Impresiones de Skeletal Avenger (PC). Un rogue-lite sencillo que gira en torno a la venganza

Skeletal Avenger

Skeletal Avenger es un rogue-lite con toques de hack and slash en el que encarnamos a un soldado traicionado que busca venganza una vez convertido en esqueleto.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Últimamente estoy teniendo la oportunidad de probar varios títulos que se basan en el género ”rogue” y que están siendo un auténtico descubrimiento. Os he hablado de obras como Hadean Tactics o Quinterra, los cuales presentaban ideas originales, y ahora le llega el turno a Skeletal Avenger. Sin embargo, esta vez debo admitir que este juego no ha logrado sorprenderme.

En esencia nos encontramos ante un rogue-lite que, si bien tiene reminiscencias al género en que se encuadra, combinándolo con toques de hack and slash, no consigue un resultado sorprendente. Actualmente la propuesta se encuentra en Early Access, por lo que todavía está sujeto a cambios antes de su lanzamiento que se espera para verano de este mismo año. Sin embargo, veo en este título desarrollado por 10tons Ltd algunos problemas conceptuales que considero que deberían ser solventados. Sin extenderme más os dejo con mis primeras impresiones de Skeletal Avenger.

Skeletal Avenger es un rogue-lite desarrollado por el estudio 10tons Ltd y que se encuentra actualmente en Early Access

Una historia que gira en torno a la venganza

La trama de Skeletal Avenger comienza con un soldado que ha sido traicionado y, debido a ello, ha encontrado la muerte. Así, convertido en esqueleto busca venganza y se pone en manos de una especie de Nigromante que encuentra en este personajillo el títere perfecto para comenzar su campaña de dominación. Un inicio que recuerda ligeramente a Medievil y que utiliza la necesidad del protagonista de hacer justicia para iniciar la dinámica de runs propias del género. Sin embargo, la ausencia de un apartado narrativo elaborado provoca que esta justificación sea débil y escasa.

Impresiones de Hadean Tactics

En ningún momento se nos presenta una historia digna de interés y solo a través de unas escenas estáticas se nos contextualiza lo ocurrido para despertar como esqueleto. Además, la información que se nos da de los personajes es escasa y poco original, cayendo en los roles cliché que ya hemos visto anteriormente. Esto es un problema, porque en el género ”rogue” que exige pasar una y otra vez por las mismas etapas si no hay una historia que enganche al jugador es muy posible que éste pierda el interés. Por lo tanto, la falta de motivación a la hora de avanzar es uno de los principales problemas con los que me he enfrentado en este título.

Por otra parte, los diálogos, en inglés, son inmediatos y simples y la información se nos muestra de una forma demasiado directa como si se dirigiera a un público joven. Sin embargo, detalles como la representación de la violencia indican que no es un juego pensado para niños en absoluto por lo que la simpleza del apartado narrativo no encuentra justificación por su público objetivo.

En Skeletal Avenger encarnamos a un soldado que busca venganza tras la muerte

Dejando de lado la sencillez del apartado narrativo, esto podría obviarse si Skeletal Avenger presentara una jugabilidad innovadora, pero lo cierto es que, pese al esfuerzo por añadir diferentes tipos de movimientos, existe una falta de fluidez entre ellos. Atacar no deja de ser bastante mecánico y repetitivo. Contamos con dos tipos de acciones ofensivas: una orientada a grupos y otro a enemigos individuales.

Entre nuestras otras facultades encontramos la posibilidad de realizar un dash y la habilidad de lanzar nuestra cabeza de forma arrojadiza, haciendo las veces de ataque a distancia. Según el sombrero que llevemos puesto en ese momento el impacto conllevará un efecto u otro, pero en mi caso apenas he utilizado esta opción al no haber un sistema de apuntado de enemigos efectiva.

Análisis de Returnal

Cada campaña que llevemos a cabo se encuentra dividida en mapas, contando con varios niveles repletos de enemigos y algún jefe final de zona. Durante el recorrido iremos adquiriendo distintas habilidades a elegir como envenenar al enemigo, hacer daño de fuego, daño eléctrico o incluso podremos cambiar de arma.

Respecto a nuestro arsenal, cada tipo de arma está orientada a un estilo de juego pudiendo encontrar algunas enfocadas en daño pesado, ataques rápido o cuerpo a cuerpo. También, como es típico, tendremos una tienda, podremos consultar nuestros stats y equipar armaduras al personaje.

Y llegados a este punto me veo en la necesidad de señalar algo muy importante: de nada sirve la implementación de todos estos elementos en Skeletal Avenger si los niveles se pueden pasar corriendo. Como se puede ver en el propio gameplay que os presentamos, en cierto momento me percaté de que por el diseño de niveles parecía posible la posibilidad de atravesarlos del tirón sin tener que inmiscuirme en ningún tipo de batalla y así fue.

Análisis de NieR Replicant

Justamente gracias al acelerón, que además atraviesa materia, pude zafarme de todos los enemigos varias veces y llegar hasta las escaleras que marcan el cambio de zona. Es cierto que en según qué momentos puntuales no se va a poder hacer esto, porque habrá una puerta bloqueada que hay que abrir con un mecanismo especial, pero, lo dicho, ocurre en instantes muy concretos.

Por poner un ejemplo, Hades delimitaba mucho el avance. Dividía el mapa por estancias y si todos los enemigos no eran derrotados la puerta no se abría y entonces se planteaba al jugador una elección sobre el camino que seguir. Aquí vemos que además de no ser estrictamente obligatoria la derrota de enemigos la decisión sobre el camino a seguir está representada de forma vaga habiendo muy poco margen de elección. Además, cada nivel de campaña peca de ser muy amplio y, por ende, muy repetitivo.

En general se percibe en Skeletal Avenger una voluntad de añadir todos los elementos con los que se supone que debe de contar el título, pero estos no llegan a calar en el jugador a no haber un trasfondo detrás, como comentaba antes. En todo caso creo que la experiencia que propone Skeletal Avenger adquiere un poco más de diversión si jugamos en cooperativo local.

El mapa se encuentra dividido en campañas en las que encontraremos niveles llenos de enemigos

Varios estilos artísticos en un mismo juego

Uno de los apartados que más me ha convencido de Skeletal Avenger ha sido sin duda el artístico. La propuesta cuenta con una sencilla, pero resultona, puesta en escena. En cierta forma me ha recordado a Medievil o Jack Pumpking al seguir ese estilo cartoon 3D que los identifica, además de contar con una paleta de colores muy similar. Lo que ocurre es que en el título se perciben varias corrientes artísticas distintas; de ahí que en general encontremos una estética infantil y que, de repente, se torne un juego sangriento.

También en los menús de Skeletal Avenger vemos un arte más duro y oscuro que en el gameplay, más similar a lo visto en Darkest Dungeon. Esta contraposición entre un estilo más fantasioso y una representación más cruda también se puede percibir en el diseño de enemigos encontrando desde simples ratas hasta seres totalmente ficticios.

El estilo artístico de Skeletal Avenger recuerda a algunos títulos como Medievil o Jack Pumpkin

Los mapas en sí son demasiado espaciosos y dan la sensación de estar vacíos, aunque estos se encuentren llenos de trampas por el camino. Lo que sí me ha parecido interesantes son algunos detalles como que si explotamos un barril la marca del impacto se quede señalado en el suelo, la aparición de humo si atacamos, el temblor del suelo o los rastros de brasas del fuego: gráficamente cumple de sobras.

En cuanto a su rendimiento, Skeletal Avenger no es una propuesta muy exigente en cuanto a requisitos y tampoco he encontrado ningún fallo gráfico reseñable. Los modelados cuentan con un buen pulido y definición y pese a no contar con un gran despliegue de medios, lo presentado funciona de modo adecuado.

Por otra parte, en cuanto al aspecto sonoro se refiere vemos que éste cumple correctamente con efectos de sonidos aceptables y música de fondo que concuerda con la temática, pero que queda en un papel secundario.

Una propuesta sencilla que aún necesita un poco de trabajo

Skeletal Avenger es, en general, un título sencillo que presenta varios apartados que todavía están a tiempo de ser revisados, aunque el juego completo, como ya hemos comentado previamente, se espera para verano. No deja de ser una aventurilla a la que a lo mejor el género rogue le ha venido demasiado grande y a la que la falta de un aspecto narrativo contundente le hace poner en evidencia la basicidad del resto de apartados.

No nos encontramos ante un juego que esté roto, pero sí frente a una propuesta que queda muy lejos de situarse al nivel de otros referentes y a la que concibo más bien como un escenario de pruebas y experimentación por parte del estudio. La sencillez de sus apartados indicaría que Skeletal Avenger es una propuesta apropiada para la introducción de los más pequeños al género, pero debido a la abundancia de contenido sangriento, se encuentra en un limbo que no acaba de convencer a adultos y tampoco es apto para pequeños. Ahora solamente falta ver si el producto final mejora lo existente. ¡Nos vemos pronto!

Suscríbete a nuestro canal de Twitch