Square Enix vuelve a retrasar Forspoken de nuevo: ¿God of War el culpable?

Forspoken

Forspoken sorprende de nuevo anunciando un nuevo retraso, esta vez hasta finales de enero de 2023.

El título que Square Enix quería publicar este octubre, Forspoken, se retrasa unos meses hasta 2023. Un tweet de la cuenta oficial de Forspoken ha informado que el juego desplazará su fecha de lanzamiento hasta el 24 de enero de 2023. Han añadido que todos los elementos del juego están acabados, así como también que su desarrollo se encuentra en su fase final. Este anuncio justo coincide con el reciente anuncio de la fecha de lanzamiento de God of War Ragnarok.

El comunicado dice así: ‘Como resultado de las discusiones en curso con socios clave, hemos tomado la decisión estratégica de mover la fecha de lanzamiento de Forspoken al 24 de enero de 2023. Todos los elementos del juego están ya completos, y el desarrollo está en plena fase final de pulido‘, sostiene Square Enix y Luminous Productions. Este último se trata del estudio interno que desarrollaba el título.

El comunicado agradece la espera de aquellos que están esperando el juego como agua de mayo: ‘Nos gustaría daros las gracias por vuestro continuo apoyo y paciencia en este viaje. Vuestro entusiasmo por el juego nos inspira cada día y no podemos esperar a compartir más sobre Forspoken con vosotros a finales de este verano‘. Este título fue anunciado en 2020 presentando a Frey Holland, una joven con poderes y habilidades mágicas cuyo objetivo es sobrevivir a la peligrosa tierra de Athia.

Sin duda se trata de una mala noticia para los usuarios que esperaban con ansia este título. Pasa de octubre a enero de 2023, lo que supone un retraso de unos tres meses y medio, que se suman a los otros cinco desde la fecha inicial prevista para mayo de 2021. Lo último que se supo sobre este título es que había sido clasificado para mayores de edad por estos motivos. Otra interesante noticia es que el título saca pecho de las mejoras que aportan la tecnología de AMD y Microsoft. Esto facilitará el acceso a aquellos usuarios que tengan ordenadores más modestos.