Impresiones de King’s Bounty II (PC). Aventura, Fantasía y Estrategia a partes iguales

King's Bounty II

En King’s Bounty II el mundo de Nostria está en peligro: solo un pequeño grupo de héroes podrá poner fin al caos y la destrucción que se avecinan y su éxito depende de tu ingenio, tus decisiones y tus dotes como estratega.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hemos podido jugar a King’s Bounty II, la nueva entrega de una saga que llegó para revolucionar el panorama de los juegos de rol occidentales. Después de más de 30 años del lanzamiento del título original, ha llegado hasta nosotros en forma de beta cerrada y os traemos unas impresiones recién sacadas del horno.

A comienzos de los años 90, el rol occidental o CRPG y la estrategia eran dos de los géneros más populares entre los jugones de PC de la época. Títulos como Ultima o Warcraft hacían las delicias de los jugadores gracias a sus universos de fantasía y aventuras épicas.

No es de extrañar, por tanto, que una desarrolladora tuviera la idea de unir ambos estilos naciendo así King’s Bounty, un juego de rol occidental que implementaba mecánicas de estrategia en un novedoso sistema combate táctico por turnos, creando todo un subgénero dentro de los CRPG que daría lugar, más adelante, a IP’s tan conocidas como Heroes of Might and Magic.

Impresiones de Encased

Mucho ha llovido desde entonces, pero los aficionados a este tipo de juegos no olvidamos las sensaciones del primer King’s Bounty. Debido a esto, tras el anuncio en 2019 por parte de 1C Entertainment, del desarrollo de la segunda entrega numerada de la franquicia, hemos estado contando los días hasta su lanzamiento que tendrá lugar en poco más de un mes. Pues bien, la espera ha dado sus frutos y en Guardado Rápido hemos podido jugar hasta 10 horas de contenido y os vamos a contar qué sabor de boca nos ha dejado.

La primera diferencia que observamos en King’s Bounty II respecto a sus predecesores la encontramos en su historia y en el aspecto narrativo. Según las palabras de sus desarrolladores, se han inspirado en producciones como El Señor de los Anillos o La Historia Interminable por su combinación de entornos únicos y de gran belleza con una ambientación oscura y una trama más adulta de lo acostumbrado.

El mundo de Nostria se encuentra en una de sus etapas más oscuras, los diferentes condados conspiran contra la corona en pos de su independencia y la seguridad de las tierras del reino se ve continuamente amenazada por monstruos, nigromantes y bandidos. Por si fuera poco, el rey Claudio ha sido asesinado y el reino ha quedado en manos de su joven hijo, el príncipe Adrian, quien deberá hacer todo lo posible por unir de nuevo el reino mientras un extraño culto oscuro avanza como una plaga asolando todo a su paso.

En King’s Bounty II una plaga de muertos vivientes amenaza la paz del reino, la influencia de Warcraft III parece innegable

Por suerte, el nuevo rey no estará solo ante semejante empresa y contará con nuestra inestimable ayuda: en este caso, podemos asumir el mando de uno de los tres héroes. El primero es el guerrero, un antiguo miembro de la guardia real que se ha convertido en un mercenario. Aunque es incapaz de hacer magia, sus grandes dotes de liderazgo hacen que sus guerreros posean las mejores características de combate.

También podemos asumir el rol de la hechicera, una poderosa condesa con grandes dotes arcanas. Utiliza su magia para lanzar poderosos sortilegios de aire, fuego, muerte y oscuridad, diezmando las huestes de sus enemigos. Finalmente contamos con el paladín, un líder natural con capacidades mágicas, capaz de reclutar el mayor número de unidades antes que cualquiera de los otros héroes. Sus habilidades le permiten sanar y potenciar las características de sus unidades en combate.

Cada uno de ellos cuenta con su propio trasfondo y personalidad, la cual vendrá marcada por 4 cualidades: orden, anarquía, poder y astucia. Estas propiedades, contrapuestas entre sí, serán la clave para determinados elementos de nuestra aventura y afectarán en aspectos como la afinidad con las tropas, las habilidades del personaje y las diferentes elecciones que se presentarán tanto en conversaciones como en la resolución de las misiones.

Cada decisión que tomemos afectará de forma directa al avance de la trama que, si bien contará con un único final, tendrá un desarrollo no lineal y con múltiples opciones y caminos alternativos.

Aivar, un legendario héroe de la guardia real convertido ahora en mercenario, será uno de los 3 personajes que podremos controlar en King’s Bounty II

La exploración jugará un gran papel en King’s Bounty II. El vasto mundo abierto de Nostria está compuesto por enormes localizaciones exteriores representando cada uno de ellos diversos biomas. Hay zonas de bosque, de montaña, paisajes nevados, antiguas ciudades etc.

En King’s Bounty II recorrer cada palmo de tierra nos reportará grandes recompensas como equipamiento, nuevas unidades para nuestro ejército o nuevos conjuros si jugamos con la clase hechicero, etc. Para ello dispondremos de una montura con la que cubrir grandes distancias en poco tiempo o, también, los puntos de viaje rápido que encontraremos diseminados por el mapa, aunque siempre podremos escoger ir a pie si es que así lo deseamos.

Análisis de Dark Deity

Cada nuevo lugar que visitemos en King’s Bounty II nos planteará diversas situaciones y conflictos en los que nos veremos obligados a tomar parte de una forma u otra. De este modo estableceremos nuevas alianzas con diferentes facciones y afianzaremos aún más, la personalidad del protagonista y su alineamiento con respecto a las 4 propiedades citadas anteriormente.

Cabe destacar que, aunque las distintas facciones que nos encontremos en los conflictos siempre representarán las caras opuestas de una misma moneda, no hay necesariamente una parte buena y una mala. King’s Bounty II es un juego de grises donde en más de una ocasión nos costará decidir qué bando está más cercano a nosotros y por qué.

Nuestra montura hará que los viajes en King’s Bounty II sean mucho más rápidos mientras exploramos su mundo

Pero si hay un aspecto que, sin duda alguna, brilla con luz propia es su sistema de combate. Las batallas se desarrollarán en el mismo entorno que estaremos explorando, aunque se acotará el escenario a modo de arena y se desarrollarán en tres fases.  Primero tendremos una pantalla en la que podremos ver el estado de nuestro ejército y el rival: sus unidades, el poder de ataque, la moral de las tropas etc. En este punto podremos decidir si queremos pasar a la acción o preferimos aplazar el combate para reabastecernos y organizar a las tropas.

Si decidimos que estamos preparados, comenzará la fase de despliegue, la cual es muy similar a la de un wargame de mesa/tablero. En ella podremos recolocar nuestras unidades en función de sus cualidades para adquirir una posición más ventajosa antes de iniciar el enfrentamiento. En King’s Bounty II es importante tener en cuenta que el escenario puede jugar a favor o en nuestra contra, por ejemplo: las unidades a distancia necesitan tener una buena línea de visión, los elementos de escenario ofrecen cobertura, etc.

Una vez esté todo listo, dará comienzo la lucha. Cada unidad, aliada o enemiga, actuará en el turno que le toque según el valor de su estadística de iniciativa. Conocer bien nuestras unidades, sus debilidades y fortalezas, así como el alineamiento de cada tropa será un factor clave si queremos tener éxito en las contiendas. Aunque podremos combinarlas como queramos, si empleamos guerreros de alineamientos contrarios la moral del batallón bajará, lo que afectará de forma negativa a sus estadísticas y a su desempeño en el combate.

Las batallas estratégicas por turnos son, sin lugar a dudas, el plato fuerte de King’s Bounty II

El héroe de King’s Bounty II también podrá tomar parte en la refriega gracias a sus habilidades y/o hechizos. Dispondremos de un número limitado de usos de cada una de ellas y no podremos usar más de uno por ronda como norma general: esto añade una vuelta de tuerca más haciendo que cada combate sea un auténtico reto de estrategia y de optimización de recursos.

Si la jugabilidad de King’s Bounty II luce de forma espectacular, no podemos decir lo mismo de su apartado técnico y artístico que presenta luces y sombras. Aunque, para ser justos, debemos tener en cuenta que estamos ante una beta que no tiene por qué ser representativa del acabado final del título.

En general el diseño de escenarios y exteriores está bastante trabajado en King’s Bounty II, contando con multitud de detalles y, en algunos casos, mostrando escenas gran belleza. Las batallas son un auténtico espectáculo, repletas de luces y efectos de ambiente o mágicos que las dotarán de un carácter épico y una teatralidad que harán las delicias de los jugadores.

Los escenarios de King’s Bounty II muestran una belleza y un nivel de detalle acorde a la ambientación al estilo de El Señor de los Anillos escogida por sus creadores

Todo esto se ve ensombrecido por unos personajes que no presentan el mismo mimo y cariño, con expresiones totalmente planas y unas animaciones un tanto toscas: detalles que, como decimos y esperamos, puede que encontremos perfectamente pulidos y rematados en la versión final del juego.

En definitiva, lo que hemos podido probar de este King’s Bounty II nos ha dejado una grata sensación. A pesar de los detalles técnicos que se podrían mejorar, el título parece tener cualidades suficientes como para atrapar el interés del jugador y hacerle disfrutar de una experiencia desafiante y divertida al mismo tiempo. Estaremos muy atentos al próximo 24 de agosto, fecha en la que será lanzado oficialmente para PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch