franquicias audiovisuales de todos los tiempos.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon