Impresiones de Running on Magic (PC). Un plataformas con desplazamiento lateral en el que huimos de la muerte, literalmente

Os contamos qué nos ha parecido este Running on Magic, un interesante plataformas lateral donde tendremos que huir de la muerte, literalmente. Parece sencillo, pero, ¿lo es realmente?

Impresiones de Running on Magic

Saltos, magia y muchas cosas bonitas, si por cosas bonitas entendemos un cuidado estilo pixel art, son las bazas que juega Running on Magic, el título del estudio español Gusarapo Games, formado únicamente por dos personas. Ellos son Inma M. Lobo, que se encarga de la programación del juego, y David G. Vaquero, quien dirige el apartado artístico. Entre ambos han logrado dar vida a este plataformas 2D en el que sentiremos en todo momento que nuestro momento está llegando.

Plataformas y monstruos, los enemigos del que quiere sobrevivir

La base, por tanto es simple: tendremos que avanzar por diferentes niveles superando obstáculos tales como huecos sin fondo o enemigos. La sucesión de estas barreras parece lo suficientemente interesante como para proporcionar una buena dosis de diversión a lo largo de sus cinco mundos temáticos, algo que solo podremos comprobar cuando Running on Magic se lance en algún momento de este verano 2022.

Impresiones de Running on Magic
Nuestras primeras impresiones con Running on Magic han sido positivas

La demo que hemos podido probar a través de Steam nos ofrece jugar un breve tutorial, un nivel y el modo «endless run» que, como su propio nombre indica, se trata de una vertiente en la que el nivel durará tanto como nosotros seamos capaces de aguantar, por un lado, sin perder todos nuestros puntos de salud y, por otro, sin quedarnos rezagados, momento en el que «la muerte no dará caza».

Esto último es lo más interesante de cara a conocer la propuesta jugable del título de Gusarapo Games. De manera procedural, el nivel irá proponiendo una experiencia cada vez más complicada y es que la velocidad aumentará cuando pasemos por una especie de farola en el camino. De hecho, si aguantamos lo suficiente, tendremos una sucesión de plataformas realmente vertiginosa.

Impresiones de Running on Magic
La sucesión de obstáculos y enemigos gana enteros conforme aumenta la velocidad del nivel

Asimismo, además de la necesidad de sincronizar bien los saltos y nuestra posición en la pantalla, también tendremos que hacer un buen uso de la magia, como buen mago que somos. La magia nos permitirá hacer dos cosas, paralizar a los enemigos, lo cual nos dará más puntos de cara a la puntuación final, y planear una vez estemos en el aire.

Mientras que lo primero no me ha parecido especialmente relevante para conseguir superar el nivel, la magia sí nos puede salvar de más de un apuro, además de que habrá ciertas zonas que no podremos solventar sin ella. Eso sí, no es aconsejable abusar de nuestros poderes, ya que son limitados. A lo largo de los niveles podremos recolectar tanto puntos de vida como puntos de magia. Estos últimos se gastarán realizando algunas de las acciones mencionadas antes, por lo que es necesario reconocer bien en qué momentos vale la pena hacer uso de lo arcano.

Impresiones de Running on Magic
Aunque es una apuesta arriesgada, confiamos en que haya alguna sorpresa en la relación entre la muerte y nuestro protagonista

Un mago huye de la muerte, pero la muerte nunca falla

Todo lo anterior conforman una interesante opción dentro de los runner 2D, aunque una de sus facetas me ha llamado especialmente la atención y es su argumento. Como ya he adelantado líneas arriba, el objetivo de nuestro escurridizo protagonista es huir de la muerte, que nos perseguirá durante todo el periplo. En principio, parece que nos ha llegado la hora de abandonar este mundo, pero el mago se defiende como gato panza arriba y corre sin parar.

La idea, por un lado, casa genial con la propuesta jugable de Running on Magic, pero, además, confío en que la relación entre el mago y la muerte nos ofrezca algo más allá de una mera persecución. Mi apuesta viene directamente del tono humorístico del que hace gala el juego, con una muerte que, por ejemplo, se burla de su propio estado de forma, aunque no es el único indicio que me hace pensar que habrá algo más.

Cuando terminamos el primer nivel, la narración adquiere un tono más oscuro y serio, momento en el que la muerte nos dice: » al fin y al cabo, no me voy a ir a ningún lado»; es decir, la muerte siempre va a estar rozándonos los talones, cosas de la vida. Quizás sea una suposición mía, pero será muy interesante ver si hay algo más de profundidad detrás de una máscara de humor y diversión con plataformas.

Impresiones de Running on Magic
El pixel art y la música prometen ser una alegría para nuestra vista y oído

Por último, no puedo terminar estas impresiones sin mencionar el cuidado que destila todo el apartado artístico de Running on Magic. A pesar de que he podido jugar menos de lo que me gustaría, recordemos que se trata de una demo, otra de las características que se han quedado grabadas en mi retina es el mimo que desprende el píxel art del juego.

Sobre todo, si tenemos en cuenta el complemento que lo acompaña, una dulce y cálida canción que suena en cada momento, pero a la vez propicia para un ritmo de juego acelerado. La sinergia, por tanto, que alcanza Running on Magic con estos dos apartados es suficientemente atractiva como para seguirle la pista hasta su estreno dentro de unas semanas.

Al menos, ese es nuestro plan. Desconocemos aún la fecha de lanzamiento concreta, más allá de la ventana de verano, pero la mezcla de plataformas lateral con pixel art y una historia que nos hace dudar de su verdadero tono nos ha parecido, como mínimo, digna de estar en nuestro punto de mira.