Impresiones de World War 3 (PC). La mezcla perfecta de lo mejor de Battlefield y Call of Duty

World War 3

World War 3 busca resurgir con una nueva versión mejorada y que deja de lado muchos de los elementos que no funcionaron en su early access.

Suscríbete a nuestro de YouTube

Ante el amplio abanico de títulos ambientados en la pasada Segunda Guerra Mundial se produjo un evento de (casi) obligado cumplimiento para todas las franquicias shooter que se mantuvieron vigentes tras la primera década del nuevo milenio: ampliar miras hacia el futuro. Esa Tercera Guerra Mundial se impuso en el mundo de los videojuegos con casi el mismo poderío que el anterior periodo bélico, pero con un mayor atractivo, al menos en un principio.

Sin embargo, este hipotético nuevo conflicto mundial dio lugar a una gran falta de ideas originales por lo que estas IPs despegaron rápidamente hacia un futuro aún más lejano. World War 3 fue uno de esos títulos que se mantuvo impasible ante el cambio, pero cuyo éxito ha sido muy limitado, pero que gracias a esta Veteran Alpha, a la que hemos tenido acceso gracias al estudio Farm 51, hemos podido comprobar que este título quiere resurgir cual fénix y convertirse en un título aún más atractivo.

Conflicto futuro con un desarrollo conocido

Hay que dejar claro que World War 3 sigue siendo aquel mismo shooter lanzado en 2018, pero con un acabado, un enfoque y añadidos que lo convierten en una versión muy avanzada de aquel early access, casi una versión completa y, por supuesto, mucho más divertida. Farm 51 lleva a World War 3 a nuevas cotas de espectacularidad y lo emplaza a medio camino de una experiencia realista de simulación bélica y un arcade.

Análisis de Chernobylite

En World War 3 encontramos los mismos mapas de juego, pero con una versión renovada y amplia en tamaño

En este caso, el estudio polaco ha decidido darle una segunda vida a su título rescatando los mismos mapas y mecánicas del juego base, y ha diferenciado con mayor claridad sus dos grandes modos de juego: Tactical Ops, con la modalidad Warzone, y Duelo por equipos. El primero de ambos es el más destacable y el que, a mi juicio, ofrece la mejor experiencia de juego con un envidiable equilibrio entre Battlefield y Call of Duty. 

Esta modalidad nos ha dejado disfrutar de épicos enfrentamientos de hasta 40 jugadores únicamente en dos mapas de juego: Moscú y Polyarny, una ciudad rusa en la región boreal del continente. El modo de juego es simple en lo jugable, muy en la estela de la modalidad Conquista de Battlefield con un con un total de 6 objetivos que capturar, y mantener en nuestro poder, en partidas de larga duración con multitud de clases y vehículos en escena. 

Hasta aquí un Modo Conquista sin muchos alicientes, pero World War 3 ha implementado la misma mecánica de Battlefield 2042 y por la cual estos 6 objetivos a conquistar se dividen en 3 parejas (A1 y A2, B1 y B2, C1 y C3) con la diferencia de que aquí obtendremos el doble de puntos si establecemos un vínculo entre esos objetivos hermanos controlándolos durante un largo periodo de tiempo. 

Podremos, incluso, inclinarnos para atacar desde un parapeto o una cobertura

Por otro lado, el modo Duelo por Equipos restringe el tamaño de los escenarios y también el número de jugadores, con un máximo de 20 contendientes. De nuevo, el funcionamiento es idéntico a la misma modalidad vista en otros títulos, pero en este caso con un menor atractivo jugable y con los mismos mapas rescatados de su versión early access, por lo que tampoco hay mucho alicientes para quedarse en esta pequeña rama online del juego.

Vehículos, clases y una poderosísima customización

Hay que tener en cuenta que, en todo momento, la intención de los polacos de Farm 51 es ofrecer una visión del shooter clásico donde los vehículos acompañen a los jugadores y no roben el protagonismo de los enfrentamientos. Por ello, el uso de estos medios de transporte y combate, tanto de despliegue pasivo como podrían ser los UAV o helicópteros de apoyo como los que podremos pilotar, se encuentran únicamente en el modo Tactical Ops.

Es por ello por lo que recalco que la experiencia completa la encontraremos en este modo de juego. Su disposición para cada uno de los equipos es equitativa, con una serie de vehículos disponibles en la base y que, al destruirse, irán reapareciendo al cabo de unos minutos.

El juego en equipo es fundamental aunque como en todo shooter, depende enormemente de su comunidad

Comentar que World War 3 es un reflejo de dos sagas tan poderosas como Battlefield o Call of Duty no ha sido a la ligera, y es que esta propuesta también tendremos las clásicas rachas de baja, aunque las implementa con cierto toque propio. En este caso, la obtención de estas rachas no depende de las bajas, mecánica mil veces vista y por la cual al morir el jugador se reiniciaba el contador, sino que están ligadas a la experiencia que obtengamos en el campo de batalla. 

Análisis de The Plane Effect

Esto se traduce en que la experiencia de juego en equipo prima sobre el juego en solitario, aunque en este caso World War 3 desecha la opción de dividir en roles de equipo a los jugadores de cada escuadra. En este sentido, el acercamiento de los polacos rememora aquellos anteriores Battlefield donde cada escuadrón cuenta con un líder que dará indicaciones de objetivos a sus compañeros y éstos podrán hacer uso de diferentes clases para abordar las partidas.

El conocido como gunplay, es decir, el arte de disparar en los videojuegos ofrece en World War 3 una experiencia soberbia. No todo en los shooter es buen diseño de armamento, algo en lo que destaca esta obra, sino que el manejo de las armas se note preciso. Las animaciones ayudan a ofrecer una experiencia realista, algo que sumado a el buen retroceso, apuntado o el mimado en la caída de bala y la penetración de estructuras, hace que World War 3 sea una experiencia, ante todo, divertidísima de jugar.

Ahora no solo podremos hacer uso de tropas rusas o europeas sino que la personalización es muchísimo más profunda

Por otro lado, la personalización es otro de los pilares fundamentales de la experiencia de World War 3. Para ello, el estudio ha examinado piezas y armamento militar reales para ofrecer una experiencia fidedigna. Podremos customizar tanto el aspecto físico de nuestro personaje, como la ropa y accesorios de éste, así como nuestras armas por medio de mejores accesorios o modificaciones físicas de las mismas. Todo ello con un realismo milimétrico con el fin de hacer sentir único al jugador en cada partida.

Una experiencia visual sorprendente, aunque limitado a sistemas de alto rendimiento

En cuanto al apartado visual, World War 3 cumple como podríamos esperar del estudio responsable de Chernobilyte. Para esta nueva versión Farm 51 ha mejorado el motor gráfico de la tercera versión de Unreal Engine a la cuarta, con unos resultados sobresalientes, aunque también rescata los mismos problemas de rendimiento de su versión de acceso anticipado. Para hacer funcionar World War 3 a una calidad gráfica considerable, que poco tiene que temer de otras obras, tendremos que hacer uso de una máquina potente, lo que supone una enorme barrera para muchos jugadores.

La iluminación ha sufrido una mejora sustancial y ahora tendremos iluminación dinámica en todos los escenarios

Todos los escenarios de World War 3 que pudimos ver en su versión anticipada han sufrido una actualización tanto en su tamaño, como he comentado, como en su apartado visual. Este rework ofrece mapas tan realistas como espectaculares y, a pesar de tratarse de ubicaciones muchas veces vistas en este tipo de propuestas, ofrecen una escala y una variedad acorde a un Triple A, aunque con un despliegue más horizontal del que habría preferido.

En referente al apartado sonoro, considero que World War 3 es una obra con un futuro prometedor y con un largo trabajo por delante, pero Farm 51 no ha dado con la tecla para ofrecer una experiencia que nos traslade, de forma tan inmersiva, a este tipo de conflictos. En cuanto al audio, el estudio sigue sin localizar el título al español (tampoco en texto), pero tampoco supondrá un gran impedimento para el jugador menos conocedor del idioma.

En resumidas cuentas, esta Veteran Alpha de World War 3 aterriza en el mejor momento pues ha servido, de forma indirecta, de aperitivo para Battlefield 2042, pero dejando claro que el estudio polaco tiene la intención de pegar un sonoro golpe en la mesa y ofrecer una apuesta bélica a la altura de los tiempos recientes. No obstante y a pesar de que se encontraba en early access desde 2018, Farm 51 ha decidido retirar de la tienda de Valve el título y lo volverán a poner a la venta una vez se actualice completamente a la nueva versión.

Aunque han prometido una mejor consistencia en temas de conexión y estabilidad, el juego tarda mucho en establecer conexión y los problemas de ping son constantes

Un movimiento que los engrandece como estudio y por ello os animamos, a todos los jugadores amantes de los shooter de grandes proporciones, a colocarlo en la lista de seguimiento de Steam y adquirirlo una vez salga al mercado. No obstante, no considero posible que World War 3 salga de Steam y podamos ver una versión de consola. Sea como sea, en Guardado Rápido estaremos al tanto de la evolución de esta IP y os iremos informando de todas sus novedades.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch