Impresiones de Marvel’s Iron Man VR

Impresiones Marvel's Iron Man VR

Impresiones de Marvel’s Iron Man VR. Este Marvel’s Iron Man VR es uno de los juegos más esperados de la VR, antes de la salida de la nueva generación de consolas. Nos ponemos en la armadura de Iron Man para surcar los cielos en dos misiones diferenciadas la primera es un tutorial de como volar. Haciéndonos pasar por los típicos checkpoints y enseñándonos la mecánica del disparo con unas dianas. La sensación de vuelo es una gozada, los controles son muy intuitivos y en mi experiencia no tardé en adaptarme a ellos sin problemas. En cuanto al ataque tenemos dos tipos. Ataque a distancia que será el que más utilizamos en esta demo y golpe con los puños.

El tutorial es rápido e intuitivo.

La jugabilidad está basada en el vuelo de Iron Man. Desde un principio nos ponemos el traje y aprendemos los conceptos básicos. El vuelo se basa en la posición de las manos, siendo la dirección de estas junto a los gatillos de los Move, lo que nos proporciona el empuje para dirigirnos durante el vuelo, hasta que no interiorizas esto se puede complicar el vuelo, pero se hace de forma muy intuitiva rápidamente. También disponemos de un acelerón pulsando dos veces seguidas los gatillos.

Recibiremos ataques en 360º por lo que tendremos un botón para hacer un giro de 180º o lo podremos realizar físicamente, por lo que el cable de las PSVR nos puede suponer un problema y un poco difícil de controlar de primeras. Los ataques a distancia se lanzan con el botón Move y tenemos un indicativo de donde estamos apuntando, siendo muy fácil saber hacia dónde lo hacemos. Si lanzamos muchos ataques seguidos se nos calentará el guante y tendremos que esperan a que se enfríe. El ataque con los puños se usa muy poco en la demo, pero puede dar mucho juego ya que nos proporciona un pequeño impulso hacia delante para conectar el golpe.

La sensación de volar es maravillosa.

La Demo nos enseña a movernos en un escenario de las playas de Malibú y nos harán volar pasando por todos los alrededores de las grandes rocas que están cerca de la playa. La sensación desde un principio es muy inmersiva y la fluidez de los movimientos está muy conseguida. Primero nos harán disparara los objetivos marcados para familiarizarnos con el disparo y después tendremos que realizar un pequeño circuito para poder avanzar. De aquí pasamos al capítulo uno, que nos sitúa en la acción frenética del volar defendiendo el avión de unos drones y presentándonos al villano del juego después de una cinemática, inspirada en el propio film de Iron man, que nos meterá totalmente en la acción.

Esta acción es por momentos frenética, y nos obligará a movernos y disparar a todo lo que se nueva. A pesar del frenetismo, en ningún momento noté la sensación de mareo que producen algunos juegos. En total no tardaremos más de 25 minutos en terminar la demo, dejándonos con un muy buen sabor de boca, pero con la sensación de que puede ser muy repetitivo si no se trabajan las situaciones. La dificultad al ser tutorial y el primer capítulo es baja, pero eso no quiere decir que al avanzar en el título no se complique.

Los enemigos que nos presenta son drones que no nos darán demasiados problemas y morirán fácilmente con dos disparos. Posteriomente se nos muestran otros drones un poco más duros, pero tampoco suponen un reto en ninguna ocasión. Los enemigos nos disparan unas bolas de energía que se mueven lentas y son fácilmente evitables, pero el daño que recibimos es menor, aunque nos disparen varias veces. En cuanto al apartado artístico, el juego muestra unos gráficos “realistas” a la altura de lo esperado, tanto en la playa como entre las nubes, sabiendo las limitaciones de las gafas de PlayStation.

Las situaciones en la misión son espectaculares.

El doblaje es de buena calidad como nos tiene acostumbrado Sony en sus exclusivos. La voz de Iron man y Pepper no son las de las películas, pero eso no es un problema. Los efectos sonoros están muy bien trabajados ayudando a la inmersión. La música aparece con fuerza en los momentos épicos dándole un toque cinematográfico muy bueno.

En definitiva, estamos ante una demo que nos muestra muy buenos mimbres para que sea un gran juego, con una buena inmersión y con un villano misterioso. Lo mejor sin duda es la sensación de que realmente somos Iron Man, algo que nos va a dejar una gran sonrisa en la boca. Como negativo la imperdonable pantalla de carga en un momento que recuperamos nuestro traje, que corta la acción en el instante que nos metemos de lleno en el papel. La demo nos deja un regusto amargo de duda, porque si no se ofrecen situaciones variadas, el juego se va a desinflar rápidamente por repetitivo, cosa que sería una verdadera pena. El 3 de Julio lo podremos comprobar.

Los comentarios están cerrados.