Estos son los 10 mejores juegos roguelike: los grandes exponentes del género

Equípate y baja a las profundidades de las mazmorras más difíciles de los videojuegos.

mejores juegos roguelike

Los juegos roguelike se han convertido en uno de los géneros más populares a lo largo de los últimos años. Sin embargo, todo comenzó en 1980 con Rogue. Un juego lanzado para ordenador y que ha servido de inspiración para todos los que han venido después. En este juego, se asume el papel de un aventurero que tiene que descender a una mazmorra, sin morir y volver a subir para completar el juego.

Durante esa misma década se lanzaron más juegos similares y fue un género muy popular. No obstante, a medida que los videojuegos fueron evolucionando, otros géneros tomaron el relevo y los roguelike fueron perdiendo presencia y el interés de la gente. Así llegamos hasta hace unos años, cuando todo vuelve a empezar con la salida de varios juegos tipo roguelike como Rogue Legacy (2013) o The Binding of Isaac (2011) que empiezan a ganar relevancia.Sin embargo, estos nuevos títulos no tienen la esencia completa de Rogue, sino que simplifican y reducen la dificultad y añaden algunas mecánicas y elementos de otros géneros.

En este sentido, los juegos roguelike que vamos a clasificar tienen las bases, la generación aleatoria de mazmorras y habitaciones, pero cambian el mantener ciertos objetos una vez que mueres, cosa que en el Rogue original no pasaba. Esto lleva a que se haya decidido denominar a algunos de estos juegos como roguelite, en lugar de roguelike. Y es que, no son completamente fieles a la esencia de Rogue, rebajan un poco su dificultad y añaden elementos que no estaban presente ni en el original ni en los lanzados después de él.

Para ejemplificar el buen estado de salud de este género, hemos elaborado una lista con los mejores juegos roguelike que se han lazando. No están clasificados de mejor a peor ni siguiendo un orden en particular, sino que, como su propia esencia, se trata de una lista completamente aleatoria en la que están algunos de los mejores juegos de los últimos años.

Rogue Legacy

Rogue Legacy fue uno de los primeros juegos que dio comienzo a esta nueva fiebre por los roguelike. Lanzado en 2013, es un claro homenaje a Rogue (1980) y uno de los mejores ejemplos que existen de juegos roguelike o roguelite. El objetivo, como no podía ser de otra manera, es explorar una mazmorra que se genera de manera aleatoria y derrotar a cuatro jefazos en cada una de sus zonas y al jefe final del juego.

La peculiaridad de Rogue Legacy es que, tras cada partida se conservan algunos objetos desbloqueados y es un roguelike genealógico. Es decir, tras cada muerte, el jugador asume el papel de uno de los descendientes del anterior explorador de la mazmorra. Además, estos descendientes pueden tener modificaciones genéticas tales como hiperactividad (el personaje se mueve más rápido), enanismo (el héroe es más pequeño y ancho) o ceguera al color (se presenta la pantalla en blanco y negro). Cuenta con una segunda parte, Rogue Legacy 2, que fue lanzada hace tan solo unos meses.

The Binding of Isaac

The Binding o Isaac se puede considerar como uno de los precursores del género roguelike actual. Lanzado en 2011, originalmente se trataba de un juego de flash que, en 2014 recibió una revisión sonora, gráfica y jugable que lo han llevado a lo que es ahora mismo. Cuenta con tres expansiones de contenido, Afterbirth, Afterbirth+ y Repentance, que añaden más objetos, personajes jugables, jefes finales, enemigos y habitaciones. La última de ellas, ha supuesto un cambio tan grande que, básicamente, ha modificado el juego y hecho uno nuevo.

The Binding of Isaac cuenta con un trasfondo bíblico y los objetos y personajes están relacionados con la religión católica de una manera blasfema y bastante crítica con ella. Como jugadores, asumimos el papel de Isaac, un niño que tiene que escapar de su madre, que quiere matarlo porque se lo ha ordenado Dios. Isaac desciende al sótano de su casa y cada vez más profundo. Su única arma para defenderse de los enemigos que pueblan las profundidades son sus lágrimas. Así, se avanza por los distintos pisos, cada uno con su propio jefe, hasta llegar a los jefazos finales.

Cada run de The Binding of Isaac es única y diferente de las anteriores. Esto es posible gracias que cada build es distinta y a que cada piso y cada habitación se genera de manera aleatoria en cada partida. Además, cuenta con numerosos personajes, cada uno de ellos con sus propias estadísticas, objeto inicial y tipo de combate. Esta variedad hace que The Binding of Isaac sea uno de los mejores juegos roguelike que nos podemos encontrar ahora mismo.

Slay the Spire

Hasta ahora hemos estado viendo juegos roguelike que tienden más a la acción pura y a la habilidad del jugador. Slay the Spire se aleja de esto y nos ofrece un roguelike de construcción de mazos de cartas. A medida que avanzamos en el juego iremos añadiendo más cartas a nuestro mazo mientras descendemos por distintas salas de una mazmorra que se genera de manera aleatoria en cada partida.

Las batallas de Slay the Spire, al contrario de lo que puede parecer no son estáticas, sino que ofrece un combate dinámico por turnos en el que usamos las cartas para hacer los distintos ataques de nuestros personajes. Personajes que iremos desbloqueando a medida que juguemos ya que, al comienzo tan solo tendremos uno disponible. Cada uno de ellos cuenta con habilidades distintas y cartas propias de su clase. Se trata de uno de los mejores ejemplos de roguelike moderno por las ganas que deja de echarse una partida más y por la combinación de géneros que hace.

Dead Cells

Dead Cells es uno de los mejores roguelike actuales no solo por su jugabilidad o posibilidades, sino también por como integra y justifica la repetición a través de su narrativa. En el juego asumimos el papel de una célula viva que es capaz de infectar cadáveres y hacer que resuciten. Una vez poseído el cuerpo, el objetivo es sencillo: hay que escapar de la cárcel en la que estamos. El juego se construye sobre varias zonas estables en las que cambia es, fundamentalmente la disposición de los enemigos y el mapeado.

Dead Cells destaca también por su sistema de combate, un sistema ágil y con mucha variedad. Y es que, por otra parte, el juego también cuenta con una gran variedad de armas, habilidades y mejoras para que podemos usar para construir nuestra build. Esto hace que cada partida se sienta distinta. Además, en este caso, también se desbloquean objetos de manera definitiva y quedan para siempre en la lista de mejoras y armas que nos pueden tocar.

Dicey Dungeons

Dicey Dungeons es un gran roguelike que pasó bastante desapercibido en el momento de su lanzamiento, pese a ser una creación de Terry Cavanagh, diseñador de Super Hexagon o VVVVVV. Igual que Slay the Spire, se trata de un roguelike de construcción de mazos completamente basado en la aleatoriedad. Y es que no solo es aleatorio como se crean los niveles o enemigos, sino que cuenta con un componente de tirada de dados en el propio combate.

Esto hace que el juego ofrezca nuevas posibilidades dentro del género y sea uno de los mejores juegos roguelike que nos podemos encontrar. Y es que, con el sistema de combate que propone Dicey Dungeons tenemos que encontrar estrategias que nos ayuden a mitigar el componente aleatorio de las tiradas de dados. Además de todo esto, el juego también cuenta con muy buen gusto en su diseño visual y sonoro.

Hades

Siguiendo la estele marcada, al menos en cuanto a lo estético, por sus juegos anteriores, Supermassive Games presentaba Hades en 2020, después de dos años como juego en acceso anticipado. Este roguelike nos lleva al inframundo griego para tratar de escapar de él y llegar a la superficie. En Hades, asumimos el papel de Zagreus, hijo de Hades, en uno de los mejores juegos roguelike de los últimos años.

Este juego cuenta con un sistema de combate rápido y ágil que exige que el jugador tenga buenos reflejos para esquivar los ataques enemigos. Al morir, regresamos al palacio de Hades, donde podemos interactuar con otros personajes y mejorar habilidades para volver a intentarlo en la siguiente run. Durante cada intento de fuga contaremos con la ayuda de los dioses del Panteón, que nos concederán algunos dones para facilitarnos la huida.

De esta manera, en Hades, se establece un bucle muy interesante entre jugabilidad y capacidad narrativa. Y es que, casi con cada muerte, tendremos nuevas interacciones en las que descubrir más detalles de la historia. Por otra parte, se trata de uno de los mejores juegos roguelike para neófitos del género, ya que permite adaptar su dificultad, de tal forma que, cuanto más mueres, más fácil se hace el juego.

Returnal

Returnal es uno de los mejores juegos roguelike que se han lanzado en los últimos años. Desarrollador por Housmarque y exclusivo de PlayStation 5, nos sumerge en una aventura espacial en un planeta desconocido. Returnal es un shooter en tercera persona con mezcla de bullet hell y roguelike. Con escenarios y biomas que se generan de manera aleatoria y muerte que nos lleva a tener que repetir desde el inicio.

Así, nos encontramos con uno de los mejores juegos roguelike por varios motivos: en primer lugar, por la integración de las características del DualSense; por otra parte, por el buen diseño de salas y escenarios a todos los niveles y, por último, por lo satisfactorio que es el movimiento y el combate en este juego. Además, la integración narrativa con el componente roguelike del juego complementa el título de Housmarque, que pronto podría estar disponible también en PC.

Spelunky 2

El primer Spelunky se consiguió abrir un hueco por derecho propio entre los mejores juegos roguelike del momento. Así, Spelunky 2 se lanzó en 2020 para PC y PlayStation 4, llegando más tarde también a Switch y Xbox Game Pass. Este juego combina las plataformas en 2D con elementos roguelike en una aventura compleja pero tremendamente satisfactoria en el momento en el que eres capaz de conectar con él.

En Spelunky 2 asumimos el papel de un explorador que desciende por cuevas buscando tesoros y personas perdidas. Estas cuevas, como no podía ser de otra manera, son escenarios que se generan de manera aleatoria. Por otra parte, cada partida es distinta, no solo por los escenarios procedimentales, sino también por la cantidad de objetos, secretos y retos que propone. Además, cuenta con un modo cooperativo, que puede ayudar a que sea un poco menos frustrante.

Darkest Dungeon

Los roguelike son uno de los géneros más difíciles que existen y la exigencia a los jugadores es máxima. Una buena muestra de ello es Darkest Dungeon. Un juego de estrategia y rol por turnos con un fuerte componente roguelike y muerte permanente. Con un combate clásico de rol por turnos, Darkest Dungeon nos sumerge en un explorador de mazmorras profundo y complejo en el que cada misión puede ser el final para algunos de nuestros personajes. Cuenta con una continuación en Darkest Dungeon 2, exclusivo temporal de Epic Games y que está en acceso anticipado.

Nuclear Throne

Un mundo devastado por la radiación y una pelea por la supervivencia. En Nuclear Throne asumiremos el papel de alguno de los personajes, que iremos desbloqueando a medida que avancemos y completemos determinados requisitos, en un mundo de escenarios generados procedimentalmente. La variedad es la clave en este juego, una variedad que viene dada por las habilidades únicas de cada uno de los personajes jugables. Por otra parte, el combate es uno de los mejores exponentes de los juegos roguelike por lo frenético que puede llegar a ser.

Seguro que nos hemos dejado muchos títulos en el tintero, pero esta es nuestra selección con los 10 mejores juegos roguelike. Un género al que puede ser difícil aproximarse, pero al que, cuando consigues entrar, siempre quieres jugar una partida más. Si lo tuyo no es explorar mazmorras y derrotar a jefazos, los videojuegos son amplios y cuentan con títulos para todos los gustos, tanto para un solo jugador como para jugar con amigos en videojuegos multijugador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí