Impresiones Mortal Shell. Alma buscando cuerpo que habitar

Mortal Shell agrega soporte 4K

Mortal Shell no se esfuerza un ápice en esconder lo que es. Un título que bebe a borbotones de los títulos de la saga Souls desarrollada por From Software y que tantos buenos (y malos) momentos nos ha dado en los últimos años. Dicho lo cual, aporta suficientes novedades en sus mecánicas con la intención de considerado uno de los grandes herederos de la fórmula Souls. Veamos si la propuesta de Cold Symmetry está a la altura. 

En busca de un heredero a la altura

De vez en cuando, en la extensa historia de los videojuegos, hay títulos que en sí mismo son capaces de definir un género como puede ser la saga Super Mario para los plataformas o la serie Final Fantasy para los RPG. En otras ocasiones, definen un tipo en sí mismo, como es el caso de los diferentes capítulos de la serie Dark Souls.

Este género de juegos son, en el fondo, RPGs de acción pero sus mecánicas únicas basadas en escasez de recursos para la supervivencia y, sobre todo, combates tácticos donde el timing es primordial, les han hecho convertirse en referente e inspiración para multitud de desarrolladores. Por citar algunos, tenemos los recientes The Surge 2 o Code Vein e, incluso, podríamos considerar herederos suyos propuestas como Resolutiion o Dead Cells.

Nuestro protagonista no es que esté pasando por su mejor momento al inicio de la aventura

Mortal Shell es claramente un título que bebe sin ningún tipo de vergüenza de las bases de la famosa saga de From Software aunque, eso sí, con ciertas novedades que le dan un toque original a la experiencia. Hemos podido jugar a una versión beta que, aunque iba a estar cerrada en sus inicios, finalmente se ha abierto a cualquiera que quiera probarlo a través de la Epic Games Store.

Debido a las limitaciones asociadas a ser una versión preliminar, poco podemos hablar del argumento de Mortal Shell. Según comentan los desarrolladores, nos encontramos en un mundo destrozado donde los restos de la humanidad se marchitan y se pudren. Bajo las órdenes de un “Padre Oscuro”, tendremos que atravesar paisajes lúgubres y hostiles mientras buscamos santuarios ocultos de sus devotos seguidores.

Un ser misterioso nos otorga nuestra primera arma con la que tendremos que abrirnos camino

Un alma errante que busca un cuerpo que habitar

Nuestro papel es el de un ser bastante “esquelético” que tiene la habilidad de ocupar “Shells”, entendiendo a estos como vestigios físicos de guerreros caídos en combate. El personaje principal tiene muy poca vitalidad y defensa, y encontrar estos receptáculos donde introducirnos será clave para nuestra supervivencia. En la beta hemos podido probar dos tipos de “Shell”: un guerrero y un ladrón. Aunque el modo de manejo de ambos es idéntico, sí que presentan características diferenciadoras que nos harán escoger a uno u otro según la situación a la que nos tengamos que enfrentar.

Cuando nos encontramos con un guerrero caído, podemos introducirnos en su cuerpo y controlarlo

El guerrero tiene más defensa y sus golpes hacen más daño, a costa de tener menor estamina y ser algo más lento. Por el contrario, el ladrón es mucho más ágil y puede realizar más acciones de manera consecutiva sin cansarse. Intercambiar entre ambos parece sencillo según lo visto en la demo de Mortal Shell; una vez que encontramos el “Shell” del ladrón nos hallaremos en una especie de panteón fúnebre donde descansan los cuerpos de aquellos guerreros caídos que hayamos ocupado previamente.

En este mausoleo podemos intercambiar entre los “Shell” que hayamos descubierto

Esta posibilidad de cambiar el tipo de personaje con el que jugamos marca una de las diferencias principales con la saga Dark Souls. En Mortal Shell no tendremos que complicarnos en configuraciones al empezar la partida, sino que podremos cambiar al vuelo su perfil.

El segundo guerrero que encontramos es un ladrón que nos permitirá ser más rápidos y sigilosos

Otra de las novedades está en la ausencia de escudo para defendernos, aunque se nos proporciona una habilidad conocida como “Harden” o endurecimiento mediante la cual podremos convertirnos en piedra y evitar un impacto de nuestro adversario. El resultado de aplicar esta habilidad es que tendremos unos instantes para preparar una acometida propia u escapar del que estuviéramos a punto de recibir. Sobra decir que no podemos usarla tanto como queramos, sino que tendremos que esperar a que se rellene su medidor asociado para volver a activarla.

La habilidad de endurecimiento es clave para mitigar el impacto de las acometidas de los rivales

Finalmente, otra característica que destaca a Mortal Shell respecto de su saga de referencia es la ausencia de lugares de resuello como podrían ser las hogueras o elementos que devuelvan gran cantidad de vida de una tacada. Aunque sí contaremos con diversos objetos que recuperan la salud y que iremos recogiendo en nuestro avance, ninguno de los que hemos podido encontrar cumplen la función de los frascos de Estus.

Por tanto, tendremos que ser muy cuidadosos en nuestro avance por los variados escenarios de Mortal Shell si no queremos ver a menudo la pantalla de Game Over o, como pretende el título, convertirnos en los maestros del parry.

El mejor ataque es la defensa … y el parry

Mortal Shell tiene como una de sus mecánicas básicas el parry, mediante el cual, con un timing adecuado, seremos capaces de parar las embestidas del rival y, si somos bastante avezados, devolvérselos de manera devastadora. La novedad radica aquí en que, si podemos atacar tras bloquear la acometida enemiga, recuperaremos parte de la barra de vitalidad. Y más aún, si hacemos suficientes bloqueos, podremos emplear un ataque especial que modifica nuestra arma ligeramente. La mala noticia aquí está en que ajustar la pulsación del botón para lograr el parry no es sencillo en absoluto y tendremos que entrenar si queremos sacarle provecho.

Ese momento épico en que logras enlazar un parry con un contraataque

Respecto al sistema de control de Mortal Shell simplemente hay que comentar que, salvo lo mencionado antes, se maneja exactamente igual que cualquiera de los juegos de From Software. Contamos con un botón para ataque normal, otro para uno más fuerte, con la posibilidad de realizar también un ataque en salto. Contamos con acceso directo a 6 objetos del inventario (que podemos configurar mediante el menú apropiado) que podremos usar con la cruceta. Realmente uno se siente como en casa y la curva de aprendizaje de los controles es muy baja.

El protagonista de Mortal Shell cuenta con las dos típicas barras que muestran su vitalidad y su estamina pero, en este caso, contamos con dos adicionales. La primera, situado al costado izquierdo de las principales, nos indica la posibilidad de volver a ocupar un cuerpo una vez nos despojen de él. Porque sí, cuando nuestra vitalidad llega a cero no morimos directamente sino que salimos del cuerpo que estábamos ocupando.

Obviamente, dadas las débiles características del personaje que manejamos en Mortal Shell, tendremos que huir y esperar el momento en que el cuerpo que estábamos ocupando no esté rodeado de adversarios para volver a introducirnos en él (o buscar otro cuerpo alrededor). Esto, de manera implícita, nos da dos vidas enteras lo cual ya os digo que no va a venirnos nada mal. La otra barra nos indica la posibilidad de realizar el ataque especial ya mencionado como resultado de efectuar correctamente los parrys.

Cuando nuestra vida llega a cero por primera vez, somos expulsados del cuerpo que estábamos habitando

Una experiencia breve, variada e intensa

La versión que hemos probado de Mortal Shell contiene tres áreas diferentes. La primera, muy breve, sirve a modo de tutorial donde se nos enseña a controlar el personaje y testar la habilidad de endurecimiento. La segunda, Fallgrim Outskirts, tiene una apariencia boscosa y nos brinda la oportunidad de poner a prueba nuestra capacidad de bloquear embestidas en la piel de un caballero. La última zona, Abandoned Chamber, nos sitúa en unas cavernas tenebrosas y repletas de adversarios bastante inquietantes y nos permite manejar al ladrón. Esta área acaba con el enfrentamiento contra un jefe final.

Este bosque es tan poco acogedor como parece

Durante nuestra breve pero intensa experiencia en Mortal Shell nos hemos podido combatir numerosos rivales que, por cierto, son diferentes entre sí tanto en apariencia como en patrones de movimiento. Contamos con los enemigos básicos armados de porras o hachas, pero pronto nos enfrentaremos ya a enormes guerreros con lanzas o arqueros. Hemos de destacar que la inteligencia artificial es bastante agresiva; una vez somos avistados por un adversario hará todo lo posible por perseguirnos y acabar con nosotros. Los contrincantes de la segunda zona añaden una capa extra de monstruosidad, enfrentándonos a seres que podrían haber salido de cualquier juego de terror reciente.

Las criaturas a las que nos enfrentaremos hace tiempo que dejaron de ser humanas. Ésta, concretamente, te hará perder la cabeza …

El enemigo final al que hemos de confrontar para superar la demo de Mortal Shell, Enslaved Grisha, cumple con todos los cánones de un boss de un título de la saga Souls. Grande, feroz, estéticamente muy detallado y con patrones de movimiento únicos. En este caso además se une que luchamos en una caverna helada y que, de vez en cuando, caen estalactitas del techo como resultado del choque del jefe contra una de las columnas.

El jefe final es una criatura que está esclavizada y que paga su frustración con nosotros y con las columnas que le rodean

Además de batallar frente a los diferentes adversarios, Mortal Shell premia nuestra exploración ofreciéndonos objetos que nos ayudan en la aventura. Una característica novedosa es que muchos de ellos reaparecen a lo largo de un tiempo, lo cual nos viene de perlas para ir acumulando esas setas que permiten recuperar algo de vida. Además de esto, hemos podido conocer a un mercader que, a cambio de tars (moneda del juego, similar a las almas) nos vende objetos tanto de los usuales como algunos exclusivos.

Este mercader te ofrece objetos valiosos a cambio de tars. Y tiene un gato al que puedes acariciar

Dichos tars pueden ser usados en Mortal Shell para esta actividad comercial o para desbloquear las capacidades de las diferentes “Shells” que nos vamos encontrando. Al comenzar la segunda área, un extraño ser nos ofrecerá conocer los perfiles de los guerreros caídos que hemos ocupado a cambio de una cantidad nada desdeñable de tars. Se supone que cuánto más los conozcamos, más potentes serán nuestras habilidades, pero es algo que no se ha podido comprobar en la versión jugada.

Intercambiando tras con una misteriosa hechicera hará que conozcamos más sobre las “Shell” que ocupamos y aprovechemos mejor sus habilidades

Mortal Shell nos deja con ganas de más

Como hemos comentado, la beta abierta de Mortal Shell consta de tres zonas y un jefe final que se pueden completar en media hora si eres realmente diestro. Pero ya os avisamos de que vais a morir muchas veces, sobre todo intentando convertiros en los maestros del parry para ir con suficiente vida por el mundo. Dicho lo cual, como siempre, con una buena dosis de paciencia y siendo consciente de que a veces la mejor opción es escapar, saldremos adelante.

Sí que es cierto que, en mi experiencia personal en la versión actual de Mortal Shell, me ha bastado con abusar del ataque en salto y la huida para superar la demo aunque he tenido ocasionales momentos de lucidez en los que he encadenado bastantes parrys. Sobra decir que sí, me lo he pasado muy bien independientemente de las veces que he visto la pantalla de game over.

Probablemente la pantalla que más verás durante tu experiencia de juego

Técnicamente Mortal Shell funciona muy bien. Gráficamente no sorprende demasiado, aunque es necesario destacar el buen trabajo de diseño de los diferentes enemigos. El rendimiento es muy estable haciendo que nuestra experiencia sea muy fluida. Los diferentes escenarios representan muy bien los entornos en los que nos movemos, dando la sensación justa de acogimiento en el caso del bosque y, por qué no decirlo, de miedo en el caso de la cueva.

En cuanto al aspecto sonoro, simplemente hay que indicar que la música acompaña perfectamente la experiencia, sin ser nada especialmente reseñable. Donde sobresale Mortal Shell es en los efectos de sonido y, principalmente, en cómo se usa el sonido envolvente; si estamos muy atentos podremos anticiparnos al siguiente ataque. La beta probada está completamente en inglés aunque la versión final estará traducida (que no doblada) al castellano.

La breve pero intensa experiencia con Mortal Shell ha sido muy satisfactoria. Es cierto que no deja de ser un clon con alguna capa de originalidad sobre los títulos denominados como Soulsborne, pero también es justo mencionar que lo que hace, lo hace muy bien. Las mecánicas nuevas que aporta son originales y añaden un toque aún más estratégico a los combates, teniendo que plantearnos no ya el cómo sino el con quién afrontarlos. Esperamos con ganas el lanzamiento de la versión completa de Mortal Shell para el final del verano, según prometen sus creadores.