Cómo derrotar en Salt and Sacrifice a Ture Vasari (Logro/Trofeo: Hematomante)

Salt and Sacrifice

Te contamos dónde encontrar a uno de los magos más temidos de Salt and Sacrifice.

Una vez derrotemos a los magos de la Aldea Cenizarroyo, tendremos que pasar a la zona conocida cómo Bol Gerahn (segunda zona de Salt and Sacrifice) y, de cara a afrontar esta zona, será mejor que nos preparemos para un aumento considerable en la dificultad del juego. Uno de los últimos magos a los que nos enfrentaremos es un Hematomante o mago de sangre conocido como Ture Vasari.

Mucho cuidado con esta mezcla entre vampiro y arácnido, ya que tanto el enemigo principal como los enemigos menores que invoca pueden suponernos un problema. Tendremos que ir bajo el templo de Bol Gerahn y, además, necesitaremos también la piedra de luz que conseguimos en la Ciénaga de Corvius. Cruzaremos el hueco que hay al oeste en la panta más profunda del templo para encontrar a nuestro enemigo.

Cómo derrotar en Salt and Sacrifice a Arzhan-Tin (Logro/Trofeo: Piromante)

Estos son los ataques del Hematomante:

  • Salto y caída: un simple salto seguido de una caída vertical que puede esquivarse fácilmente rodando.
  • Golpazo arácnido: el enemigo golpeará el suelo dos veces consecutivas con las patas que le salen de la espalda. Bastará con rodar en ambos golpes para esquivarlos.
  • Cadena de estocadas: el jefe golpeará con su espada múltiples veces mientras se mueve hacia adelante. Una vez iniciado este combo, podemos rodar a través de él y empezar a castigarlo, pero mucho cuidado con el golpe final pues siempre se girará para golpearnos.
  • Explosión de sangre: el hematomante levanta su espada y da un tajo a la vez que un paso atrás. El tajo creará una onda que se lanzará hacia nosotros a la vez que el jefe comienza una cadena de estocadas.
  • Orbes sangrientos: tres orbes fácilmente esquivables rodando.
  • Rayos sangrientos: nuestro enemigo creará varios orbes por parejas que se unirán con un rayo. Podemos rodar para evitarlo. Mucho cuidado porque estos rayos nos matarán casi con toda seguridad.

Hematomante en Salt and Sacrifice

Lo más importante en esta batalla es aprender bien los patrones de ataque y movimiento del enemigo. Los ataques en los que mejor podemos castigar al jefe son los orbes sangrientos y los rayos sangrientos. Recomendamos llevar muy poco peso de equipo ya que es un combate en el que rodaremos mucho. Una vez consigamos derrotarlo nos otorgará el Logro «Hematomante». Recordad que tenemos una guía completa sobre Salt and Sacrifice en nuestra página.