Análisis de La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura (Switch). Los pequeños toman el mando

Patrulla Canina

La Patrulla Canina llega a nuestras consolas con una aventura diseñada para que los pequeños de la casa se adentren en el mundo de los videojuegos.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Generalmente cuando una película o serie tiene éxito, suelen aparecer a su sombra diferentes productos que aprovechan el tirón del producto original. En la actualidad si hay algún producto de este estilo que está copando el mercado, al menos entre los niños más pequeños, ese es sin duda La Patrulla Canina. Desde hace ya varios años, estos simpáticos cachorros han encontrado su hueco, y tanto su serie, como todo el merchandising relacionado con la franquicia son un éxito sin discusión.

Como también suele suceder, y era de esperar, el éxito en la pequeña pantalla lleva a dar el salto a la gran pantalla, y de la mano de este salto, no son pocas las veces que hemos recibido de manera casi simultánea un videojuego. Y eso es lo que ha ocurrido con el último producto de estos heroicos cachorros. La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura, que además de película, tiene videojuego que hoy analizamos en su versión para Nintendo Switch.

La Patrulla Canina es un equipo de cachorros con diferentes habilidades dirigidos por un niño de unos diez años llamado Ryder. Los cachorros además manejan distintos vehículos con los que solventan los diferentes problemas a los que se enfrentan los habitantes de Bahía Aventura, ciudad en la que residen.

La recolección es clave en La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura

En La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura, desarrollado por el estudio madrileño Drakhar Studio, nos encontraremos con diferentes misiones protagonizadas siempre por una pareja de cachorros, y cuyo hilo conductor es el de tratar de salvar a Ciudad Aventura del alcalde Humdinger, el recurrente villano de la serie. El juego es una mezcla de aventura en 3D con alguna que otra plataforma, salpicado con un par de minijuegos en cada una de las misiones.

Lo que queda claro desde la primera misión, es que como es lógico La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura va dirigido a su público objetivo, que no es otro que los niños más pequeños, para los que probablemente este sea su primer contacto con un videojuego. Probablemente todo lo que no sea que lo disfruten ellos, dará como resultado una pequeña decepción ya que, si el niño pese a ser fan de La Patrulla Canina ha disfrutado ya de otros títulos, por pocos que sean encontrarán este juego como algo muy simple.

Rubble en acción. Estos momentos encantarán a los más pequeños

En cada una de las misiones que se nos presentan nuestro objetivo consiste en guiar a nuestros cachorros por los escenarios, en los que se echa mucho de menos algo de variedad ya que parece que siempre estamos en la misma zona de la ciudad, recogiendo las galletas para perro que tanto gustan a nuestros cachorros. De esta manera llegaremos a las secciones de conducción, en las que nos pondremos al volante de uno de los espectaculares vehículos de la flota de La Patrulla Canina, y ahí desde una vista cenital esquivaremos algunos obstáculos siguiendo con nuestra recolección de chuches.

En todas las misiones también encontraremos un lugar en el que nuestros perretes se luzcan, haciendo gala de sus habilidades, ya sea con la excavadora, con el camión de bomberos o con las diferentes herramientas que caracterizan a cada uno de ellos. Aquí y para que los jugadores más noveles no tengan problemas, un único botón será el que nos sirva para solucionar el problema.

Este es uno de los pocos escenarios realmente diferente

Obviamente esto como decía no es suficiente para justificar el juego, pero he podido comprobar en primer plano, como algo que a un niño de siete años le dejaba totalmente indiferente, para uno de cuatro se convertía en una aventura más que emocionante. Pese a ello, no sería justo dejar de comentar que estas misiones, que pueden ser consideradas como la campaña, hacen lo justo que puedan ser disfrutadas y ni de lejos justifican el juego en sí.

La recolección de galletas que encontramos sin parar por las pantallas nos da como resultado al final de cada misión dependiendo de la cantidad total de las mismas, la posibilidad que nos desbloqueen diferentes minijuegos, que en mi opinión se acercan mucho más a lo que es la esencia de La Patrulla Canina y donde el título se hace más disfrutable.

En La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura podemos jugar al Guau Guau Boogie

Si no conoces el lore de la serie y lees “guau guau boogie” quizás pienses que aquí hay una errata, pero nada más lejos de la realidad. El Guau Guau Boogie es un juego dentro de la serie al más puro estilo Dance Dance Revolution, y que es uno de los minijuegos, probablemente el que más, más disfrutable dentro de La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura. En esta ocasión se convierte en un minijuego de ritmo en el que pulsar botones en el momento adecuado. Otros minijuegos consisten en pruebas de habilidad recogiendo chuches en un tiempo limitado, o pruebas contrarreloj.

Estos minijuegos además cuentan con diferentes niveles en los que va aumentando la dificultad, por lo que pueden ser algo más disfrutables por un número mayor de jugadores.

Análisis de The Survivalists (PC). Supervivencia en la isla

También en función de las galletas que encontremos a lo largo de la aventura recibiremos diferente coleccionables, que pueden incitar a picarnos para tratar de completar el título al 100%, algo que no es complicado, pero que si requiere de algo más de atención por nuestra parte.

Pero el mayor activo de La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura es la propia franquicia. En más de una ocasión hemos visto como un producto funcionaba solo por ser de una franquicia concreta y cuidarla de manera correcta. Aquí dentro de las limitaciones de Drakhar Studio, el trabajo cumple, aunque como es norma en el título, sin ningún alarde. Cumple y suficiente.

Las fases de conducción son un pequeño sople de aire fresco

Aunque no lucen igual que los vemos en la televisión, todos los cachorros son reconocibles y se parecen bastante a sus originales, aunque hay cierta distancia con ellos. Además de los cachorros nos encontramos también con Ryder, pero no hay rastro del resto de personajes de la serie, que cuenta con varios secundarios con bastante tirón. Tampoco hacen aparición los diferentes escenarios icónicos de la saga, resultando todo ello una oportunidad perdida, ya que al no contar con una gran jugabilidad, recorrer los escenarios que vemos en la televisión podría haber ayudado a la inmersión en este La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura.

Tampoco en las voces se ha puesto un gran esfuerzo, y una vez más el título se contenta con cumplir. Ryder si que mantiene la misma voz que todos conocemos de la serie, pero es la única que escuchamos a lo largo del juego. Ninguno de los perros dice palabra alguna, lo que es una pena, ya que a buen seguro a los niños les habría hecho ilusión poder oír a sus ídolos.

¿Quién no quiere montar en un camión de bomberos?

En definitiva, los apartados gráfico y sonoro cumplen su cometido aunque carecen de mimo, tal vez debido a que La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura va dirigido a un público que no es nada exigente en ese sentido. Las pantallas de carga merecen mención especial, ya que son excesivamente largas, recordándonos a lo que sufríamos hace ya varias generaciones.

Veredicto

Desde hace ya unos años, los juegos que recrean franquicias del cine o de la televisión están de capa caída. La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura es un caso especial dentro de este género, ya que el título podría considerarse un tutorial para comenzar en el mundo de los videojuegos para los niños pequeños. Y es a ellos, el público al que va dirigido el título, quienes tienen que disfrutarlo y a buen seguro lo consigan. Aun así pese a la simpleza de la propuesta, la idea de los minijuegos amplia algo el abanico de quienes pueden disfrutarlo.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

La Patrulla Canina: La Llamada de Ciudad Aventura

Duración: 5 h.
6

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Hará las delicias de los más pequeños de la casa
  • Los minijuegos pueden resultar atractivos

Aspectos Negativos

  • La franquicia se siente algo desaprovechada a lo largo del juego
  • Jugabilidad muy repetitiva