Monster Hunter Rise Sunbreak: más grande, más feroz

Monster Hunter Rise Sunbreak Monster Hunter: Sunbreak

Monster Hunter Rise Sunbreak está a la vuelta de la esquina y en este reportaje te contamos todas las novedades que lo convierten en una expansión más que apetecible. 

El próximo 30 de junio llegará esta inmensa expansión de Monster Hunter Rise llamada Sunbreak tanto a Nintendo Switch como a PC y debido a la cercanía de su lanzamiento, Capcom ha ido publicando una serie de vídeos detallando sus novedades, tanto en el aspecto jugable como en el bestiario y en las que hoy profundizamos.

En este reportaje vamos a indagar en lo que se nos ha mostrado desde el estudio japonés, hablando sobre qué pueden aportar las citadas novedades que llegan con este Monster Hunter Rise Sunbreak, qué pueden suponer para la entrega y para la saga y, lo más importante, si merece la pena vuestra atención, ya seáis cazadores expertos o en potencia.

Tal y como nos tienen acostumbrados desde Capcom con relación a la saga de caza de monstruos por excelencia, Monster Hunter Rise contará a partir de finales de junio con una expansión llamada Sunbreak que promete ser todo lo que un cazador podría desear. Si echamos la vista atrás, Monster Hunter World, el videojuego más vendido de la historia de la compañía japonesa ha gozado de muy buena salud desde su lanzamiento en enero de 2018.

En Monster Hunter Rise Sunbreak tendremos nuevos monstruos y nuevos ataques para los ya conocidos

Buena parte de este éxito se debió a la ambición que Capcom logró insuflar al título. La vuelta a consolas de sobremesa, la eliminación de los tiempos de carga entre las zonas de una localización, su imponente apartado técnico y gráfico, su jugabilidad y una buena y amplia selección de monstruos fueron algunos de sus puntos fuertes.

No obstante, si algo hizo que World sea lo que es hoy en día, eso fue el continuado apoyo que recibió por parte de sus responsables en forma de actualizaciones y su gigantesca expansión, Iceborne, la cual introducía un nuevo ecosistema, una nueva base, y muchísimos monstruos, algunos nuevos, como las subespecies de Tobi Kadachi o el Velkhana, y otros viejos conocidos de la saga, como el Tigrex o el Nargacuga.

Con este precedente, es de esperar que Capcom logre ofrecernos de nuevo una expansión interesante de cara a mantener la base de jugadores de la que disfruta Rise pero, ¿lo logrará? ¿Estará Sunbreak a la altura de Iceborne? Eso es algo a lo que aún no podemos contestar, pero sí podemos decir que esta expansión tiene toda nuestra atención.

La batalla dará comienzo al ocaso

De la mano de Ryozo Tsujimoto, productor de la saga, y Yoshitake Suzuki, director de Sunbreak, Capcom nos ha ido mostrando diversas novedades relacionadas con la expansión de Monster Hunter Rise. El primer tráiler en cuestión comenzaba con un tono de oscuridad y misterio, justo lo que rodea a la figura de Malzeno, el Dragón Anciano que protagoniza la portada de Sunbreak, solo para dar paso a la emoción de la cacería con nuevo metraje del monstruo y diferentes mejoras jugables, entre otras cosas.

El Cambio de habilidad intercambiable puede ser una herramienta muy divertida

Pero vayamos por partes. Una de las novedades más interesantes de esta remesa de información de Monster Hunter Rise Sunbreak fue sin duda el denominado como Cambio de habilidad intercambiable. A partir del 30 de junio tendremos disponibles dos sets diferentes de habilidades intercambiables entre los que elegir. Si recordáis, en el juego base teníamos que escoger entre las diferentes habilidades de un arma antes de salir de caza, algo que cambia radicalmente en esta ocasión.

Cada uno de estos sets, o kakejiku, contará con varias habilidades y podremos cambiar en mitad de los combates de uno a otro. Esto, según apuntan desde Capcom, nos permitirá enlazar diferentes ataques, incluso cordoamarres, para lograr así una mayor sucesión de habilidades y aumentar nuestros espectaculares combos.

Saber los límites de cada arma es en sí un arte dentro de la saga Monster Hunter, por lo que disfrutar de combos largos y bien pensados es toda una delicia. Con los intercambios de kakejiku disfrutaremos aún más de crear nuestras propias sucesiones de ataques, por lo que se trata de un añadido que puede dar mucho juego. Eso sí, aunque aún está por ver, esta novedad de Sunbreak puede ser un arma de doble filo, ya que supone que el cazador tendrá a su disposición más herramientas aún para eliminar sus presas.

Recientemente, Capcom ha desvelado las nuevas habilidades para cada uno de los 14 tipos de armas que hay en Monster Hunter Rise Sunbreak. Cada jugador hará uso del tipo que más se ajuste a su forma de luchar, como viene siendo habitual, pero lo que está claro es que estos ataques pueden ser una fuente de daño muy a tener en cuenta si se realizan adecuadamente y en el momento propicio.

Esperemos que los japoneses logren el equilibrio perfecto con este intercambio de habilidades y que las novedades en los monstruos sepan aprovechar una mecánica que puede ser muy divertida, cosa de lo que no dudamos a tenor de lo visto en el Monster Hunter Rise original.

En Sunbreak esperamos combates tanto o más intensos que lo visto en Rise

Cuantas más herramientas para cazar, mejor, pero equilibradas

Nuestro miedo por un desequilibrio entre la amenaza a enfrentar y la variedad de opciones para hacerle frente llega precisamente porque Rise nos ofreció un soplo de aire fresco con la introducción del cordóptero, otra herramienta que podría haber salido muy mal, pero que finalmente logró cumplir con nuestras expectativas. El Cambio de habilidades intercambiables, por su parte, puede ser todavía más delicado, ya que también se ha incluido un esquive nuevo, el cual podremos ejecutar justo después de realizar un cambio de set.

De esta forma podremos cambiar de un conjunto de habilidades a otro de manera más o menos segura, aunque por lo visto en el vídeo es de esperar que el timing sea clave para salir ileso del combate, lo cual añadiría más importancia al dominio de las armas y sus límites, que siempre es buena noticia en esta saga.

Siguiendo con el apartado jugable, también se nos mostraron algunas novedades que bien podríamos catalogar como mejoras en la calidad de vida. Por un lado, ya no será necesario usar el cordóptero para comenzar a escalar paredes, lo cual agilizará todavía más el desplazamiento por el mapa, algo que es de agradecer. La monta de monstruos, por su parte, también ha sufrido un ligero cambio y es que ya no será obligatorio subirnos encima de la bestia cuando esta se encuentre en el estado propicio para ello.

Es decir, cuando un monstruo nos permite montarlo, en vez de estar obligados a hacerlo, podremos seguir atacando con normalidad. No obstante, parece que estas opciones podrán ser cambiadas en el menú de ajustes, para que los jugadores que prefieran la experiencia original no se vean afectados.

Muchos monstruos, nuevos y conocidos, llegarán con Sunbreak

Con respecto a los monstruos, Sunbreak también ha logrado captar nuestra atención. Como viene siendo habitual, esta expansión contará con subespecies de monstruos de otras entregas. A los monstruos introducidos en Rise, como Magnamalo o el Goss Harag, se les unen el Somnacanth Aurora y el Almudron Magma, las versiones de hielo y magma de ambos monstruos, también originales de la región de Kamura.

Además de estos dos monstruos, se enseñó que Seregios, el que fuera el monstruo insignia de Monster Hunter 4 Ultimate, volverá para esta expansión con sus filoescamas más afiladas que nunca. A estos se les suman otros como el Garangolm, el Lunagaron y otros tantos que no conocemos todavía, lo que nos da a entender que tendremos una buena cantidad de amenazas nuevas, pero ha habido uno que nos ha llamado la atención por encima del resto: el Malzeno.

Más monstruos significa más Monster Hunter, y eso está bien

Con tonos rojizos y oscuros, el Malzeno se basa en una de las figuras de terror más representadas de la historia, el vampiro, algo que no solo podemos adivinar por su diseño, el cual involucra conceptos como la nobleza, aristocracia y majestuosidad, según el propio Suzuki, sino también por una de sus habilidades más características. Haciendo uso de unas pequeñas criaturas rosadas que recuerdan a los murciélagos, el Malzeno es capaz de succionar la energía vital de sus presas.

Malzeno y su Plaga sangrienta prometen ser muy interesantes

Esto, traducido al lenguaje del videojuego, da lugar a un estado alterado llamado Plaga sangrienta, con el que iremos perdiendo salud conforme pasa el tiempo. La diferencia de este estado con otros similares como el veneno o las quemaduras, que ha sido una de las novedades que más nos han gustado, es que para eliminar dicho estado tendremos que enfrentarnos directamente con el Malzeno. Con cada golpe que acierte al Dragón Anciano nuestra vida se regenerará en una pequeña porción y, en caso de realizar el daño suficiente, parece que podremos librarnos de esta maldición.

Este estado alterado recuerda mucho a la mecánica que introdujo Bloodborne, la magnífica obra de FromSoftware, la cual nos daba la oportunidad de atacar justo después de haber encajado cierto daño para recuperar parte de nuestra vida, algo que resultaba ser clave para sobrevivir a muchos de los enfrentamientos más complicados. De esta forma, parece que Monster Hunter Rise: Sunbreak busca ofrecer combates aún más frenéticos e intensos cada vez que crucemos la mirada con el Malzeno, un monstruo que seguro será de los más interesantes de esta expansión, aunque aún hay mucho por descubrir.

Pero es que la Plaga sangrienta no se queda ahí, ya que, si no logramos curarnos del estado alterado, el Malzeno gozará de una forma potenciada, dado que ha succionado buena parte de nuestra energía vital. Qué nos deparará esta majestuosa bestia en dicha forma está aún por ver, pero tenemos muchas ganas de poder enfrentarnos a ella ya.

Las misiones de apoyo de Monster Hunter Rise Sunbreak serán exclusivas para el modo de un jugador

Nunca caminarás solo en las misiones de apoyo

Otro de los puntos que nos han parecido interesantes mencionar de Monster Hunter Rise Sunbreak es el de las misiones de apoyo. En estas misiones podremos escoger a un compañero de Kamura o de Elgado, como pueden ser Hinoa, Minoto, Fiorayne o Luchika, entre otros. Estos seguidores, que es como los han denominado, realizarán acciones ofensivas, como atacar o incluso montar monstruos, así como acciones de apoyo, como colocar trampas o curar nuestra salud.

Las misiones de apoyo de Monster Hunter Rise Sunbreak estarán solo disponibles para el modo de un jugador, por lo que se entiende que es una forma de hacer sentir a los jugadores que no hagan uso del multijugador como si realmente estuvieran acompañados de otro cazador.

De nuevo, al igual que ocurre con el Cambio de habilidades, esperemos que estas ayudas estén bien equilibradas, pero en principio nos pareció una buena idea ya que, aunque la verdadera diversión de Monster Hunter se alcanza al luchar con más gente, todavía hay muchos cazadores que prefieren jugar como lobos solitarios o, simplemente, no pueden ir de cacería con otras personas.

Estos son los detalles que nos mostraron en el pasado evento del 10 de mayo, pero Capcom se reservó algunas novedades que no compartieron en dicho vídeo. Tal y como podemos ver en la web oficial de Sunbreak, en esta ocasión podremos encontrar cordópteros mutados, los cuales brillan con más fuerza y, además, nos otorgarán diferentes mejoras en comparación con sus congéneres originales, como mayor facilidad para montar monstruos o más probabilidad de obtener materiales cuando atacamos en dicho estado.

Eso sí, solo podremos hacer uso de un cordóptero mutado a la vez, por lo que no podremos abusar de estas ventajas. Además, con el nuevo ecosistema llegan nuevas criaturas menores, como las arañas volatineras, que podremos usar para dirigir a los monstruos contra obstáculos, o el bicho estallido, que, como su nombre indica, generará una explosión cuando sufran una excitación por parte de una fuente exterior, como un ataque nuestro.

Solo o en compañía, Sunbreak emociona en gran medida

Sunbreak emociona y la cacería está cada vez más cerca

Como véis, tanto Ryozo Tsujimoto y Yoshitake Suzuki, como todo el equipo detrás de Sunbreak, parecen tener las ideas muy claras de lo que quieren ofrecer con esta expansión. Por un lado, mejorar aún más el aspecto jugable, con más posibilidades a la hora de enfocar los diferentes enfrentamientos y con más variedad para dar rienda suelta a nuestra creatividad contra cada bestia.

Además de esto, como no podía ser de otra forma, más monstruos, más cacerías y, en definitiva, más Monster Hunter. Capcom debe ser consciente de la repercusión que ha logrado la saga desde World y actúa en base a ello, pero siempre manteniendo la esencia de la marca, el equilibrio y el respeto que siempre han profesado hacia ella.

Nos quedan muchísimas cosas por conocer aún, como los monstruos nuevos que llegarán con Sunbreak, qué aportará el nuevo rango maestro, qué pasará con las misiones de Frenesí, el contenido del postgame, el argumento de esta expansión, si habrá más novedades jugables.

Sin embargo, lo visto hasta ahora y, sobre todo, nuestra experiencia con estas versiones mejoradas de los juegos base, nos hacen pensar que Monster Hunter Rise: Sunbreak puede estar a la altura de Iceborne, una de las mejores expansiones hasta la fecha. Si esto lo conseguirá o no lo sabremos a partir del 30 de junio, pero desde aquí os adelantamos que tiene toda nuestra atención. ¡Que no pare la cacería de monstruos!