Microsoft considera a Starfield o The Elder Scrolls como juegos de alcance medio

Microsoft señala que sus juegos medianos, como The Elder Scrolls 6 o Starfield, no afectarán en la comunidad de PlayStation, no tanto como los juegos de nicho y los que tienen una masiva audiencia.

Call of Duty Battlefield Sony microsoft activision

En las 111 páginas de alegato por parte de Microsoft se pueden hallar muchas verdades. Ante una inusual sinceridad, el saber cómo Microsoft trata a los jugadores y el ver cómo ellos visualizan a sus propios juegos es muy esclarecedor. Esta vez han querido desestimar el temor de Sony, al ver que la saga Call of Duty y su permanencia en sus consolas era amenazada. Microsoft señala una vez más que ese no es un plan que pretendan llevar a cabo, y presentan antecedentes y sucesos actuales que convalidan sus palabras.

Señalan que la única IP en su poder capaz de ser comparada con Call of Duty es Minecraft. La visión, como con Minecraft, es situarla en todas las plataformas posibles, sacando el mayor beneficio posible. También ponen de ejemplo a Destiny 2 y su compra por parte de Sony, y su decisión de no volverla una exclusiva. Esto mismo es lo que tienen planeado con el popular shooter. Así mismo, los juegos de nicho, con audiencia fiel pero reducida, también podrían llegar a todas las plataformas posibles.

Aquí se colocó de ejemplo a Psychonauts 2 y Fallout 76, dos juegos que solo tienen en común su escaso público. Al necesitar recuperar la inversión requerida y al no encontrar la suficiente audiencia en su comunidad, deciden expandirla a PlayStation y, a veces, a Nintendo. Entonces, el espectro de juegos que tienen muchas posibilidades de ser exclusivos de Xbox son los juegos de alcance medio, no los grandes ni los pequeños.

Microsoft quiere convertir a estos juegos en exclusivos, siempre con honrosas y probables excepciones

Estos juegos, para la barra de medir de Microsoft, son The Elder Scrolls VI, Starfield o Redfall. Con una considerable cantidad de jugadores dedicados, usualmente se tratan de juegos de un solo jugador. Estos son los que suelen ganar premios, de los que se escriben libros y se vanaglorian constantemente, ya sea por su jugabilidad, por la sensación de mundo abierto o por su historia. Estos son los llamados a convertirse en juegos exclusivos.

Mientras tanto, la popularidad de Call of Duty crece y su compra se vuelve más jugosa. Esto se valida al confirmarse que la versión móvil de Call of Duty Warzone llegará este 2023. Sony también tiene unas cuantas que decir, como acusar a Microsoft de querer quitarlos de la competencia, privándolos del mercado de los shooters más bélicos. En otras palabras, acusan a Microsoft de condenar a Sony a seguir el camino de Nintendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí