Impresiones de Guardian of Lore. Espada y magia para salvar el conocimiento

Impresiones de Guardian of Lore. Espada y magia para salvar el conocimiento

En Guardian of Lore encarnaremos el príncipe Sayri, que debe proteger las historias de la magia malvada que busca borrarlas para siempre

Guardian of lore nos plantea una historia de dos hijos que traicionan a su padre, después de ver como conquista y masacra a otros reinos. Un hijo se queda como rey y es querido por el pueblo. El otro hijo empieza a atesorar todo el conocimiento en una Biblioteca Mística que alberga libros de leyendas perdidas.

Pasados muchos años, encarnaremos el príncipe Sayri, que tiene que proteger estas historias de la magia malvada que busca borrarlas para siempre. Estamos ante un juego de plataformas 2D con mecánicas muy reconocibles de otros juegos del género y una ambientación medieval de espada y brujería.

Empezaremos la demo sin ningún tipo de arma o defensa. Encontraremos la espada y nos toparemos con los primeros combates. Más tarde encontramos un escudo que se nos irá desgastando por el uso. Los escudos tienen tres estadísticas que nos da a entender que tendremos de muchos tipos, una de ellas es la invulnerabilidad a algún elemento por lo que tener el adecuado será importante para llevar a buen puerto nuestra aventura.

Podremos encontrar armas a distancia como bombas o lanzas, estas están limitadas por número y tendremos que utilizarlas de forma inteligente. Las magias no pueden faltar en este tipo de juegos y tendremos de ataque y de curación. La magia de ataque es una bola de fuego que se moverá en la dirección que estemos mirado, pero es muy débil y no vale la pena usarla contra los masillas del juego, que son resistentes a esta.

El control de Guardian of Lore es mucho mejor con mando, yo no pude jugar con este por culpa de un bug, ya que al utilizarlo se me bloqueaba el juego en una carga. Por lo que tuve que jugar con el teclado. Jugar con el teclado es más complicado por los botones asignados dificultando los controles.

Ya que “Ctrl“, “Alt“, “Shift“, y el “Space“ son los elegidos para la acción junto con las flechas del teclado. Olvidando las teclas más usadas para estos juegos, pero utilizando las teclas Q y E para algunos objetos especiales dificultándolo aún más, ya que nuestros dedos tienen que atravesar todo el teclado, siendo a mi parecer muy incómodo.

La jugabilidad tampoco ayuda mucho ya que el movimiento es tosco. Los enfrentamientos son ortopédicos sin mucha dificultad, en muchas ocasiones es más difícil el combate debido al escenario, que al enemigo. Las plataformas muchas veces no enganchan bien con el personaje y con un salto que llega a la plataforma veremos cómo caemos al vacío sin saber el porqué.

Cuando llegamos a un boss de Guardian of Lore, la cosa cambia y nos plantea un buen reto con mecánicas conocidas e intuitivas, que se ve empañadas por lo tosco del control, que será el verdadero enemigo a batir. Cuando bloqueamos un golpe que viene de la derecha de nuestro héroe, este retrocede por el golpe. Pero si el golpe bloqueado viene por la izquierda nuestro héroe avanza en la dirección del golpe. Por lo que en alguna ocasión que son varios ataques continuados nos vemos expuesto o incluso morimos, porque el boss ataca desde arriba y como todo escudo solo nos defiende de ataques laterales.

Los menús están muy cuidados y son muy intuitivos, encontrando fácilmente lo que buscamos y muy bien explicados. La demo está en inglés, aunque nos indica que el juego estará en castellano en su versión final.

El apartado artístico de Guardian of Lore es simple pero efectivo, con unos enemigos animales o guerreros que les cuesta reaccionar, pareciendo un poco torpes. La música es correcta y encaja muy bien en la ambientación, está a la altura de las circunstancias y es disfrutable. Los efectos sonoros ayudan en la acción, me atrevería a decir que es lo mejor de la demo.

En resumen, Guardian of Lore es un juego de plataformas en 2D con la posibilidad de una evolución muy grande tanto en hechizos como en la jugabilidad. Podría convertirse en un juego muy disfrutable, pero en su estado actual, su mejorable control nos va a lastrar la experiencia. No obstante es una demo y tiene tiempo para mejorar ya que su base es buena.