Grandes personajes de videojuegos: Link

Link

Repasamos la trayectoria de Link, el valiente héroe que ha salvado innumerables veces la tierra de Hyrule y a Zelda, su eterna princesa.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si algo parece cumplirse en cada reino medieval fantástico es que en él siempre tendremos una princesa, un caballero y un villano. La premisa que sigue la saga The Legend of Zelda es una más de las típicas que hemos visto una y mil veces en las historias de aventuras de antaño. Y hoy toca hablar del valiente caballero que las protagoniza, Link.

Nuestro héroe no es exactamente una mascota de Nintendo, ese rol lo asume sin duda Super Mario, pero nuestro hyliano es uno de los personajes más icónicos de la compañía, y su popularidad no ha hecho más que aumentar con el paso de los años. Desde aquel pixelado Link del original The Legend of Zelda al apuesto caballero de túnica azul de Breath of the Wild, todos ellos nos han hecho vivir auténticas odiseas.

Antecedentes

Parece mentira, pero pese a lo mayor que soy, nuestro héroe de orejas puntiagudas tiene más años que yo. Y es que nos tenemos que remontar a 1986 para encontrar al primero de los Link que han recorrido de cabo a rabo la vasta e icónica región de Hyrule. Y sí, digo el primero ya que Link no es un solo héroe al que le suceden las mil y una aventuras sino que, en cada entrega, existe la reencarnación del héroe elegido, todos ellos llamados Link. Lo mismo pasa con la princesa, pues ella es la reencarnación de la diosa Hylia, teniendo cada una de ellas el nombre de Zelda.

Link portando la Master Sword en The Legend of Zelda Skyward Sword.

Si algo caracteriza a todos y cada uno de los Links que manejamos en cada juego son sus reconocidos ropajes verdes y su gorro puntiagudo del mismo color. Por descontado, no hace falta ser un lince para darse cuenta en qué se basó el bueno de Miyamoto, productor general de la saga The Legend of Zelda, para su diseño. En una entrevista declaró inspirarse en un conocido personaje de Disney: cuando empezaron a crearlo, crearon un personaje con orejas grandes y un gorro. En ese momento Miyamoto, al ver el gran parecido que tenía, decidió basarlo en Peter Pan, y de ahí también el color verde de su ropa.

Recordemos que el primer juego salió para el sistema NES, sistema que tenía muchas limitaciones técnicas, entre ellas una respecto al uso de distintos colores. Al ser Hyrule una región con una gran cantidad de entornos forestales, el verde se adaptaría a estas limitaciones a la perfección.

Grandes personajes de los videojuegos: Sefirot

Como curiosidad en los bocetos originales, Link era diestro. Pero les resultó más sencillo traspasar sus movimientos a píxeles y situarlo en la pantalla del juego haciéndolo zurdo, condición que solo ha perdido en las entregas con control de movimiento: Twilight Princess, Skyward Sword y en el último juego de la franquicia, Breath of the Wild.

Otro detalle curioso es el escudo de nuestro protagonista. En su primera y segunda aparición, se nos presenta con un escudo con una cruz cristiano, lo cual bien podría hacer referencia a un caballero medieval cualquiera. Pero realmente, el motivo de usar esta figura es que es fácil de representar en píxel art. Ya en Super Nintendo, Link adquirió un escudo con muchos más elementos dentro de él, como la trifuerza.

Figura de Link del videojuego A Link Between Worlds de N3DS

Antes muerto que sencillo: el estilo de Link a lo largo de los años

Hay personajes que no cambian pero que, con los años, evolucionan. Sonic pasó de su modelaje pixelado en 2D de Master System a los nuevos modelos 3D que podemos ver en el reciente Sonic Colors. Pero esto no es así en el mundo de Zelda, y me explicaré con un ejemplo que cabreó a mucha gente.

Nintendo presentó una demo en la Space World 2000 donde pudimos ver a un Link y aun Ganondorf muy realistas para la época librando un intenso combate. Era el momento de mostrar un nuevo Zelda y la euforia se desató. La sorpresa vino cuando luego Nintendo nos presentó al Link de The Wind Waker, acarreando un alud de críticas que luego vimos que fueron injustificadas. La compañía de Kioto presentó un modelo Cell shading que rompía con cualquier esquema usado hasta la fecha, con un estilo cartoon muy particular.

Dicho estilo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Veníamos de Ocarina-Majora’s, donde pudimos disfrutar de una ambientación más realista, con zonas muy oscuras, incluso de un Link de 17 años. Si bien esto rompió muchas sensibilidades de aquellos que querían ver plasmado en juego la demo comentada, el Cell-Shading dotó a los personajes de un gran carisma. Expresiones de miedo, felicidad podían ser transmitidas a través de ese estilo con facilidad.

