Videoanálisis de Salt and Sacrifice

Salt and Sacrifice es la continuación de Salt and Sanctuary, un souls-like que nos sorprendió en 2016 con su combinación de gÉneros. 

A nadie tiene que sorprender a estas alturas de partida que juntar en un mismo título elementos souls-like con exploración rebuscada es una combinación que, sino el éxito, suele asegurar la atención de los jugadores. Esto mismo debieron pensar en 2016 tanto en Ska Studio como en Devoured Studio cuando nos presentaron Salt and Sanctuary, uno de los juegos indies de la generación que acabamos de dejar atrás.

La propuesta llamó la atención de los jugadores por saber replicar de forma casi perfecta la experiencia de la saga Souls a las dos dimensiones, ofreciendo la dosis necesaria (o no) de combates estratégicos y exploración minuciosa de los escenarios para lograr llegar al final de la propuesta sin acabar del todo con nuestros nervios. Ahora, seis años más tarde, llega su esperada secuela, Salt and Sacrifice, que fue presentada el año pasado en uno de los State of Play de Sony y que sorprende al romper, en cierto modo, con lo que se nos presentó en la primera entrega.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí