Primeras impresiones de Halo Infinite (Xbox Series X). Empieza la guerra de los Spartan contra la máquina

Halo Infinite

Os contamos todo sobre la beta multijugador de Halo Infinite en la que hemos podido probar dos mapas y disfrutar de algunas de las novedades de la próxima entrega de la saga.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

No lo vamos a negar: tenemos muchas ganas de poner las manos encima a la nueva entrega de la saga Halo. Casi 6 años han pasado ya desde el lanzamiento de la quinta parte canónica de la franquicia y, aunque este Infinite iba a haber acompañado al lanzamiento de Xbox Series S y X las navidades pasadas, finalmente parece que será el protagonista de éstas.

Halo Infinite se mostró de nuevo en el Xbox & Bethesda Showcase del E3 de 2021 y, sorprendiendo a la mayoría, el énfasis de la presentación estuvo en el modo multijugador. Recordamos que éste será free to play (aunque se podrán comprar pases de temporada con dinero del juego y del mundo real) y que sus desarrolladores, 343 Industries, pretenden que tenga una longevidad “infinita”, haciéndole crecer con nuevos mapas y elementos según vaya avanzando la saga canónica.

Análisis de Chernobylite

Pues bien, este fin de semana hemos podido disfrutar de un poco de Halo Infinite gracias a una prueba cerrada (con acceso mediante invitación) que 343 Industries ha preparado para que podamos probar el multijugador del título y, sobre todo, realizar pruebas de esfuerzo relacionadas con la capacidad de los servidores y el funcionamiento del juego en general.

Por fin hemos podido probar Halo Infinite tras varios años de espera

Lo primero que hay que mencionar es que no se nos deja toquetear demasiado con lo que será, sin duda, un modo multijugador bastante profundo. De hecho, no se nos permite elegir mapa ni configuración de partida: siempre jugaremos un equipo de 4 humanos frente a 4 enemigos controlados por la IA en uno de los dos escenarios que aleatoriamente se nos presentan.

En el momento de escribir estas impresiones hemos podido probar dos mapas diferentes: Recharge e Interlock: el primero tiene un ambiente bastante industrial mientras que el segundo contiene secciones en campo abierto. No son especialmente amplios en cuanto a extensión horizontal, pero gozan de bastante verticalidad y cuentan con los suficientes recovecos para que los podamos aprovechar al máximo.

La beta de Halo Infinite nos ha permitido descubrir dos escenarios y reencontrarnos con el martillo

Dispuestos a lo largo de ellos encontraremos cajetines que contienen las diferentes armas que podemos usar para decantar la balanza a favor del equipo de las Águilas (que es del que formamos parte en esta ocasión, conformando la máquina el de la Cobra).

Realmente ha sido un placer reencontrarnos en Halo Infinite con todas esas armas icónicas de la franquicia: la pistola de clavos, el martillo o el rifle francotirador serán algunos de los elementos que conformarán nuestro arsenal. Por cierto, hemos podido probar todas y cada una de ellas en el modo Academia. En él, se nos deja escoger el arma que queremos probar y se nos plantean tres retos diferentes que involucran disparos a enemigos estáticos y rivales en movimiento: según la puntuación que obtengamos se nos otorgarán de 1 a 3 estrellas, siendo este último guarismo complicado de obtener para alguna de las armas.

Al acabar cada prueba del modo Academia se nos otorga una puntuación según haya sido nuestro desempeño

Supongo que cada uno de vosotros tendréis vuestra favorita: yo, particularmente, sigo enamorado del Needler (pistola de clavos) aunque en esta ocasión me he sentido bastante cómodo también con el Pincho 2 (ideal para objetivos lejanos) y el Heatwave. No todas ellas aparecen en los dos niveles que he podido probar y, de hecho, otras como el martillo no son parte de la Academia: entiendo que es por la concepción del modo en sí en este momento donde permanecemos pertrechados tras una trinchera).

Una vez completado este entrenamiento, que no es obligatorio, pero sí recomendable, es la hora de enfrascarnos en las refriegas multijugador. No me ha costado encontrar partida, aunque sí, de vez en cuando, el servidor se ha desconectado dejándome sin nada que hacer (sorprendentemente tampoco dejaba entrar al modo Academia). Las batallas tienen una duración prefijada de 12 minutos, aunque gana el equipo que consiga antes 50 bajas.

En esta beta cerrada siempre formábamos parte del equipo de las Águilas

En las primeras partidas que jugué, nuestro escuadrón no tuvo problemas para alcanzar la victoria, pero he notado que el nivel de la IA ha ido subiendo conforme ha ido avanzando la prueba. En este caso, el modo multijugador de Halo Infinite vuelve a premiar el trabajo en equipo, castigando las aventuras en solitario con muertes bastante rápidas.

A los enemigos les gusta mucho lanzar granadas que acaban con tu vida de un plumazo, pero, como con todo, a lo largo de las partidas se va mejorando y pronto podemos intuir de qué manera nos van a atacar, pasando nosotros a una fase ofensiva más estratégica donde lo más recomendable es buscar a nuestros compañeros e ir juntos en pos de los adversarios.

Hacedme caso: afinad vuestra puntería en el modo Academia antes de batiros a la terrible IA

Desde que se mostró Halo Infinite por primera vez allá por 2020 ya se indicó que dos de las grandes novedades (además de un enfoque más cercano al mundo abierto) iban a venir de la mano de dos nuevos gadgets: el escudo protector y el gancho.

He podido probar ambos y, de momento, me quedo con el primero, que permite desplegar una zona segura (que no indestructible) desde la cual disparar a los enemigos con cierta solvencia. El gancho es ideal para acercarse a adversarios desprevenidos, pero también deja una cierta ventana en la que estamos descubiertos y a merced de los ataques rivales. Sin duda, habrá que probarlo en el modo campaña para sacarle todo su jugo.

El escudo nos permite desplegar una zona segura donde estaremos protegidos de los ataques de los rivales

Me lo he pasado en grande jugando diferentes partidas en el multijugador de Halo Infinite, aunque también me he notado un poco anquilosado: habrá que practicar bastante si queremos ser parte de un equipo con garantías para la victoria cuando se lance el juego más adelante este año.

Me ha sorprendido gratamente el nivel de la inteligencia artificial en la que he reconocido comportamientos gregarios que me hacen soñar con enemigos que no sean simples sacos de balas (aunque las últimas entregas ya presentaban rivales con cierta estrategia) y que nos hagan plantearnos las batallas de una manera diferente.

El trabajo en equipo es clave para ganar en las partidas multijugador de Halo Infinite

Un aspecto interesante de Halo Infinite es que podemos ir progresando en el pase de batalla de cada una de las temporadas, que nos irán dando acceso a equipamiento o nuevo contenido. En la versión actual hemos de completar tareas como realizar un determinado número de bajas o, simplemente, jugar un cierto número de partidas.

Poco se puede hablar del aspecto técnico de Halo Infinite ya que lo que se nos ha dejado probar está muy acotado. Dos escenarios, pocos modelos diferentes de Spartans, no hay material suficiente para juzgar nada más que la fluidez y, en este sentido, el trabajo de 343 Industries es encomiable, mostrando la acción a unos fluidísimos 4K y 60 fps sin ningún tipo de ralentización o popping.

El progreso en el pase de temporada nos dará acceso a nuevos elementos

En cuanto al sonido, las melodías escuchadas siguen la tónica épica de entregas anteriores de la saga, viéndose acompañados por unos efectos de sonido que solo pueden calificarse como rotundos. De momento no cuenta con doblaje al castellano, estando los textos parcialmente localizados ya que en algunas ocasiones veremos un simpático Description, but in Spanish.

Análisis de The Ascent

En resumen, me ha dejado muy buenas sensaciones esta prueba del multijugador de Halo Infinite. Soy plenamente consciente del objetivo y alcance del test, pero lo experimentado hasta el momento me hace tener esperanzas de que 343 Industries vaya a ofrecer un producto de calidad y cuya prometida longevidad puede convertirle, sin duda, en un título de referencia en un mercado quizá saturado. Estemos atentos, pues, ya que el multijugador de Halo Infinite ha venido para quedarse.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch