Sable no es perfecto, pero es pura belleza y te lo mostramos en este gameplay de PC

Acompañamos a Sable, la protagonista de la ópera prima de Shedworks, en su Gliding; el rito de crecimiento personal que nos llevará a recorrer vastos desiertos y estructuras milenarias por el mundo de Midden

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Sable es un título que se ha de jugar una vez en la vida. Su apuesta es tan arriesgada que difícilmente podremos encontrar otros ejemplos parecidos en otras obras del medio, e incluso, de otras artes. Por desgracia, la falta de pulido de ciertos aspectos técnicos puede dificultar el acceso al juego, al igual que la barrera idiomática, y es una lástima que no se lleguen a solventar para que más usuarios puedan disfrutar del título.

A quién pueda hacerlo, ya sea ahora, o en un futuro, le espera por delante una propuesta llena de paz y sentimiento, que nos invita a plantearnos quienes somos en el videojuego, e incluso, con un poco de imaginación, qué tipo de ser humano queremos ser en la vida.

Lo que consigue Sable es que juegues por jugar, tal como respiramos o vivimos. Sable cobra existencia con su propio mundo, y nos recuerda que solo nosotros somo dueños y señores de nuestro tiempo, y por ende, solo nosotros podemos decidir en que lo invertimos.

 

Suscríbete a nuestro canal de Twitch