Y no sólo hemos tenido Wind Waker como peculiaridad en cuanto a estilos. Skyward Sword sí quiso seguir la línea de mayor realismo y de tener un protagonista más adulto, pero utilizó una paleta de tonos pastel, que convertía el mundo en un cuadro muy colorido. Y el gran cambio en cuanto a su aspecto visual lo encontramos en un remake muy reciente: Link’s Awakening. En vista cenital, siempre nos mostrará un Link más “cabezón”, pero para este caso, el equipo decidió crear un estilo muy similar a esos muñecos Pin y Pon de nuestra infancia que nos enamoró desde el primer minuto y que dio origen a uno de los Amiibo más reconocibles.

Amiibos de Link. Juegos: Breath of the Wild, Twilight Princess, Wind Waker, Majora’s Mask, The Legend of Zelda y Super Smash Bros Ultimate.

Apariciones en videojuegos y otros medios

La primera aparición de Link, como ya hemos comentado anteriormente, data de 1986, estrenándose en la primera consola de Nintendo, la NES. Después de éste, Link ha aparecido hasta en 17 títulos principales de la franquicia, siendo siempre el protagonista absoluto (y único personaje controlable).

Fuera de la saga principal, Link ha tenido otras apariciones en diversos videojuegos. Una de las más destacadas fue la inclusión de éste en el popular Super Smash Bros. de Nintendo 64, apareciendo en todas las posteriores versiones de éste, siendo Super Smash Bros Ultimate el último en el que apareció. Y no solo hemos podido ver a Link manejar una espada. En Wii U fue incluido como corredor en Mario Kart 8 a modo de DLC, en el que mostró grandes dotes de conducción. Además, Link apareció en Soul Calibur II, como personaje exclusivo de la versión de Gamecube.

Cómo curiosidad, Link también aparecía en una serie animada estadounidense que protagonizaba él mismo. Sólo tuvo 13 episodios de 15 minutos cada uno, y no, no perdáis ni un segundo en ver alguno. En ella, la principal diferencia respecto al personaje que tenemos en nuestra mente es su cabello, que pasa a ser completamente negro.

Imagen de Mario Kart 8 Deluxe, dónde podremos controlar a Link como piloto.

Aparición más destacada

La verdad es que es difícil destacar a un Link por encima del resto. Cada reencarnación del héroe muestra características únicas que lo hacen muy especial. Desde el niño que se volvía adulto para salvar el reino al toque de una Ocarina, al marinero que controlaba el viento, expresivo como ninguno, pasando por un Link mucho más maduro y oscuro acompañando a la princesa del crepúsculo o por un Link absolutamente enamorado de Zelda, saltando de un mar de nubes en su rescate hasta uno que sobrevivió a la muerte, tardando más de 100 años en cumplir con su cometido.

Grandes personajes de los videojuegos: Hollow Knight

Así que, sin más armas que mi subjetividad, para mí la aparición más destacada de Link es la de Ocarina of Time. Razones para ello, hay muchas, como las hay para que no sea en absoluto cierto. Así que intentaré explicar por qué creo que ésta es su mejor versión en un juego de la saga principal.

Link y Zelda en uno de sus últimas aventuras para WiiU y Nintendo Switch: Breath of the Wild

La primera: controlamos dos versiones de Link. Inicialmente manejamos a un niño, un Kokiri que descubre que realmente no lo es, pudiendo salir del bosque para ser el Hyliano que siempre debió ser. Después de tres mazmorras y de recibir la Ocarina del tiempo de manos de la princesa, éste toma la espada maestra, transportándose unos años en el futuro donde, como adulto, vence al tirano y vuelve a salvar el reino.

La segunda es la importancia del título en la cronología de la saga. De Ocarina of Time en adelante, ésta queda dividida en tres, dependiendo de la actuación de este héroe durante la aventura. En una de ellas, Link resulta vencido y Ganondorf tiene que ser sellado por los sabios. En las otras dos, el héroe del tiempo sí que resulta victorioso, dividiéndose entre la línea del Link niño y la del adulto.

La tercera es el villano: Ganondorf. El misticismo que tiene el Gerudo en este título, no lo he visto en ningún otro. Maquiavélico al inicio, tramando un plan para hacerse con el control, raptando a la princesa a posteriori y manipulando al poderoso clan al que pertenece. La lucha que tienen Link y él en esta entrega me pareció de lo más épica.

The Legend of Zelda es y será una de esas franquicias eternas. Llevamos ya varias generaciones y la popularidad de la misma no hace más que crecer. No creo ser el único que espera con muchísimas ganas el nuevo trailer de la secuela de Breath of the Wild. De ella, ya sabemos más o menos qué estilo tendrá y que veremos a un héroe más “salvaje”, pero tengo muchas ganas de ver con qué estilo nos sorprende Nintendo en el futuro. Eso sí, siempre recordad: “it’s dangerous to go alone, take this”!

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon